Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

El IMIB o el orgullo de la ciencia murciana a la vanguardia mundial en la lucha contra la covid-19

12/07/2020 - 

MURCIA. Cuando el pasado 4 de abril los Reyes de España levantaron el teléfono en su ronda de llamadas a hospitales de todo el país para interesarse por la situación durante la crisis del coronavirus, una de ellas tenía como destino la ciudad de Murcia. Concretamente iba dirigida al Instituto Murciano de Investigación Biosanitaria (IMIB), con sedes en la Arrixaca y en el nuevo campus de Ciencias de la Salud de El Palmar.

El destino de esa llamada era uno de los centros punteros a nivel mundial en las investigaciones para luchar contra los efectos de la covid-19. Y tres meses después, una visita 'real' puso más en valor lo que se está haciendo desde el centro sanitario murciano. 

El IMIB, que se puso en marcha en 2011 con ayuda de la Unión Europea, es una entidad en la que participa el Gobierno central y el autonómico, la Universidad de Murcia y otras entidades. Es uno de los referentes en la investigación contra la covid-19 en España desde el inicio de la pandemia y reúne a un importante grupo de investigadores punteros en su áreas. De hecho, el centro recibió la autorización del Ministerio de Ciencia e Innovación para realizar pruebas de diagnóstico del tipo PCR para la detección de posibles casos de covid-19.

También el Instituto de Salud Carlos III (ISCIII), el referente nacional en la lucha conta la covid, ha amparado y financiado varios proyectos del IMIB. Uno de ellos está liderado por Enrique Bernal, infectólogo, profesor de la Universidad de Murcia (UMU) y coordinador del Grupo Covid-19 del Hospital Reina Sofía de Murcia, y Alfredo Minguela, jefe de Inmunología del Hospital Virgen de la Arrixaca

Estos investigadores principales del grupo de Inmunología e Inmunotolerancia del IMIB buscan posibles marcadores genéticos a través de las células asesinas naturales (NK) del organismo humano para poder identificar a las personas más vulnerables al virus y anticiparse así a las complicaciones de la Covid-19.

El segundo estudio aprobado por el ISCIII está dirigido por Juan Ramón
 Gimeno
, investigador principal de grupo de Cardiopatías Hereditarias y Muerte Súbita del IMIB, jefe de Cardiología y coordinador de la Unidad de
 Cardiopatías Familiares de la Arrixaca, analizará el comportamiento de la infección por el virus SARS-CoV-2 en pacientes con antecedentes de cardiopatías familiares o de insuficiencia cardíaca.

Encarna Guillén, jefa de Genética Médica de la Arrixaca, profesora de la UMU e investigadora principal del IMIB, forma parte del equipo que coordina el estudio ‘STOP-Coronavirus’: un seguimiento y análisis de pacientes diagnosticados de Covid-19 con distinta evolución, en el que se analizan diferentes variables clínicas, marcadores genéticos y respuesta inmune para obtener un modelo de predicción que permita guiar e individualizar el abordaje clínico y terapéutico de la pandemia y mitigar su impacto sanitario y social. 

Este proyecto está liderado por el Instituto de Investigación del Hospital Doce de Octubre de Madrid y cuenta con la colaboración de los hospitales madrileños Fundación Jiménez Díaz (Madrid) e Infanta Elena, además del Hospital Virgen de la Arrixaca.

El IMIB, que está integrado por el Servicio Murciano de Salud (SMS), la
 consejería de Salud y la Universidad de Murcia, presentó un total de 19 proyectos de investigación a la convocatoria del Fondo Covid-19 para financiar proyectos de investigación sobre el virus SARS-CoV-2 y la enfermedad que provoca, la covid-19. Los resultados de estas investigaciones y de otras que se han sumado están permitiendo que se avance a pasos de gigante en la  lucha contra la covid.

Aunque los resultados aún tardarán en llegar debido al poco tiempo que hace, en términos científicos, que surgió el virus, sus resultados y la cantidad de proyectos en marcha demuestran que la ciencia murciana tiene un hueco en la élite mundial.


Noticias relacionadas

next