Hoy es 21 de julio

con 1.556 votos (el 4,6%), se quedó a las puertas del Ayuntamiento

Urbac, la voz de las urbanizaciones de Molina de Segura, mantendrá viva la llama tras el 28M

4/06/2023 - 

MURCIA. Las elecciones de Molina de Segura casi deparan una gran sorpresa en la noche del pasado 28 de mayo. Urbac - Urbanizaciones Activas, un partido que nació hace apenas tres meses para dar voz a las urbanizaciones de Molina de Segura, se quedó a las puertas de conseguir un concejal en el Ayuntamiento molinense. Rozó la proeza. Pese a contar con solamente cuatro meses de vida, obtuvo el apoyo de 1.556 vecinos, el 4,61% de todos los votos. Apenas un centenar de apoyos le faltó para alcanzar al 5%, el mínimo para poseer un representante en el Pleno de Molina.

Urbac fue el cuarto más votado en los comicios. Casi dobló en respaldos a formaciones históricas como Izquierda Unida Más Región Verdes Equo, que concurría en coalición y se quedó en 907 papeletas (el 2,69%). Triplicó a Podemos Alianza Verde, que apenas cosechó 619 votos (1,8%). Y sacó mucha diferencia a Ciudadanos, que se desplomó hasta los 365 (1,08%), y a Por Mi Región, con 144 (0,42%). 

"Hubo un momento de la noche que nos vimos a punto de entrar en el Consistorio", recuerda todavía emocionado el secretario y candidato del partido, Francisco Morales. Una quincena de fieles se citaron ilusionados en una conocida cafetería de Altorreal para seguir el recuento de la noche electoral. "Acabamos muy contentos", asegura. Precisamente Altorreal, junto con la Alcayna, fue donde más apoyos recibieron. "En algunas mesas hemos sido segunda fuerza", apunta Morales, que se siente muy optimista para el futuro. "Éramos los grandes desconocidos. Mucha gente que no nos conocía se ha interesado por nosotros al día siguiente de las elecciones".

Eso sí, Urbac se quedó muy lejos de los tres grandes: el PSOE del actual alcalde, Eliseo García Cantó, vencedor con 12.956 votos (38%, 11 concejales); el PP, con 10.916 (328%, 9 ediles), y Vox, con 5.881 (17,4%, 5 representantes). No hubo mayoría absoluta, pero el PP y Vox tienen a tiro aliarse para conseguir el Gobierno local. "El PP se ha visto beneficiado por el voto de castigo. Muchos han votado más pensando en clave nacional que municipal", diagnostica Morales.

A pesar de no ingresar en el Consistorio, la joven formación toma impulso y se ve con fuerzas para seguir creciendo. "El resultado nos deja un tiempo para reforzar nuestra estructura". A día de hoy tres personas forman la pirámide del partido. Son sus fundadores: el presidente, Pedro Manuel Hernández (hijo de quien fuera senador murciano del PP Pedro Manuel Hernández) y que decidió ir en el puesto 25 de la lista; el tesorero, que es el ingeniero y número tres de la lista Juan Antonio García, y el mencionado secretario, Morales, que es psicólogo de profesión. 

"Ahora queremos recoger inquietudes y sugerencias de los vecinos, para, en un futuro no tan lejano, entrar con fuerza en la Corporación municipal representando a nuestros votantes y conseguir nuestras reclamaciones". No en vano, esta fuerza nació con una misión: llevar la voz de los 18.000 censados en las urbanizaciones (más 9.000 en pedanías) al Ayuntamiento. Representan el 35% del censo del municipio. Su objetivo es tener un concejal que condicione las partidas municipales. "Hartos de sentirnos discriminados, nos reunimos tres vecinos y dijimos que había que hacer algo. No podemos pagar más impuestos que en el centro y recibir menos servicios", explicaba en mayo a Murcia Plaza.

Ni derechas ni izquierdas

El partido no se declara ni de derechas ni de izquierdas -"Somos del que más dinero ponga para las urbanizaciones-". Y su programa tiene únicamente siete puntos, pero muy claros y concisos. El primero, la equidad impositiva. "Sólo en el recibo de las basuras pagamos un 30% más que en el centro". El segundo, que se destine la mitad del Presupuesto municipal a las urbanizaciones y las pedanías. "El Ayuntamiento tiene una deuda histórica con nosotros". Tercero, crear una Concejalía ex profeso de Urbanizaciones y Pedanías. 

Cuatro, atajar demandas históricas, como los problemas de los baches y los socavones, ampliar las aceras, poner contenedores soterrados y mejorar las telecomunicaciones, entre otros. "No puede ser que no llegue la fibra óptica a muchas zonas". Quinto, un convenio con las entidades urbanísticas, ya que estas se financian con las cuotas de los vecinos "cuando es de justicia que sea el Ayuntamiento quien financie servicios como el mantenimiento de las calles". Sexto, atajar la discriminación administrativa: "¿Por qué cuesta más caro construir una vivienda en una urbanización?". Y séptimo, crear un reglamento de participación ciudadana y descentralización.

"Urbac ha venido para quedarse", avisa Morales. Su optimismo tiene una gran razón de ser: si en cuatro meses acariciaron la gesta, imagínense lo que pueden lograr en cuatro años de trabajo.

Noticias relacionadas

next