Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

Una anónima revela cómo fue la vacunación del obispo: "Aparecieron varios coches y de ellos comenzaron a bajarse sacerdotes"

10/02/2021 - 

MURCIA (EP). Una trabajadora anónima del Hogar para Ancianos Betania denunció, en una carta anónima dirigida por correo ordinario al PSOE de la Región de Murcia, que el obispo de la Diócesis de Cartagena, José Manuel Lorca Planes, recibió la primera dosis de la vacuna contra el coronavirus.

La Fiscalía Superior de la Región investigará las vacunaciones de Lorca Planes, y de algunos de sus allegados para determinar si ha existido delito en el proceso y añade este caso a las diligencias de la investigación contra otros altos cargos de la Región.

En la misiva, a la que ha tenido acceso Europa Press, la autora evita dar su nombre y apellidos, así como el puesto de trabajo que desempeña y la fecha exacta en que tuvo lugar la vacunación, si bien indica que se administró "cinco o seis días" antes del 2 de febrero, jornada en la que escribió la carta.

"Por miedo a perder mi trabajo no puedo denunciarlos (los hechos) yo misma, pues estoy segura de que perdería mi puesto de trabajo, y tampoco puedo firmar esta carta", comienza el texto escrito a ordenador, sin firma a mano, y remitido por correo al PSOE de la Región de Murcia.

La trabajadora prosigue explicando que el día de la vacunación del obispo tocaba vacunar a los residentes y personal. "Cuando íbamos por la mitad de la vacunación aparecieron varios coches, y de ellos comenzaron a bajarse sacerdotes; es fácil saber esto porque llevaban el típico alzacuellos".

Continúa la carta: "Primero llegaron unos más jóvenes y después unos un poco más mayores, serían unos ocho o diez, y después llegó un coche más grande de color crema" donde viajaba "el obispo con otro cura". Posteriormente, ambos se bajaron y "hablaron incumpliendo las normas de separación" entre personas.

La empleada apunta que, no obstante, esto no fue "lo más relevante". "Mi sorpresa e indignación llegó cuando vi que eran vacunados con las vacunas contra la covid-19. Fueron vacunados todos los sacerdotes y el obispo".

"Comentamos la poca vergüenza"

Esta actuación "no pasó desapercibida a nadie", según la autora de la carta: "Todos los que trabajamos en esta residencia comentamos la frescura y la poca vergüenza del obispo y de los otros curas", quienes "sin estar llamados, sin ser incluidos en ninguna lista, aprovechando que esta residencia es de la Iglesia, se hicieron vacunar sin que les correspondiera".

La trabajadora explica que en las últimas semanas "mucho" se ha hablado de políticos y cargos públicos que han recibido la vacuna sin corresponderle, lo que "ha tenido para ellos consecuencias como perder su puesto de trabajo o tener que dimitir".

En el caso del obispo, "me parece del todo inmoral y es posible que sea un delito que el obispo y sus amigotes se vacunaran por delante de enfermos, personas mayores, cuidadores y demás". "Yo misma --continúa la carta-- que soy sanitaria convivo con mi madre mayor que corre un verdadero riesgo al estar conmigo y no ha recibido la vacuna".

La misiva concluye con un mensaje dirigido al PSOE: "Le pediría que después de comprobar los hechos los publicara para que la sociedad murciana conozca cómo es este señor obispo que piensa que por ser quien es tiene más derecho, él y sus amigotes, a vacunarse saltándose todas las normas".

Noticias relacionadas

next