protocolo para junio

Turistas 'burbuja', sin derecho a compra ni a aperitivo por la ciudad

28/04/2021 - 

CARTAGENA. ¿Se imaginan pasear por las calles de una ciudad y tener prohibida la entrada a las tiendas o la posibilidad de sentarse en una terraza para tomarse un aperitivo?, pues bien, eso es lo que estudian en Cartagena para la llegada de los próximos visitantes a través de los cruceros. Se llama 'turistas burbuja' y es una de las múltiples medidas dentro del protocolo avanzado por las navieras y propuesto a la Autoridad Portuaria de Cartagena para el siguiente barco de pasajeros que arribará a la costa de la ciudad, a principios del próximo mes de junio.

La cuestión no ha dejado de sorprender a nadie, ni a los dueños de los establecimientos que esperan como agua de mayo la llegada de turistas, sea por tierra, mar o aire, ni a los ciudadanos de la calle, que encuentran algo exagerada la medida, más aun cuando en Cartagena se pueden ver paseando turistas extranjeros, que llegan en avión sin ningún tipo de control. 

"Nos alegra que la normalidad vaya llegando", decía Juan José López, presidente de Hostecar, "pero nos entristece que lleguen estos cruceros, con la necesidad del consumo que hay, y no puedan hacer uso de bares y tiendas que es lo que la ciudad demanda". No obstante, prefiere sacar el lado positivo de la noticia: "Hay que ser optimista, el turista vuelve a la ciudad y por ese lado somos optimistas, porque es un paso adelante y esperamos que en breve pueda hacer consumo y uso de todo lo que les podemos ofrecer".

La vicealcaldesa de Cartagena, Noelia Arroyo, era la que apuntaba una palabra que se viene aplicando desde hace meses a este tipo de viajes 'turistas burbuja', que, en su caso, podrán desembarcar pero estarán en todo momento acompañados por un guía que les llevará a los yacimientos y museos de la ciudad, pero a los que se les impediría entrar a comprar un recuerdo o a, como antes indicábamos, entrar a un bar. "Los turistas que lleguen a través del Puerto lo puedan hacer con todas las garantías de seguridad. En esta primera fase (en la que no entraría la posibilidad de acceder a comercios ni a hostelería), tal y como está diseñado por las navieras y la APC se garantizaría la visita a nuestras instalaciones turísticas", indicaba Arroyo.

Yolanda Muñoz, presidenta de la APC, añadía que desde que se suspendieron la llegada de cruceros, han estado al lado, "de una manera incisiva desde el punto de vista comercial y promoción", con las navieras. Eso "nos va a hacer que nos elijan de los primeros puertos nacionales para el próximo mes de junio". Explicaba que tienen concertada la posibilidad de que se reanuden dichos cruceros y se reactive el turismo, "tan asolado por la pandemia". El Puerto "ha hecho los deberes, porque somos un puerto seguro covid-19 y avalados por el sistema integral de calidad turística de destinos en escala (Sicted). La terminal, la policía portuaria y nuestras instalaciones ya están preparadas para recibirlos", subrayaba.

Será ahora la Comunidad Autónoma, a través del comité covid quien deberá aprobar ese protocolo que han trasladado desde el Puerto  y "que permita abrirlo a los cruceros nacionales", subrayó la vicealcaldesa que reiteró que desde Puerto de culturas "hemos hecho los deberes, somos un destino seguro. El turismo ha perdido un año, pero nosotros no hemos perdido el tiempo y hemos implantado los sellos y protocolos para que cuando llegara este momento pudiéramos acoger el turismo". En el mismo se incluyen las excursiones a tierra en una 'burbuja social' (al pasajero que salga de esa burbuja e itinerario cerrado se le negará el embarque).

Canarias y Andalucía ya lo han aprobado y entre otras medidas se encuentran que todo buque de pasaje tipo crucero, en itinerario exclusivamente nacional, deberá contar con un Plan de Salud Integral para la prevención y mitigación de riesgos sanitarios derivados de la covid-19. Del mismo modo, cada buque deberá disponer, de forma obligatoria, de un Plan de Contingencia para la vigilancia y gestión de los casos de la covid-19, el cual contemplará medidas para la gestión de los casos sospechosos o confirmados.

El Plan Integral de Salud debe contemplar medidas previas al embarque para pasajeros y tripulación; configuración y medidas de higiene del barco, en cuanto a cumplimientos de aforos y medidas para cada actividad en el buque de acuerdo al nivel de alerta general que exista; estrategias para minimizar riesgos en la gestión de la ventilación en espacios, procedimientos de limpieza y desinfección de los espacios del buque, con especial mención a las zonas de uso colectivo y procedimientos para limitar el contacto de la tripulación con los pasajeros, y, por último, medidas para las escalas en los puertos andaluces.

El Plan de Vigilancia y Contingencia del Covid-19 de cada buque de pasajeros tipo crucero debe contemplar información sobre las instalaciones médicas, el material médico y suministros, el número de personal médico en función del número de tripulantes y pasajeros a bordo, las medidas de prevención y control para la tripulación y pasajeros, y los procedimientos de actuación ante la aparición de casos sospechosos, probables o confirmados.



Noticias relacionadas

next