Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

polémica

Salud investigará al obispo Lorca Planes por su vacunación

9/02/2021 - 

MURCIA. El obispo está bajo la lupa de la Consejería de Salud. El portavoz técnico del Comité Covid, Jaime Pérez, ha confirmado este martes en una rueda de prensa que la Consejería abrirá una investigación sobre la vacunación del obispo de Cartagena, José Manuel Lorca Planes, quien recibió la primera dosis en una residencia.

Pérez ha explicado que el centro residencial -perteneciente a la Diócesis según aseguró el obispo en un comunicado- introdujo a Lorca Planes "como personal" del mismo en el listado enviado para la administración de la vacuna.

"Por lo que se nos ha informado y hemos averiguado, la vacunación se produjo en una residencia. A nosotros nos mandan los listados de personas a vacunar, pero es el sitio donde se va a vacunar el que dice su personal o personas ingresadas" que tienen que recibir la dosis, ha asegurado el portavoz técnico, quien entiende que la Comunidad "no es responsable de eso".

Tras recordar que quienes pueden vacunarse son los trabajadores del centro y los residentes, así como los profesionales sanitarios, Pérez ha vuelto a insistir en que "ha sido la residencia la que, a través de un programa informático, ha introducido a esa persona como personal de ese centro".

Respecto a las consecuencias que puede tener un incumplimiento de esta naturaleza, ha aclarado que esto "todavía no se ha visto" en el seno de la Consejería.

En relación a casos en los que se han empleado sobrantes de dosis para vacunar, por ejemplo, a jubilados de mutuas, el técnico ha recordado que Salud limitó el uso de estos sobrantes a equipos vacunadores y grandes dependientes.

"Si en algún centro se ha hecho una vacunación fuera de lo que se ha marcado; no sabemos en todos los sitios si ha podido haber alguno en el que se ha hecho eso, pero no debería haberse hecho", ha apostillado.

Pérez ha precisado que la Consejería trabaja en la realización de un protocolo para evitar este tipo de prácticas, si bien ha incidido en que "hay que tener en cuenta que es muy difícil llegar a una cuestión que no nos consta que ha sido esa irregularidad".

Al hilo, ha reiterado que existe una plataforma informática de los Servicios Sociales en la que se dan de alta los profesionales y los residentes -incluido el personal voluntario-. Posteriormente hay que subir un consentimiento informado, lo que genera un listado de las personas que tiene que recibir la vacuna.

"Los listados se revisan", ha puntualizado, tras matizar que "lógicamente el nombre de todos los trabajadores solamente lo pueden controlar cada uno de los centros". "La clave es esa: si un trabajador está dado de alta en un programa informático, el control se hace a través de ese sistema", con lo que "no podemos legar al detalle de la última persona", con "nombre y apellidos".

Al ser preguntado por su valoración respecto a la negativa del obispo a ponerse la segunda dosis, el responsable técnico ha opinado que vacunarse es "voluntario", aunque le ha recomendado que concluya el proceso. Pero "la persona es libre de ponerse o no ponerse la segunda dosis", ha recalcado.

Noticias relacionadas

next