Hoy es 15 de julio

tribuna libre / OPINIÓN

Repsol y el vínculo a su ciudad natal

22/06/2023 - 

Aunque el vasto internet ofrece más de una referencia (y seguro que mejor que esta) al vínculo que Repsol mantiene con Cartagena, es cierto que tanto el origen como la pervivencia de esta particular historia suelen pasar inadvertidos, y a menudo olvidados, para la mayoría de mis paisanos. Efectivamente, Cartagena, esta trimilenaria ciudad capital del mediterráneo, ha sido germen de lo que hoy es una de las marcas más relevantes en el panorama energético mundial. Creo que tenía ganas de recuperar las historietas que escuchaba de niño, de boca de padre o abuelo, ambos trabajadores del sector petroquímico cartagenero durante décadas.

Gracias a las vueltas que me ha dado la vida, he podido ver y comprobar cómo la ubicación de centros fabriles ha propiciado el surgimiento de poblaciones enteras, llamadas dormitorio, en torno y gracias a la actividad que genera la industria. Hay ocasiones, como la que trato de ilustrar, en las que sucede al contrario, es la localización la que atrae y vertebra tejido social y productivo en su ámbito de influencia, llamada que hace de forma natural por la riqueza de sus recursos, la conveniencia geoestratégica o la convergencia cultural. 

Aunque para entender cómo han llegado a darse las condiciones para que Cartagena, ciudad de historia palpable, se haya convertido en la cuna de REPSOL (aquí se jubiló mi padre), tenemos que remontarnos necesariamente a 1927, con la promulgación de la Ley del Monopolio de Petróleos de la que surgiera CAMPSA en 1929 (después CLH y ahora Exolum, y esto da para otro artículo). 

"Cartagena ha sido germen de lo que hoy es una de las marcas más relevantes en el panorama energético mundial"

Cartagena no saltaría al escenario hasta 1942, cuando el Instituto Nacional de Industria (INI) creó ENCASO (Empresa Nacional Calvo Sotelo en honor al que fuera ministro de Hacienda e impulsor de la Ley de 1927). Este movimiento, una pieza clave en la política industrial de la época, marcó un hito en la industria energética española. Y dos años más tarde, en 1944, fue cuando se aprobó el Plan Nacional de Combustibles Líquidos, cuando por primera vez se planteó Cartagena como la ubicación idónea para uno de los cuatro complejos industriales proyectados. Cartagena, que con su puerto ya bombeaba mercancías de un extremo a otro del Mediterráneo, emergió como el escenario ideal para este ambicioso proyecto energético. 

En 1949, para tapar (a veces hay que decirlo así) el desastroso retraso y despilfarro de recursos en el que se había convertido la construcción de la Refinería Cartagenera, debido a las dificultades tecnológicas y económicas que arrastraba la autarquía, se decidió quitar a ENCASO esta piedra del zapato con la constitución de una nueva compañía que se hiciera cargo de llevarla a término. Así nació REPESA (Refinería de Petróleos de Escombreras), participada mayoritariamente por el propio INI, junto a Cepsa y CALTEX. Las instalaciones de REPESA en Escombreras se inauguraron en 1950, llegándose a convertir en la primera mitad de la década de los años 60 en la empresa más rentable del INI. En 1957, nuevamente junto a CAMPSA (aquí se jubiló mi abuelo Baltasar), integró Butano SA, la empresa encargada de comercializar el gas que producía en sus instalaciones. 

Y de ser una marca, una línea de producto pasó a dar nombre a los cimientos sobre los que se constituiría el actual imperio. Con la necesidad de concentración apretando tras la crisis del petróleo de 1973, en 1974 se fundó en España ENPETROL (Empresa Nacional de Petróleos), fundiendo en una sociedad a ENCASO, REPESA y ENTASA, que más tarde pasaría a formar parte del entramado del INH para tratar de contener las consecuencias de la segunda crisis del petróleo. Otra de las consecuencias de la reestructuración fue el nacimiento de ENFERSA (aquí se jubiló mi abuelo Paco), que se encargó desde 1974 de explotar las instalaciones de producción de fertilizantes de REPESA. 

Así, en 1987, finalmente nació la actual REPSOL, merced a las nuevas normas del mercado no regulado que imponía la Unión Europea, siendo Óscar Fanjul, quien fuera presidente del INH, quien asumiera la primera dirección de la recién nacida corporación.

"la relación de Repsol con Cartagena va más allá de una mera presencia industrial. Repsol ha contribuido al desarrollo social y económico de la ciudad"

Pero la relación de Repsol con Cartagena va más allá de una mera presencia industrial. Repsol ha contribuido al desarrollo social y económico de la ciudad, y ha estado presente en los momentos más difíciles y en los de mayor alegría. En el mismo sentido, la ciudad ha dejado una huella indeleble en la empresa, formando parte de su ADN y de su esencia. Todavía se recuerda el desparecido "poblado" (aquí nació mi madre), terrenos sobre los que se construyera ya hace 10 años el C10.

El horizonte que se vislumbra para Repsol es tan desafiante como prometedor. En un mundo cada vez más sensibilizado con el cambio climático, la empresa se esfuerza por liderar la transición hacia un modelo energético más sostenible. Su estrategia a medio plazo se centra en la descarbonización y en el desarrollo de soluciones de energía renovable, no solamente mediante la energía eólica y solar, sino con el desarrollo del hidrógeno verde y la promoción de otro tipo de movilidad sostenible, no necesariamente eléctrica.

En este nuevo paradigma, Cartagena, esa ciudad que ha sido cómplice del crecimiento de REPSOL, continúa siendo una pieza fundamental. Su refinería se reinventa, ahora con el C43 (primera planta de biocombustibles avanzados de España), adoptando tecnologías más limpias y eficientes, en línea con los objetivos de sostenibilidad de la empresa. La historia de Repsol es un relato fascinante de crecimiento, transformación y adaptación. Es la narración de una empresa que ha sabido mantener el equilibrio entre tradición y modernidad, enfrentando los desafíos del presente y anticipándose al futuro. El legado de Repsol, al igual que las piedras centenarias de Cartagena, perdura en el tiempo, como testimonio de una empresa que, al igual que esta milenaria ciudad, nunca deja de reinventarse.

Noticias relacionadas

next