DYNÁMICO 365  / OPINIÓN

Reduflación: "No sólo tu helado es más pequeño"

15/08/2021 - 

MURCIA. Cuando hay deflación la cosa empieza a oler mal, los precios bajan y nuestras deudas crecen solas. Si hay inflación puede parecer que nuestras deudas bajan, pero todo estará más caro (y nos endeudamos). Es entonces cuando un amigo, el encorbatado y que ha estudiado en Deusto nos suelta: 

—Pero al menos no hay estanflación. 

En ese momento todos cogemos el móvil y hacemos una búsqueda rápida para no quedar de ignorante. Pues bien, otro de esos palabros muy desconocidos que usa la gente que controla el mundo y que está más presente que nunca en nuestras vidas es "la reduflación", en inglés "downsizing".

"El dinero en realidad cambia de sitio, los gastos son otros pero no deja de ser reduflación"

Por alguno de los mil canales que nos bombardean hoy en día es bien fácil que cada verano nos llegue la noticia típica para rellenar los vacíos en el resto de los campos. ¿Tu helado es más pequeño? ¿Lo recordabas más grande? Algún cuñado te dirá que claro, tu recuerdo de la infancia cuando tu mano era un tercio más pequeña está distorsionado y ese mastodonte almendrado se ha convertido en un canario.

Luego recuerdas esa noticia sobre el Toblerone de hace unos años, donde le han quitado una montañita de cada dos y tu cerebro empieza a atar cabos. La realidad es que desde que los romanos empezaron a limar monedas para fundir otras nuevas con sus trazas y crear dinero del dinero existe la reduflación.

Microresumen para el que se le haya escapado este clásico veraniego, hablamos del palabro para describir la situación en la que tu Magnum favorito no sube de precio, pero lo hacen ligeramente más pequeño y así mantienen o incrementan beneficios con su venta. En dos o tres años puede que ni se note, pero ciertamente más de uno se los compra de dos en dos porque con dos bocados se acaba la fiesta.

Si bien algunos supermercados históricamente han incrementado el tamaño de sus carros con el objetivo que compres más, ahora algunos se han dado cuenta de que haciéndolos más pequeños el cliente sale más satisfecho sintiendo que su poder económico no ha bajado y vuelve a casa con un carro lleno como antaño. Esto no es reduflación, pero los productos que meteremos sí que serán más pequeños. De toda la vida los 33 centílitros de una lata nos han sabido a poco y ahora nos quieren vender como normales las de 20.

Pero esto no acaba aquí, un ingeniero civil me hizo recientemente un planteamiento tan evidente que a todos se nos ha pasado por alto. Con el auge de los carriles bici se han limitado considerablemente las áreas diarias de circulación del tráfico, por ende, y aunque parezca que se va a desgastar más el carril restante, es mucha la gente que busca rutas alternativas ya que se desea evitar un atasco

Tenemos por lo tanto la misma o más impuestos que se siguen pagando para mantener una carretera más barata o que será menos costoso reasfaltar. Apoyando el transporte verde y haciendo peatonales calles parece ser que adicionalmente se consiguen unos beneficios que se conocen poco. El dinero en realidad cambia de sitio, los gastos son otros pero no deja de ser reduflación.

El tamaño de un teclado, bombillas enanas, el maletero de un coche, los chupitos, el chuletón cortado más fino o ropa cada vez con menos tela. La reduflación lleva presente en nuestras vidas mucho más de lo que imaginamos y es otro de esos indicadores ocultos que entender que está pasando en estos momentos. ¿Hay cosas que crecen? Pues claro, las gigas de tu móvil pero eso pertenece al mundo digital, un mundo donde puedes tener de todo pero virtual.

"En 2030 no tendrás nada y serás feliz". El mundo dividido ante una frase de menos de media línea. Puedo entender que interesa más tener un servicio de cine donde comprar una película en un formato inmaterial que no me ocupe sitio en casa pero… ¿Se acabará aplicando a todo? Tal vez hacer las cosas más pequeñas es el primer paso ya que si le quitas un caramelo a un niño por la fuerza llorará; pero si le das uno mucho más pequeño dejará de comerlo mucho antes y sin llanto.

next