Hoy es 27 de mayo y se habla de

se lamentan, además, de la falta de presencia policial en la zona

Quejas de vecinos, veraneantes y trabajadores por la actitud amenazante y a veces violenta de los 'gorrillas' en la Plaza Bohemia

31/08/2023 - 

CARTAGENA. A nadie le sorprende la presencia de gorrillas en algunos de los lugares más concurridos y sin presencia de vigilantes de seguridad en La Manga, como puede ser la Plaza del Cavanna, la Plaza Bohemia o junto al hotel Entremares. Sin embargo, este año han sido ya unos cuantos los vecinos, veraneantes o trabajadores de algunas de estas zonas que se han quejado de la actitud amenazante, y a veces violenta, de los que quieren sacarse unos euros ayudando a estacionar a los vehículos. 

"He tenido varios clientes en mi negocio que me lo han dicho y se han quejado con razón. No les hace nada de gracia cómo los abordan, y no tienen más remedio que dar alguna moneda porque corren el riesgo de que te rayen el coche. Yo, al menos, ya he tenido un aviso", explicaba a Cartagena Plaza el dueño de un conocido negocio en Plaza Bohemia.

"A un camarero le han formado un espectáculo en un bar de la zona", añade otro vecino de esta zona emblemática de La Manga. "Y no es nuevo, llevan así todo el verano. No se cortan, tienen una actitud amenazante y te forman el lío en cualquier momento", explica esta persona.

"Como imagen turística no es bueno para la zona", relata el empresario que reconoce que la reforma de la Plaza Bohemia es otro atractivo más para la llegada de clientes, algo que se ha visto afectado por la llegada de tantos gorrillas. "Los mandan de otros sitios, son como mafias que los traen aquí y a partir del mediodía hasta la madrugada los tenemos todo el día presentes, a la entrada del parking o en la zona de playa", subraya.

"El gran problema", dice un vecino que prefiere guardar anonimato, "es que viene la policía, les toma los datos si es que puede cogerlos, y al rato están otra vez aquí. Cuando estuvieron acosando al camarero huyeron por la playa y al poco tiempo volvían a estar por la zona. Van borrachos y no le tienen miedo a nadie".

"No podemos consentir que haya ocho personas aquí aparcando los coches y atemoricen a cualquiera que venga a dar una vuelta", subraya el propietario de una tienda. "Es el efecto de ventana rota, hoy hay una y al día siguiente son más y más", indica, además de denunciar la "impunidad" con la que trabajan los "vendedores ambulantes" en esta zona de La Manga. "Se colocan en el centro de la plaza sin ningún tipo de temor, porque saben que la Policía Municipal apenas se pasa por aquí para vigilar".

En redes sociales también hemos visto algún ejemplo de la situación de acoso al que algunas personas se ven abocadas cuando tratan de aparcar en la zona. Un usuario de la red social X (antiguo Twitter) lo relataba así hace unos días en su muro: 


Explicaba este usuario que vivió un caso en el que un coche, con tres mujeres (dos mayores y una más joven) se disponían a aparcar a nuestro lado sin hacer caso a las indicaciones del gorrilla, "lo que provocó su enfado y que se dirigiera hacia las mujeres en tono amenazante y despectivo, incluso señalando con el dedo", y añade "las chicas, una vez aparcado el coche, tardaban en salir ante la situación embarazosa que estaban viviendo, simplemente por querer aparcar según su libre criterio. Yo, al percatarme del miedo o incomodidad que sentían, me acerqué m al coche y me quedé  cerca de ellas".

Estamos ante uno de los veranos de más afluencia de veraneantes en La Manga y la falta de aparcamientos se convierte en una constante, por lo que los gorrillas tratan de aprovechar, no siempre de buenas formas, tal y como hemos visto, la campaña para sacar rédito.

Noticias relacionadas

next