HECHO A MANO / OPINIÓN

¿Qué tendrá el verano?

14/08/2022 - 

MURCIA. ¡Ay, el verano! Ese tiempo de calor sin contemplaciones y asueto del que disfrutamos cada año. ¡Cómo ha cambiado!, ¿verdad? Antes lo saboreabas como un buen vino, lo dejabas airear en la copa para que cogiera cuerpo y así apreciar los taninos en boca. Al fin y al cabo, tenías tres meses para disfrutarlo. Ahora no, ahora todo es desenfreno y velocidad, nos puede el ansia viva. Queremos compensar en quince días lo perdido el resto del año, como cuando uno se separa ¡Ja! Y no es que lo piense yo, es que me lo cuentan las redes sociales.

Ahora, el día que sales de vacaciones se te pega un quinto en la mano y cuando consigues despegártelo ¡chas! aparece una copa de gin tonic ¡y no sabes ni cómo! El caso es que siempre con las manos ocupadas, en beber, en comer … y en lo que te dejen hacer.

Porque no hablemos de comer…Me he desinstalado del móvil Tripadvisor, ¿'pa' que? si sólo hay que abrir Facebook y tienes todos los restaurantes de moda con los platos inmortalizados a tiempo real y los elocuentes comentarios del titular de la cuenta aconsejándote la comanda. Todo muy natural e improvisado, como si fueras VIP, sólo has tenido que reservar la mesa un lunes de mayo para cenar un sábado de agosto.

Sí señores, me congratulo por la vidorra que se están pegando este verano. El año pasado los vi disfrutar de lo lindo, pero es que lo de este año está pulverizando todos los récords: que si paddle surf en la Perdiguera, que si snorkel en las Hormigas, que si eternas veladas en el yate, que si fiesta ibicenca en la casa del cónsul, que si viajecito por tierra, mar o aire… A poco que abran las redes sociales ya sabrán cuales son los imprescindibles de la temporada:  Italia, Tailandia, Ibiza, Cádiz, Egipto, Costa Ballena ¡ay no! que me estoy liando con el Sálvame… Pero el que este año se lleva la palma, el destino top de la región: la Batería de Cenizas. Cualquiera diría que cuando llegas arriba te sellan la credencial para la Compostela… ¡Ángela María! ¡qué peregrinaje!

Pues sí, muchas ganas de hacer cosas por lo que pueda pasar (que ya nos están lavando el cerebro los medios de comunicación con que este otoño vienen curvas), pero sobre todo muchas ganas de enseñar y ganas de compartir, algunas desde la sinceridad y otras desde el postureo.

Por mi parte, tengo poco que subir a mis redes sociales, es todo muy poco glamuroso y tradicional comparado con ustedes.  Empiezo el día con un café con leche y una magdalena en vajilla Duralex que es lo de toda la vida en el apartamento, bajo a la playa en bañador de una pieza porque las lorzas no me dejan ver el bosque, meto la silla de playa en la orilla del mar para estar fresca mientras converso con la vecina de la sombrilla de al lado y me alegro la jornada con una bolsita de pipas para matar el rato. Comemos tortilla de patatas con croquetas del cocido y a estas alturas del mes la lavadora de la playa ya me ha vuelto a encoger la ropa, ¡todos los años igual! Por la noche, a tomar el fresco en la terraza mientras ves a los parroquianos pasear.

Me dirán que no se lo creen, pero se lo aseguro, me encantan los clásicos.

Gracias por su lectura y sigan disfrutando de sus vacaciones de cine, que son dos días. 

Noticias relacionadas

la nave de los locos

Impresiones de un banquero

Ser banquero fue mi ilusión desde niño. Quería contribuir al progreso de mi país. Pero este sueño quedó en nada, como tantos otros. Ahora, en mis ratos libres, lo soy a mi manera. Un banquero moderno y sostenible. 

next