Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

Hoy es 13 de agosto y se habla de hoteles REGIÓN DE MURCIA balance coronavirus

opinión

Operación Triunfo en el movimiento feminista: una gala para reivindicar a la mujer

8/03/2020 - 

CARTAGENA. “Yo decido el cuándo, el dónde y con quién” dice la canción de Lo malo, el éxito que encumbró a Aitana y Ana Guerra antes de salir de la Academia. Fue en 2018, año en el que se produjo un boom en el movimiento feminista. Un movimiento que se ha tornado en transversal, pero que reivindica por encima de todo la igualdad. En la gala 8 de Operación Triunfo gran parte de las canciones tuvieron temática feminista, acorde al día de la mujer, este 8M, en el que con manifestaciones a lo largo de todo el país se volvió reclamar la igualdad entre hombre y mujeres. Una igualdad que, pese a que se va abriendo paso, aún tiene techos de cristal que romper.


Entre el reparto de la gala tuvo especial relevancia la canción coral. No controles, de Mecano, cerró la gala y dejó claro cual había sido el leitmotiv de la noche, alrededor del empoderamiento de la mujer. Sucede que palabras como ‘empoderamiento’ o ‘transversal’, de tanto repetirlo pierden fuerza pero conviene reflexionar acerca de ellas y lo que significan. Así lo han hecho a lo largo de la semana en OT 2020, con mensajes feministas en las camisetas tanto de profesores como de los concursantes. El empoderamiento se ha ligado al movimiento feminista en tanto que significa la libertad de la mujer para elegir “el cuándo, el dónde y con quién”, en la fuerza para llegar a cualquier meta, tanto profesional como personal, y en no tener que estar sometida a ningún esquema prefijado. “No controles, mis vestidos, no controles mis sentidos”, reza la canción de Mecano, grupo avanzado a su tiempo y que ya dibujaba el movimiento feminista que se impulsaría décadas después. Y transversal es feminismo, en cuanto a la idea de la libertad para la persona de ser quién quiere ser, ya sea hombre o mujer. Todo lo que exceda de ahí sobra.


Levantó especial polvareda la visita de la periodista Anna Pacheco, en la que empezó a teorizar sobre los distintos tipos de feminismo, dividiendo entre feminismo liberal (caso de Ana Botín) o el feminismo obrero, más puro en su opinión. Se llegó a pedir el cierre de la cadena pública, una medida desmesurada. Conviene no subestimar el poder de razonamiento de los jóvenes, por más que en ocasiones lo políticamente correcto se vea intoxicado por movimientos algo extremos. El feminismo no va de liberales u obreros. Todo tipo de mujeres, independientemente de su clase social han tenido dificultades añadidas a las de los hombres para llegar donde ellos llegaron. Lo otro es otro debate, que concierne a las clases sociales y se aleja de la idea nuclear del feminismo: la igualdad. 


Mujer latina o Girls just wanna have fun, fueron algunos de los temas que se cantaron en la gala. Un programa, Operación Triunfo, permeable al latir de la sociedad y de su público, y que quiso en la semana de la mujer poner su granito de arena, a pesar de algún traspiés por el camino, en una pelea en la que se sigue avanzando pero que aún queda por recorrer. No es sencillo cambiar pensamientos permanentes durante siglos. Por ello, es tarea de los más jóvenes, principal target de los triunfitos, sembrar el camino de una sociedad más justa.

Noticias relacionadas

next