Hoy es 19 de julio

TRIBUNA LIBRE / OPINIÓN

Feminismo totalitario o fascismo feminista

12/03/2020 - 

Hemos asistido una vez más a “la fiesta o manifestación feminista del 8-M" . En ella pretenden dar la impresión de que todas las mujeres ‘se unen’ bajo pancartas de la más diversa índole para ‘reivindicar sus derechos’. Pero, una vez más, me han hecho dudar del verdadero sentido de estas reivindicaciones, tanto por su fondo como por su forma...

Permítanme una somera explicación antes de entrar en materia.

Se supone que las mujeres han luchado y tienen que seguir luchando entre otras cosas, por la igualdad de derechos, pero no solo con los hombres, si no contra las injusticias en el mundo laboral, los ‘amiguismos’ y ‘enchufismos’ que se dan, sobre todo en el ámbito político, en donde lo importante no es el currículo y la preparación de la candidata para ocupar determinados puestos de trabajo, si no el carné y la militancia en el partido que gobierna en ese momento (lo que constituye también un flagrante agravio comparativo).

• A igualdad de preparación y responsabilidad en el puesto de trabajo igualdad de remuneración sea hombre o mujer (esto es de palmaria justicia).

• Mismas oportunidades para el acceso a estudios superiores y trabajos directivos (‘pero no por cupos’ si no por preparación, experiencia y currículo).

• Disponer de un Plan integral de Protección a la Mujer desde todos los ámbitos (laboral, doméstico, ayuda y protección a la maternidad y violencia de todo tipo, tanto en el plano familiar, social y laboral).

• Ayudas a las mujeres que por necesidad o por decisión propia y de forma libre y voluntaria (aún teniendo estudios universitarios) se han dedicado y se dedican a trabajar en sus hogares, llevando la economía de estos, atendiendo a su familia y realizando las labores domésticas propias del domicilio familiar, además de ocuparse de sus hijos en labores escolares y extra-escolares.

• Todas esas actividades, no siempre gratas, las realizan sin recibir ningún tipo de remuneración, por lo que sufren un importante agravio comparativo con las que pueden “justificar”una vida laboral y con aquellas otras que reciben ‘pensiones no contributivas’.

• Ya que no reciben ninguna remuneración y por tanto no pueden cotizar, por lo menos deberían tener acceso a una ‘pensión del Estado’ al cumplir la edad de jubilación ‘que compense’ esa no menos importante vida laboral de las llamadas ‘amas de casa’.

Pero retomando el inicio del razonamiento y mi oposición a la manera de enfocar las reivindicaciones por un gran número de manifestantes del 8-M, expongo a continuación el porqué del título de esta carta: ‘Feminismo totalitario o fascismo feminista’.

1.- La defensa de los derechos de la mujer es global y no exclusiva de una tendencia o partido político. Las mujeres, en general (no solo las de izquierda) vienen luchando desde hace siglos para conseguir la mayoría de los derechos que muchas de vosotras disfrutáis actualmente en España, sin haber movido un solo dedo.

2.- El partido de UP por aquello de tener esa nueva ministra y ese nuevo ‘Ministerio de Igual dá’ recién estrenado (de dudosa necesidad) pretende arrogarse el principal papel en la defensa de la mujer, tanto en la manifestación del 8-M como en la presentación apresurada del discutido proyecto de ley sobre las “Libertades sexuales”, cuya redacción, al parecer era más propia de un ‘trabajo de primaria’ -hasta con faltas de ortografía- razón por la que tuvo que ser rectificado y redactado de nuevo para darle curso y aprobar ‘a salto de mata’ antes del 8-M.

Esto es debido al ínfimo nivel cultural que demostráis algunas militantes y ‘políticas’ de UP en vuestras intervenciones y,  las que presumís de haber pasado por la Universidad, habrá sido ‘de puntillas’ porque da la impresión que la Universidad no ha pasado por vosotras.

3.- Durante la manifestación increpasteis reiteradamente, llegando incluso a agresiones físicas ‘al más puro estilo fascista’, a mujeres del partido de Cs. que, teniendo el mismo derecho que vosotras a manifestarse y reivindicar lo que quisieran, tuvieron que abandonar la manifestación escoltadas por la Policía Nacional.

Pues permitidme que os diga a las militantes de Unidas Podemos, PSOE y demás grupos afines de  izquierda, que el ‘Fascismo’ que usáis reiteradamente a modo de insulto, cuando os referís a partidos cuya ideología no es la vuestra porque son de derechas, es lo que estáis practicando vosotras, y si tenéis la curiosidad de estudiar o leer un poco veréis que la RAE (Real Academia Española de la Lengua) define el Fascismo como un “Movimiento político y social de ‘carácter totalitario’ que se desarrolló en Italia en la primera mitad del siglo XX, y que se caracterizaba por el ‘corporativismo’ y la exaltación nacionalista.” y una  “actitud autoritaria y antidemocrática” que, socialmente, se considera relacionada con el fascismo.

La intolerancia verbal y física que demostráis en vuestras manifestaciones, pancartas y exhibicionismo de mal gusto, hace que un gran número de mujeres de este país no se sientan representadas por vosotras ni luchen por las mismas reivindicaciones que priorizan demonizar a los hombres por sistema y hablar de un ‘ficticio techo de cristal’...

Sí ficticio, porque esas mujeres que han roto ese techo y ocupan puestos relevantes como empresarias o directivas, lo han conseguido con estudios, preparación, trabajo, esfuerzo y sin ningún tipo de complejos con respecto a los hombres.

Muchas de vosotras,sin embargo, no habéis podido romper ese techo porque os habéis dedicado a ‘vegetar’, 'medrar'y a ‘deambular’ de manifestación en manifestación para obtener un cartón plastificado con las siglas del partido político de turno que, con un poco de suerte, 'os coloque de por vida'.

Y para finalizar os diré que, al menos, los de nuestra generación y posteriores educamos a nuestras hijas  priorizando las buenas formas y el respeto a los demás, dándoles una formación cívica y advirtiéndoles que controlaran siempre lo que ingerían fuera de su domicilio para ser dueñas de sus actos en todo momento y que ‘nunca’, repito 'nunca'... volvieran solas a casa, haciéndose acompañar siempre por algún o algunos/as amigos/amigas o en su defecto pidiéndonos que fuésemos a recogerlas.

Pero, al parecer, los tiempos han cambiado...

Siento vergüenza, pena y estupor cuando veo el 'Lema' que habéis escogido como bandera desde ese nuevo 'Ministerio de Igual dá'...  “Sola y borracha quiero llegar a casa”.

Claro que esto no deja de ser una falacia más porque vuestra ‘líder feminista’, Irene Montero, vuelve a su chalet de Galapagar en coche oficial y acompañada de varios escoltas...

Lo segundo del 'Lema' no me consta ni tampoco me importa.

¡Feminismo SÍ, pero de Todas y para Todas, sin excepciones de índole totalitaria-fascista que enmascaran el verdadero significado de esa acepción!


José Manuel García Albarrán es médico jubilado

next