rosa intenso / OPINIÓN

No se ven

15/10/2021 - 

MURCIA. Están desaparecidas. No están en el Gobierno. De los diez miembros del Consejo de Gobierno sólo tres son mujeres y ninguna es del Partido Popular. La exigua cuota de mujeres que evita que parezca un gobierno del siglo pasado la ocupan mujeres expulsadas de otras formaciones que no están adscritas a ningún partido.

"Conseguimos, con el PP en contra, que las listas electorales fuesen paritarias"

Como diputada defendí en la tribuna y en los medios de comunicación muchas veces las cuotas para las mujeres. Cuotas en ámbitos en los que estamos infrarrepresentadas y por supuesto en las listas electorales. Siempre escuché desde la derecha su respuesta de argumentario: "En el PP estamos en contra de las cuotas porque la que vale llega"; una respuesta que sentía como ofensiva porque insinuaba que las mujeres de izquierdas estábamos en cargos de poder por cuota, no por nuestra cualificación y talento y me dolía aún más que esas diputadas que defendían y aplaudían públicamente ese pobre argumento, después, en privado nos dijeran: "Menos mal que las socialistas tiráis de esto porque si no, ni estábamos aquí…". 

Conseguimos, con el PP en contra, que las listas electorales fuesen paritarias. Hombres y mujeres son cuotas, pero en esta región el recorrido de las mujeres de la derecha termina ahí. Con el actual Gobierno regional han retrocedido: no están en el Gobierno, no están en el poder.  

Ideológicamente estoy en las antípodas de estas mujeres pero, pese a nuestra distancia en lo político, mantengo un trato amable y cordial con muchas de ellas y conozco su capacidad y preparación.

Algunas con las que casualmente coincidí el otro día y me tomé un apresurado café me comentaban que se habían alegrado con la noticia de que la alcaldesa de Archena, Patricia Fernández, podría dar el paso a la política regional. Según ellas, tras el fracaso electoral que obligó a ceder consejerías para conformar un Gobierno tripartito, las mujeres del PP fueron las grandes perjudicadas, las excluidas. Una vez más, las mujeres de la derecha se quejan en privado y me temo que sus quejas no tendrán recorrido más allá del desahogo.

Decir que el PP no cree en las cuotas porque la que vale llega es una gran tontada. Tan grande como deducir que si no hay consejeras del PP es porque no hay ninguna que valga o tan grande como decir que los números uno de la derecha estatal o regional está ahí por su demostrada valía.

Coincidí con la alcaldesa de Archena en mi etapa de presidenta de la Asamblea. Es una mujer lista, capaz. Puede exhibir sucesivas victorias electorales frente a las sucesivas derrotas de los actuales dirigentes de su partido pero, sinceramente, no creo que se arriesgue enfrentarse al varón legitimador. Ni siquiera ella, que es una ganadora.

Rosa Peñalver Pérez. 

Docente. Jubilada.

Noticias relacionadas

next