Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

entrevista a alberto martínez murcia, nadador clasificado para los juegos

"Mi aspiración continúa siendo la de ganar el oro en los 10 kilómetros en aguas abiertas de Tokio"

"Salgo de la piscina con las manos arrugadas y tengo agujetas, pero se agradece esa sensación", afirma el joven nadador cartagenero, quien ha vuelto a nadar tras el confinamiento y mantiene en el foco la lucha por "el mejor resultado posible" en la cita olímpica

25/05/2020 - 

MURCIA. El único deportista murciano con plaza garantizada en los Juegos de Tokio, para los que fue el primer nadador español clasificado, no rebaja ni un ápice su objetivo en la cita olímpica tras haberse aplazado un año y haber estado él tres meses sin entrenar por el coronavirus. 

"Mi aspiración continúa siendo la de ganar el oro olímpico en los 10 kilómetros en aguas abiertas", afirma Alberto Martínez Murcia en esta entrevista a Murcia Plaza desde Barcelona, donde lleva unos días nadando en el Centro de Alto Rendimiento de Sant Cugat del Vallès. El nadador cartagenero, que el 27 de junio cumplirá 22 años, lo tiene claro: sin esfuerzo no hay éxito. "Salgo de la piscina con las manos arrugadas y después de varios días tengo agujetas, pero sinceramente se agradece esa sensación", afirma este joven que ha pasado de no acercarse al agua a nadar durante cuatro horas cada día.


- ¿Cuál fue la sensación de sumergirse en el agua de nuevo tras no poderlo hacer durante el confinamiento?

- De gran alegría. Estoy muy contento de haber vuelto a hacer lo que me llena y tenía muchas ganas, la verdad, pues estaba deseando regresar a lo que era mi rutina hasta antes de todo esto que nos ha pasado.

- Y ¿cómo es trabajar en el CAR de Sant Cugat?

- En la desescalada esta instalación ha restringido horarios para evitar aglomeraciones y yo llego allí a las ocho de la mañana para comenzar los entrenamientos. Estoy hasta las doce y luego regreso a las tres de la tarde hasta las siete o siete y media. Mi plan incluye cuatro horas en el agua más trabajo de gimnasio, core, calentamiento, estiramientos…

"Fred Vergnoux me ha dicho que vamos a ir con calma, despacio pero con buena letra y es que el hecho de no tercer ninguna competición a corto plazo al haberse cancelado las pruebas que estaban programadas nos permite ir con más pausa"

- ¿Se ha hecho duro volver tras tantas semanas alejado del agua? 

- Pueden más las ganas que otra cosa y lo cierto es que de la piscina salgo con las manos arrugadas y después de varios días tengo agujetas, pero sinceramente se agradece esa sensación.

- Ya hay secuelas de la vuelta a la actividad, pero ¿hay tiempo para la relajación?

- El entrenamiento es diario de lunes a sábado, aunque el sábado por la tarde tenemos libre y el domingo se destina a descanso, pero es un descanso activo. Por lo tanto, no es que podamos estar tirados todo el día en el sofá, ya que el cuerpo debe estar preparado para comenzar la semana al día siguiente.

- ¿Hasta cuándo permanecerá en Barcelona, cuál es el plan?

- Estaré aquí mientras se me permita y la idea es que sea hasta el final de la temporada, pues el CAR es el sitio más estable para trabajar en buenas condiciones. Aquí estoy con mi entrenador, Fred Vergnoux, y con mi grupo en el que se encuentran Mireia Belmonte y Jimena Pérez. Compartimos horario, pero cada uno nada en una calle y coincidimos diez nadadores en la piscina a la vez.

- ¿Le alegraría volver a ver a su técnico y a sus compañeros de fatigas?

- Claro que sí. Nos gustó el hecho de reencontrarnos y nos preguntamos cómo había ido todo, aunque, eso sí, guardando la distancia de seguridad.

"Hay tiempo de sobra para prepararse y pienso que estaremos todos igual, aunque en estos meses ha habido algunos países en los que los nadadores han continuado trabajando como Italia, donde sólo pararon dos semanas, y Alemania"

- ¿Qué le ha dicho Vergnoux en esta vuelta al trabajo?

- Básicamente que vamos a ir con calma, despacio pero con buena letra y es que el hecho de no tercer ninguna competición a corto plazo al haberse cancelado las pruebas que estaban programadas nos permite ir con más pausa, pero ya digo que estamos entrenando bien.

- En condiciones normales tendría que estar ultimando su preparación de cara a los Juegos de Tokio, pero la covid-19 ha hecho que esa cita pase de 2020 a 2021. ¿En qué medida le afecta el aplazamiento?

- Voy a tener más tiempo para prepararme, pues el objetivo sigue siendo Tokio y conseguir allí el mejor resultado posible. Mi aspiración continúa siendo la de ganar el oro en los 10 kilómetros en aguas abiertas.

- Hace unos días su entrenador, quien también lo es de Mireia Belmonte, dijo que si no se volvía a la piscina de inmediato en España habría que ir despidiéndose del éxito en Tokio. ¿Le sorprendieron esas declaraciones?

- Fred dijo eso más que nada para meter presión y para que se nos permitiese entrenar como estaban haciendo en otros países.

- Pero lo normal es que todos lleguéis en igualdad de condiciones a los Juegos, ¿no cree?

- Hay tiempo de sobra para prepararse y pienso que estaremos todos igual, aunque en estos meses ha habido algunos países en los que los nadadores han continuado trabajando como Italia, donde sólo pararon dos semanas, y Alemania. De todos modos, hay margen suficiente para recuperar terreno y lo haremos trabajando a conciencia.

"Después de entrenar el siguiente paso será competir, pero creo que para eso todavía falta bastante y es algo que no llegará hasta que se normalice totalmente la situación"

- Vayámonos al verano de 2021 en la capital de Japón, una cita para la que Alberto Martínez es el único deportista murciano con plaza garantizada y fue el primer nadador español en sacar su billete. ¿Cuáles serán sus rivales en esos 10 kilómetros, que es la distancia olímpica en aguas abiertas?

- Fundamentalmente los alemanes, los franceses y los italianos, así como el holandés Ferry Weertman, quien querrá revalidar el título que ganó en Río 2016. En definitiva, los aspirantes son los que estuvieron en el top 10 del último Mundial, en el que yo fui octavo en esa prueba y séptimo en la de 25 kilómetros.

- ¿Hasta qué punto condiciona tener un objetivo en el horizonte sin saber cuándo volverá a haber competición?

- Habrá que verlo, pues está claro que después de entrenar el siguiente paso será competir, pero creo que para eso todavía falta bastante y es algo que no llegará hasta que se normalice totalmente la situación. 

Noticias relacionadas

next