Hoy es 22 de julio

WOMEN TALKS: APRENDIENDO DE ELLAS / OPINIÓN

Mamás en modo adolescente

14/04/2024 - 

MURCIA. Cuando nos convertimos en madres, nos embarcamos en un viaje lleno de alegrías, sorpresas y bastantes desafíos. Pero cuando tu pequeño se convierte en un adolescente, ¡Agárrate fuerte porque ahí es donde comienza el viaje de verdad!

En primer lugar, hablemos de las emociones. Ser madre de un adolescente es como experimentar un torbellino de emociones todos los días. Desde el orgullo desbordante cuando ven a tu hijo mostrar compasión y madurez hasta la angustia y la preocupación cuando se enfrentan a los desafíos propios de la adolescencia, como las presiones sociales, el rendimiento académico y las decisiones sobre el futuro. Y los momentos inolvidables que también se presentan en el camino como esas conversaciones profundas en el coche en dirección al instituto o esos abrazos reconfortantes en medio de una crisis.

Luego, están los desafíos prácticos de criar a un adolescente. Desde lidiar con el drama del primer amor y las interminables discusiones sobre el uso del teléfono móvil hasta establecer límites saludables y enseñarles responsabilidad, criar a un hijo adolescente puede ser una prueba de resistencia. Pero también es una oportunidad para crecer juntos, aprender unos de otros y fortalecer el vínculo entre madre e hijo.

"el lenguaje adolescente es un universo completamente diferente"

Pero vayamos más allá. ¿Has intentado entender el idioma secreto de tu hijo adolescente cuando habla sobre sus amigos y te sientes como si estuvieras tratando de descifrar un código encriptado? Tenemos que aceptar el hecho de que el lenguaje adolescente es un universo completamente diferente. Cuando tu hijo adolescente te habla sobre sus "amigas", puede que no esté hablando solo de chicas, sino de un grupo mixto de amigos. Y cuando menciona a sus "amigues", es posible que esté utilizando un lenguaje inclusivo para referirse a personas de todos los géneros. En resumen, la terminología puede variar y es importante mantener una mente abierta y flexible.

Profundicemos en otro tema no menos complicado para las madres de hijos adolescentes: las dinámicas de las relaciones sexuales en la actualidad. Un recorrido desconcertante por un terreno desconocido desde la óptica de una generación donde estas conversaciones eran consideradas tabú.

Imagínate la escena: estás disfrutando de tu tranquilo desayuno con tu taza de café y el móvil leyendo Murcia Plaza, cuando de repente tu hijo adolescente aparece en la cocina con una confesión que te deja boquiabierto. ¡Es como si hubieras sido lanzada a un universo paralelo donde las conversaciones sobre sexo son tan comunes como discutir sobre el tiempo!

"son seres únicos y valiosos que están descubriendo quiénes son y su lugar en el mundo"

En lugar de entrar en pánico, decides afrontar la situación con humor y curiosidad. Después de todo, estás tratando de entender un mundo que parece extraño y desconocido para ti, pero que es completamente normal para tu hijo adolescente. ¡Ha llegado la hora! Entremos en el desconocido mundo de las relaciones sexuales de la generación Z!

Primero, te enfrentas al desafío de comprender la diversidad de identidades de género. Tu hijo te habla sobre amigos que se identifican como no binarios, transgénero o de género fluido, y te sientes como si estuvieras tratando de aprender un nuevo idioma. Pero decides tomártelo con calma y aprender lo que puedas, tal vez incluso haciendo algunos chistes sobre tu propia confusión.

Luego, te adentras en el mundo de las diversas orientaciones sexuales, desde la homosexualidad hasta la pansexualidad y la asexualidad. Tu hijo te habla sobre sus amigos que tienen diferentes atracciones y deseos sexuales, y te sorprendes al darte cuenta de cuánto ha cambiado el mundo desde tus días de juventud. ¡Es como si estuvieras explorando un nuevo planeta!

A medida que sigues explorando este mundo nuevo y desconocido, te das cuenta de que, aunque puede parecer extraño al principio, también es emocionante y liberador. Estás aprendiendo a aceptar y celebrar la diversidad en todas sus formas, y estás orgulloso de tu hijo por ser tan abierto y honesto contigo.

Pero en resumidas cuentas, ser madre de un adolescente no es solo un viaje de ida. También es un recordatorio constante de la importancia de la paciencia, la comprensión y el amor incondicional. Porque, aunque los adolescentes pueden ser difíciles de manejar a veces, también son seres humanos únicos y valiosos que están descubriendo quiénes son y cuál es su lugar en el mundo.

Así que, la próxima vez que te encuentres en medio de una discusión acalorada o un momento de crisis con tu adolescente, recuerda que no estás sola en este viaje. Todas las madres de adolescentes están navegando por las mismas aguas turbulentas, tratando de encontrar el equilibrio entre el amor, la paciencia y la firmeza. Aprovecha cada instante, celebra cada logro y recuerda que estás haciendo un trabajo increíble, incluso en los días más difíciles. Porque ser madre de un adolescente es una aventura salvaje, pero no cambiarías ni un segundo de ella por nada en el mundo.


Noticias relacionadas

next