Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

Los vecinos de San Antón se quejan tras las medidas restrictivas: "Además de olvidados, ahora somos unos apestados"

21/10/2020 - 

CARTAGENA. El presidente de la Asociación de Vecinos de San Antón, Asensio Albaladejo, dice que la decisión de aplicar medidas restrictivas al barrio, después de detectarse un ascenso preocupante de positivos por coronavirus es "cebarse con nosotros". "Si antes éramos un barrio olvidado, ahora ya somos unos apestados", añade con crudeza el representante vecinal que no entiende esta determinación por parte de las autoridades sanitarias.

Explica que el ámbito de actuación del Centro de Salud de San Antón engloba Urbanización Mediterráneo, Fuente Cubas, Nueva Cartagena, las calles Ramón y Cajal, Sebastián Feringán y San Antón, pero que las medidas tomadas por la consejería de Salud solo perjudican a su barrio. Allí se han endurecido las medidas debido a la alta incidencia de la covid que se ha registrado en los últimos días. Las nuevas restricciones afectan especialmente a los locales de hostelería de la zona y los comercios minoristas.

"Puede que los afectados no procedan del barrio, sino que vivan en otros barrios de los que depende el Centro de Salud, pero los que salimos perjudicados somos nosotros. Si el covid está en otros barrios, pagamos justos por pecadores", añade Asensio Albaladejo, quien añade que ahora que habían empezado a ser tenidos en cuenta, les cae como un auténtico jarro de agua fría no solo las restricciones sino que el nombre del barrio salga para decir que el centro de salud está en nivel rojo. Admite, además, que nadie de la administración local les ha llamado para indicarles dichas medidas ni tampoco para mostrar el mínimo interés por la realidad actual.

De esta forma, los aforos en bares y restaurantes de San Antón se reducen al 40% en el interior de los establecimientos y al 75% en las terrazas. Por su parte, las tiendas de alimentación y bebidas permanecerán cerradas desde las diez de la noche a las seis de la mañana. Explica que ha recibido la llamada de Hostecar para mostrarles su respaldo en estos momentos. "Los pocos establecimientos de hostelería de la zona se ven afectados por una situación que no es culpa solo de San Antón".

Noticias relacionadas

next