Hoy es 25 de febrero y se habla de

hostecar aguarda una negociación con el ayuntamiento para mantener el espacio concedido a los bares tras la pandemia

Los hosteleros de Cartagena se enfrentan a sanciones de hasta 3.000 euros por la ocupación no autorizada de terrazas

30/08/2023 - 

CARTAGENA. Este próximo viernes finaliza la ampliación extraordinaria que el Ayuntamiento de Cartagena otorgó a bares y restaurantes de Cartagena y Municipio de ocupación de la vía pública para ocupación de espacio público para prolongar sus terrazas y veladores con motivo de la pandemia.  

Hay que recordar que el pasado mes de noviembre de 2022 la Concejalía de Vía Pública, que dirigía por entonces el edil Juan Pedro Torralba, llegó a un acuerdo con la patronal hostelera por la que la ampliación provisional de las terrazas de Cartagena quedaba derogada el 28 de noviembre. Finalmente, no se adoptó decisión alguna y se concedió a los hosteleros nueve meses más de ampliación que ahora acaban.

Tal y como dice la ordenanza de ocupación de vía pública para usos de hostelería, y que data de 2006, con algunas modificaciones posteriores, las sanciones a las que se enfrentan los hosteleros de la ciudad y comarca pueden alcanzar hasta los 3.000 euros si no se cumple la normativa vigente. En este momento, hasta que la nueva ordenanza que se está trabajando no entre en vigor, se aplican dos regímenes diferentes; uno por exceso sobre la ocupación autorizada (Ordenanza de Veladores) y otro para la ocupación no permitida de zonas dedicadas a estacionamiento o tráfico (Ordenanza municipal de tráfico, circulación de vehículos a motor y seguridad vial). Del primer tipo -exceso sobre la ocupación autorizada- no se han emitido sanciones, pero del segundo tipo ha habido 25 decretos para recuperar zonas cuya ocupación supone un riesgo para la seguridad vial.

Tal y como dice la ordenanza en su artículo 36, son catalogadas como sanciones leves, entre otros aspectos, la a colocación de sillas o mesas en número superior a las autorizadas, sin que el exceso supere el 10% de la cantidad autorizada, el hecho de demorar el fin de la actividad menos de 15 minutos después del horario de apertura autorizado, o descuidar la limpieza de la zona ocupada, permitiendo la existencia de residuos inocuos para la salud y la vía pública. Las sanciones leves son castigadas con 750 euros de multa. 

Por su parte, las graves, en las que se hace hincapié en la colocación de sillas o mesas en número superior a las autorizadas, cuando el exceso supere el 10% de la cantidad autorizada, o usar la vía pública como almacén de elementos propios de la actividad, ya sea mobiliario, consumibles o residuos. Las sanciones llegan hasta los 1.500 euros, mientras que las muy graves, hasta los 3.000 euros, dice la ordenanza por una falta de retirada de la terraza al finalizar el período de validez de la misma o la negativa, entre otros aspectos, a recoger la terraza habiendo sido requerido al efecto por la autoridad municipal o sus agentes, con motivo de la celebración de algún acto en la zona de ubicación o afluencia de la terraza.

Hostecar ha alzado la voz al considerar que es completamente injusto el 'decretazo', como lo han llamado desde la Asociación de Hosteleros y Empresarios de Hostelería y Turismo de Cartagena, a la comunicación enviada a aquellos establecimientos que tenían terraza ampliada por la pandemia y a los que les dan 15 días para la retirada de las mismas tras ser notificados a riesgo de abrirles procedimiento de ejecución subsidiaria. "Se deberían de analizar todos los casos uno a uno ya que todos tiene características diferentes", dicen desde el sector . La Asociación hostelera ha pedido buscar soluciones consensuadas "para alcanzar la mejor de las alternativas, que no moleste a los peatones y afecte lo menos posible sobre las plazas de aparcamiento". En este decreto no se contemplan plazos de solicitud de ampliación, ni medidas claras a tomar por los empresarios para llevarlas a cabo.

Subrayaron que la adaptación a nuevas normativas obliga a reducir el espacio de ocupación con mesas y sillas, llegando incluso a la absoluta desaparición de las terrazas. "Pensábamos que estas ampliaciones podrían salvar nuestros establecimientos, porque de no ser así, nos veríamos abocados al cierre del local ya que en muchos de los casos nuestra economía está basada en gran parte en la explotación de una terraza que disponía de todos los permisos necesarios y que ahora nos quitan sin alternativa alguna. Además, la retirada de terrazas implica la perdida de puestos de trabajo" aseguran los hosteleros.

 "Ya no existen terrazas covid en ningún lugar de España y hemos sido permisivos con el sector", dice Arroyo

Noelia Arroyo, alcaldesa de Cartagena, decía sentirse "sorprendida" por el comunicado emitido por Hostecar, a la vez que subrayó que están trabajando con ellos para recuperar la normalidad. "Las terrazas covid no existen en ningún punto de España y nosotros hemos sido comprensivos, sensibles y permisivos por las dificultades que tuvieron los hosteleros".

Añadía que han trabajado a lo largo de estos meses con Hostecar para "regularizar" los permisos  y las ampliaciones que sean viables "y estudiar de manera personalizada cada una de estas solicitudes. La colaboración ha sido permanente antes y ahora. Cualquier solicitud que llegue ahora no se va a tomar la decisión el 1 de septiembre de levantar la terraza, todo lo contrario. Se estudiará y dará la respuesta".

Noticias relacionadas

next