Hoy es 13 de abril y se habla de

los últimos establecimientos por adjudicar han presentado una dura puja en zonas del mar mediterráneo multiplicando por 15 su precio inicial

Los chiringuitos de La Manga cotizan al alza y los del Mar Menor se quedan sin pretendientes

6/05/2023 - 

CARTAGENA. El Ayuntamiento de Cartagena sacaba a licitación hace unos días la concesión para los dos próximos años de hasta siete chiringuitos en las playas del término municipal de Cartagena, correspondientes a las zonas de Barco Perdido, Los Urrutias, Punta Brava y Los Nietos. Los puntos autorizados en los hitos 35 (Playa de Levante – Islas Menores); hitos 20-21 (Playa de Poniente – islas Menores); hito 42 (Los Urrutias); hitos 34-35 (Punta Brava) quedaron desiertos en la licitación anterior y en esta ocasión se le añadían los hitos 21-22 (Barco Perdido-Marchamalo); hitos 15-16 (Barco Perdido-Marchamalo).

Pues bien, las instalaciones temporales que quedaron pendientes de la zona de La Manga han cotizado al alza, mientras que las del Mar Menor se han quedado casi sin pretendientes o con tan solo una persona interesada en hacerse con ellos.

El que más interés ha despertado es el chiringuito que aparecía como Lote 6 -ubicado en Barco Perdido Marchamalo- en La Manga, que salía con un precio mínimo de licitación por año de 2,443.10 euros. Este emplazamiento en la playa del mismo nombre, ha tenido hasta catorce pretendientes. El que se adjudicaba definitivamente el contrato, Cafetería Istambul, multiplicó por casi 15 el precio de salida, para poder hacerse con el establecimiento, por un total de 30.199,00 euros.

El Lote 4, también en la misma zona, tenía un precio mínimo de licitación por año de 3.209 euros y fue adjudicado por 18.198,15 -se ha multiplicado casi por seis- después de haberse presentado hasta seis licitadores.

En el otro lado de la balanza, se encuentran dos establecimientos, ambos en la Playa de Poniente (Islas Menores) a los que ni el reducido precio de partida, entre 800 y 900 euros, convencía a alguien para que optasen a quedárselos, por lo que ambos han quedado desiertos.

Por último, los lotes de chiringuitos ubicados en Los Urrutias y Punta Brava tan solo se ha presentado un licitador en cada uno de ellos, mostrando también en estos emplazamientos el escaso interés de los empresarios por quedarse con los establecimientos hosteleros estos dos próximos años en lugares donde el baño no suele estar demasiado concurrido.

Noticias relacionadas

next