Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

Hoy es 4 de marzo y se habla de coronavirus covid-19 REGIÓN DE MURCIA gran vía MURCIA

mantener el tipo

Las peluquerías, en servicios mínimos ante la segunda ola: "Trabajamos para cubrir gastos"

16/11/2020 - 

MURCIA. Nada más salir del confinamiento la población acudió en masa a las peluquerías, que pasaron de un parón total a tener unas jornadas de trabajo completas. Desde entonces han transcurrido los meses y como comentan desde el sector, "la cosa ahora está más calmada", demasiado para muchos. Y es que la faena de estos profesionales depende mucho de la vida social y de los eventos (comuniones, bodas, bautizos, etc.) que, con la segunda ola de la pandemia en su punto álgido, están totalmente parados, por lo que sus servicios "se han reducido al mínimo".

Las peluquerías, como todo el sector servicios, asume este período de pandemia global yendo hacia delante y sin mirar al pasado. "No nos podemos quejar porque seguimos funcionando, pero nuestros ingresos han caído un 50%, que era lo que venía de eventos, salidas...", comentaba a este diario Delfi, de Delfi Peluqueros.

Por otra parte, los peluqueros son conscientes del riesgo que supone desempeñar su profesión en la actualidad. "Muchas veces he recomendado a los clientes que no vengan", comentaba Miguel Ángel, dueño de la peluquería Avena Negra. "Antes de concertar una cita, siempre pregunto sobre su estilo de vida recientemente para saber qué hacer", explica.

Ante la situación de emergencia, varios establecimientos del gremio han tomado medidas por su cuenta. Entre ellas, las más comunes son las de asignar un peluquero por cliente, desinfectar todo al terminar el servicio o concertar citas solamente si se hace de forma previa. Otras, más novedosas y que apuntan a la reinvención del servicio, se tratan del embolsamiento de las pertenencias al entrar la persona al local como el caso de Alegría Peluqueros o atender un servicio a domicilio, como lo hace Avena Negra. Por parte de los clientes, las peluquerías también aseguran un aumento del pago con tarjeta.

"Ahora que no hay bautizos, ni comuniones ni bodas la gente no sale tanto a la calle y esas personas que venían cada semana o a prepararse para los eventos ya no están, solamente son los trabajos de necesidad los que se realizan", relatan en Delfi Peluqueros. En Alegría Peluqueros comentan que se encuentran en una forma similar: "Seguimos con una clientela fija, pero obviamente ha bajado, no es como antes". En un momento donde la vida social se ha reducido al mínimo, las peluquerías notan su impacto. 

El pequeño comercio de la Región resiente las medidas adoptadas por el Gobierno murciano, pero lo comprenden. Son perfectamente conocedores de que aunque sea con los servicios mínimos, pertenecen a una parte imprescindible del conjunto de la sociedad. Aun así, las peluquerías reconocen que "trabajan para cubrir gastos, sin pensar en beneficios". Solo les queda esperar a que la vida social se regenere y con ello, sus negocios.

Noticias relacionadas

next