EL PASICO DEL APARECIDO / OPINIÓN

La refriega en Cs por los indultos

5/06/2021 - 

CARTAGENA. Cuenta el juez Moreno Andrade que, preguntada una señora durante un juicio por lesiones si había resultado lesionada en la refriega, ella contestó: "Un poquito más arriba. Entre la refriega y el ombligo". Pues bien, lo que ahora se encuentra "un poquito más arriba" en la política regional es la refriega en Cs con motivo de los indultos a los separatistas catalanes.

Respecto de ese debate diré, con Jorge Manrique, que dejo las invocaciones (los argumentos favorables a los indultos) de los famosos poetas y oradores (Sánchez, Calvo, Redondo, los socialistas letones et al), no curo de sus ficciones, que traen yerbas secretas (venenos contra España y su poder judicial) sus sabores. A aquella (Arrimadas) solo invoco yo de verdad, que a esta región viniendo, la gente no apoyó a su Vidal.

"MUCHOS SE PREGUNTAN SI MARTÍNEZ VIDAL ESTARÁ EN COLÓN O FIRMARÁ CONTRA LOS INDULTOS. NO LO HA ACLARADO POR AHORA"

En efecto, visto el pobre resultado de las elecciones madrileñas, propiciadas por la moción de censura en Murcia, e intuido lo ahora confirmado por la encuesta del Cemop (que los votantes han dado la espalda a Cs en nuestra región a raíz de la censura), el alma de Arrimadas ha recordado que, ante la complicidad del PSC con los separatistas, Cs nació para combatirlos en Cataluña, gracias a lo cual ganó allí las elecciones, y ha avivado su seso y despertado del sueño de intentar pactar con el PSOE de un Sánchez que se apoya en los separatistas vascos y catalanes, a los que va a premiar con los indultos. En su reciente visita a Sevilla, Arrimadas apoyó a Juan Marín, a quien antes rehuía porque se opuso a las censuras, ha declarado que aspira a renovar el pacto andaluz con el PP tras las próximas elecciones y, preguntada al respecto, ha evitado elogiar la moción de censura en Murcia. Por el contrario, ha argüido que tampoco Illa ha podido presentar su candidatura a presidir el Gobierno catalán, cosa que le reprocharon, y ha dicho que "Sánchez ya eligió también a Bildu (Reunir en español) para los presupuestos y a partir de ahí no hay nada que hacer". Por si todo eso no fuese suficiente, ha confluido con Casado en su repulsa a los indultos, con visita el domingo 13 a la plaza de Colón incluida.

Le guste o no le guste a Vidal, su lideresa nacional ha retornado a oponerse a los cómplices de los separatistas, lo que inevitablemente la conduce a volver a entenderse con el PP; sin esperar que llegue a tanto, aquí muchos se preguntan si, al menos, Vidal estará en Colón o firmará contra los indultos. No lo ha aclarado por ahora. No solo Miras, el presidente pepero, y Antelo, el dirigente de Vox, se han pronunciado contra los indultos, sino también Pepe López, el dirigente del Movimiento Ciudadano cartagenerista, así que solo falta Vidal por hacerlo, pero ella, en aparente alianza con el socialista Conesa, uno de los primeros sanchistas, prefiere seguir machacando con la idea de que los cuatro diputados que no apoyaron la moción de censura son unos condenables tránsfugas, estigma que, en opinión del abogado cordobés Rafael Ibáñez Reche, veterano izquierdista de línea dura y viejo conocido del Aparecido, también padece el presidente Miras. Asombroso. La catalizadora de la ruina de Cs sigue con su único tema, sin asumir que se equivocó, fue derrotada, y no alcanzará la Presidencia regional a la que, desinteresadamente, aspiraba. Suerte tendría si conservase su escaño en las próximas elecciones, pues su popularidad ha caído en picado a raíz de la dichosa moción.

Muy distinta es la situación de Padín, el fundador de Cs en Cartagena, que mantiene su alianza con la popular Arroyo, se ha pronunciado sin ambages contra los indultos, lo que ha agradado a la dirección nacional de su partido. Se confirma que hay conversaciones para archivar su expediente de expulsión, y empieza a rumorearse en los círculos madrileños que podría ser promocionado en el futuro inmediato, pues se le considera más fiable y con más apoyo popular que los que pergeñaron la moción de censura. Algunos no quieren enterarse y, como ha informado Diego Sánchez en Murcia Plaza, los jóvenes de Cs que visitaron recientemente Cartagena agradecieron el trabajo de María Amoraga, la única concejala cartagenera de su partido, pero omitieron mencionar a Padín, lo que ha indignado al propio Eusebio Martínez, secretario de Cs en la trimilenaria. 

Es muy posible que, tras los últimos acontecimientos, Padín tenga ahora más futuro político en Cs que Vidal, y tanto sus divergentes posturas sobre los indultos a los separatistas como su mayor facilidad para acordar con el PP contarían en que se materializase esa posibilidad. Después de todo, si Arrimadas aspira a llegar a acuerdos pre o postelectorales con el PP en el siguiente ciclo, necesitará gente en nuestra región capaz de hacerlo y, obviamente, Vidal ha optado por establecer acuerdos con los socialistas y los podemitas, estrategia que carece de futuro en esta nueva etapa de Cs. La lista de invitados a la Convención Nacional de Cs a mediados de julio servirá para confirmar o desmentir si los círculos madrileños, muy activos en el pasado Fitur (hubo largas conversaciones sobre nuestra región entre los visitantes de Cs), acertaban en sus previsiones.

De hecho, la situación de Vidal se deteriora por momentos al haber trascendido que filtró los mensajes telemáticos que había intercambiado con Marina Bravo, la secretaria general de Cs, en los que ambas criticaban a Alberto Castillo, el presidente de la Asamblea, al que, a pesar de su profunda indignación, acaban de expulsar. Esta misma semana Borja González, el secretario de Organización nacional, visitó la ciudad de Murcia y se cree que se entrevistó en términos amistosos con Mario Gómez, el líder de censura municipal, y menos amistosos con Vidal. La sombra de una gestora, en la que entraría Padín, se cierne sobre Cs en nuestra Región.

JR Medina Precioso

jrmedinaprecioso@gmail.com

Noticias relacionadas

XEITO I ESPENTA

Vacaciones explosivas

Volvemos a revivir situaciones pasadas. Se nos dijo que habíamos superado la curva y los picos, decayó el estado de alarma, nos lanzamos a hacer nuestra vida; pero los contagios a pesar de la vacunación se disparan y no solo entre los jóvenes. Los que inician ahora vacaciones se van con toda la incertidumbre. Mientras, las políticos participan en sus últimos actos antes de disfrutar de unos días de asueto y dejando unas cuantas tareas para septiembre.

next