tras un periodo estival donde han proliferado más que nunca

La Policía Local 'limpia' de botellones los últimos coletazos del verano en La Manga

5/09/2021 - 

CARTAGENA. Tras un verano en el que las quejas de los vecinos han sido más enérgicas que nunca con los botellones, en el primer fin de semana de septiembre el Ayuntamiento de Cartagena ha reforzado la vigilancia policial y las tareas de limpieza en playas de La Manga y La Azohía para intentar minimizar al máximo las molestias que generan los botellones que realizan los jóvenes en vecinos y bañistas. Una medida que, por necesaria que es, pues todavía quedan jóvenes de vacaciones a la espera de empezar las clases de instituto y la universidad, llega tarde. Y es que, hasta hace poco menos de una semana, las quejas de los vecinos eran palpables.

El Ayuntamiento, a través de la concejalía de Seguridad Ciudadana, que dirige Juan Pedro Torralba, reforzó este fin de semana el operativo policial en esta parte de la costa, con vigilancia extraordinaria en el entorno de las playas del Vivero y la de Levante en La Manga para intentar disuadir concentraciones de personas para consumir alcohol en la vía pública. Además, también hubo refuerzos en el núcleo urbano de Cartagena. La noche se desarrolló con pocas incidencias destacadas, y la Policía Local ha interpuesto en la noche de este sábado 4 de septiembre un total de 9 denuncias por consumo de alcohol en la vía pública en distintas playas y en la ciudad, y 26 denuncias por ruidos en vía pública.

Por su parte, desde la concejalía de Infraestructuras que dirige María Casajus, se ha dispuesto un operativo de refuerzo para que desde las 6:00 de la mañana se limpien las playas de los restos de basura que generan los botellones, con el fin de que al amanecer las playas estuvieran limpias y sin restos de basura, y minimizar en todo lo posible los efectos de ese tipo de concentraciones para el resto de la población. Una medida que ya habían pedido los vecinos desde el mes de junio, cuando el cierre de las discotecas empezó a provocar que muchos jóvenes optaran por beber en estos sitios para disfrutar de la noche con las vacaciones recién estrenadas.

La alcaldesa, Noelia Arroyo, ha agradecido a la Policía Local el operativo desplegado, al igual que ha reconocido el esfuerzo de las brigadas municipales en las tareas de limpieza. Arroyo ha apelado a la responsabilidad de los jóvenes y a su civismo, recordando que “está prohibido el consumo de alcohol en la vía pública. El resto de ciudadanos que disfrutan de nuestras playas no tienen por qué sufrir las consecuencias de actos incívicos de los jóvenes”.



Noticias relacionadas

next