Hoy es 14 de julio

La secretaria de Estado de Migraciones visitará el próximo lunes la ciudad

La falta de transparencia del Ministerio de Migraciones y el rechazo social retuercen el encaje del campamento de inmigrantes en Cartagena

13/06/2024 - 

CARTAGENA. La gestión de la temporalidad del campamento de inmigrantes del Hospital Naval por parte del Ministerio de Migraciones está generando un gran malestar en Cartagena. El último movimiento, o en este caso los dos últimos movimientos, han dejado ver de forma clara el cambio de rumbo que ha experimentado la situación, que ahora mira a la puesta en marcha de un CETI (Centro de Estancia Temporal de Inmigrantes), algo que desde el propio PSOE se ha negado durante semanas, de forma ‘casi definitiva’.

La escasa, por no decir nula, información que ha ofrecido el Gobierno de España al Ayuntamiento de la ciudad ha supuesto que el rechazo social se incremente y los partidos políticos que forman parte del Pleno de Cartagena protesten ante la falta de explicaciones por los cambios de guion experimentados por el Ministerio.

Promesas del Ministro Escrivá

Recordemos que el pasado mes de octubre, José Luis Escrivá, ministro de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones en ese momento aseguraba a la Alcaldesa que Cartagena no se encontraba entre las 14 localizaciones elegidas por el Gobierno central para instalar centros de atención a extranjeros. El ministro añadía, además, que la elección de la explanada del Hospital Naval para levantar un campamento temporal respondía solo al hecho de que era un emplazamiento fácil de acondicionar con la urgencia de la situación.

Contradicciones y cambios de rumbo

De aquellas palabras de hace siete meses, nos encontramos con una situación bien distinta, en la que se han sucedido manifestaciones de vecinos, mociones políticas y movimientos desde el Gobierno de España que iban en una dirección bien diferente a lo que políticos y vecinos esperaban. Las críticas han arreciado conforme han ido pasando los días, debido a la falta de comunicación y a las actuaciones no desveladas por el propio Ministerio.

Obras ilegales y prórroga del campamento

Esta falta de contacto directo entre las administraciones municipal y nacional y las decisiones unilaterales del Ministerio han dificultado enormemente el encaje del campamento en la ciudad. Las autoridades locales no tienen acceso a la información sobre el futuro del campamento, lo que genera incertidumbre y dificulta la planificación. Este pasado viernes, el departamento de Urbanismo de Cartagena abrió un expediente por obras ilegales en dicha instalación, efectuadas por el propio Ministerio. El fin es habilitar más habitaciones en el inmueble, lo que deja claro que de temporalidad, nada de nada.

Posible movilización ciudadana

La decisión del Ministerio de convertir, posiblemente, el campamento en definitivo tiene, de momento, como consecuencia la llamada a una posible respuesta social que podría convocar la propia Alcaldesa si la ministra no se reúne de urgencia con ella y aclara la situación. Ante esta situación, se están barajando diversas medidas para presionar al Ministerio y forzar un cambio de postura. No se descarta la convocatoria de más movilizaciones ciudadanas para mostrar el rechazo al proyecto del Ministerio.

Reacciones políticas: ojo a alentar los extremismos

Pero, tal y como el propio portavoz del PSOE en Cartagena, Manuel Torres, ha hecho ver en un comunicado de prensa, este tipo de reacciones y llamamientos a la movilización pueden ser un arma que se vuelva en contra de aquellos que las promueven. Decía el portavoz socialista que alentar extremismos es "muy peligroso, social y políticamente. Si pretende rentabilizar", dice Manuel Torres en alusión a Noelia Arroyo "esa posición tan agresiva está claro que no le funciona y solo sirve para fomentar el odio y el racismo".

Incremento del malestar en Cartagena

Cabe destacar que la falta de declaraciones oficiales por parte del Ministerio de Migraciones está agravando la situación y generando aún más incertidumbre y malestar en Cartagena. Este malestar se ha visto reflejado en las calles, con una concentración de 300 personas convocada por la plataforma "NO al CETI" para exigir el cierre del campamento temporal de inmigrantes. La Federación de Asociaciones de Vecinos de Cartagena (Favcac), por ejemplo, no ha apoyado la protesta aunque comparte la necesidad de cerrar el campamento temporal del Naval.

Por otro lado, el Pleno de Cartagena aprobó el pasado mes de mayo la moción presentada por Vox ante el incumplimiento del Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones de las promesas de desmantelamiento del campamento de ilegales, situado en el Hospital Naval de la ciudad. En ella se solicitaba el cierre inmediato del campamento, así como que se cumplan los puntos acordados en la pasada reunión del 21 de mayo entre vecinos y Ayuntamiento: el refuerzo de la seguridad del municipio con Policía Nacional y Guardia Civil, autorización para que los representantes de los vecinos y de la corporación entren en el recinto cuando lo soliciten y que reciban el apoyo del Ayuntamiento en cuantas actuaciones sean necesarias.

Próxima visita de la secretaria de Estado de Migraciones

Tal y como ha anunciado el propio Partido Socialista, la secretaria de Estado de Migraciones visita Cartagena el lunes. Las explicaciones las están esperando desde el Palacio Consistorial, para que Pilar Cancela argumente los motivos por los que desde el Gobierno de España se mueve ficha para que, además de contar ya con un Centro de Atención Temprana al Inmigrante (CATE) ubicado en las inmediaciones de La Algameca, se haya decidido que la ciudad sume otro centro más sin acuerdo previo, comunicación ni transparencia.


Noticias relacionadas

next