Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

DESCIENDE LA AFLUENCIA A LOS HOSPITALES

El miedo al contagio deja vacías las urgencias ajenas al coronavirus 

La asistencia a este servicio cae hasta un 80% en hospitales como el Reina Sofía

2/04/2020 - 

MURCIA. La batalla contra el Covid-19 también ha revolucionado las puertas de urgencias de los hospitales. Estos servicios, muy concurridos a diario antes de que la pandemia se instalara en nuestras vidas, se han convertido en salas menos transitadas; hasta el punto de que en muchos momentos se quedan vacías. La afluencia de pacientes ha bajado sensiblemente. "La asistencia a urgencias se encuentra en un tercio de lo que teníamos hace un año, en una época como esta", reconocía este miércoles el consejero de Salud, Manuel Villegas.

Las urgencias sanitarias ajenas al coronavirus han caído hasta quedarse en un 20% en centros como el hospital murciano Reina Sofía. Ante el cierre de consultorios, la asistencia a posibles urgencias se limita a los centros de salud abiertos que disponen del servicio, además de los hospitales. 

Profesionales que atienden estos servicios reconocen que la atención a los enfermos se ha reducido hasta en un 80% en el Reina Sofía, según ha podido saber Murcia Plaza. Este complejo, que asiste a una población de unos 230.000 habitantes, atiende al año unas 115.000 visitas, es decir más de 300 al día. Ahora la media se queda en alrededor de 50 pacientes.

Las causas de este desplome serían dos al menos: de un lado, la orden general de confinamiento, que ha reducido al máximo la actividad laboral, por lo que los accidentes son mínimos, tanto de trabajo como en la vía pública; de otro, el temor al contagio de coronavirus. 

Así, usuarios de la sanidad pública con ligeras molestias optan por mantenerse en sus domicilios en lugar de exponerse a la infección. No en vano, los propios profesionales destacan que entre un 40% y un 60% de las visitas a urgencias que se hacían no padecían problemas graves ni realmente urgentes. Además, la disposición de un teléfono único (900 12 12 12) para atender consultas sobre el virus limita las salidas a la calle.

La pandemia evidencia "los abusos" de algunos pacientes

El doctor Ibáñez, médico interno residente de Medicina Familiar y Comunitaria del hospital de Santa Lucía, en Cartagena, relata a Murcia Plaza que "el miedo a contraer la nueva enfermedad" ha provocado el descenso de la afluencia, aunque considera que esta situación mejora la atención en las urgencias. "Esto nos beneficiada a todos ya que vienen pacientes graves de verdad y al no estar saturados podemos dedicarles el tiempo que realmente se merecen", asegura el médico.

El facultativo opina que la pandemia pone de manifiesto "el abuso innecesario que realizan los pacientes de todos los recursos sanitarios", que son, añade, "limitados y prácticamente insostenibles a ese ritmo". El médico se pregunta además si usamos de forma responsable este servicio el resto del año. "La respuesta es simple: no", asevera rotundo. Porque, a su juicio, "es algo que lo veíamos en diversas ocasiones, como festivos, puentes, partidos de fútbol y vacaciones, en las que 'sospechosamente' bajaba el número de'enfermos".

Reorganización de los servicios

La lucha contra la pandemia, el mayor desafío al que se ha visto expuesto nuestro país en muchos años, ha obligado al Servicio Murciano de Salud a reorganizar sus servicios. Toda la Atención Primaria está volcada en la cruzada sanitaria contra el coronavirus. Los médicos de Familia realizan seguimiento individual y telefónico a los más de 600 pacientes contagiados que permanecen aislados en sus casas en la Región. No son las únicas personas vigilados: los facultativos de cabecera también atienden a más de 30.000 'casos posibles' o 'contactos estrechos'.

Mientras que la Atención Primaria opera al 100%, la actividad de otros servicios ha decaído, como las consultas externas y las operaciones quirúrgicas, aunque las intervenciones urgentes y las consultas preferentes se siguen abordando. Por ello, explica el consejero de Salud, el SMS está reubicando a estos profesionales para ser más eficientes, ofreciéndoles formación en la asistencia contra el Covid-19. No sobran manos para combatir un virus que ya ha afectado a más de un millar de murcianos. 

Noticias relacionadas

next