Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

fútbol

El Real Murcia mantiene los 700.000 euros para su primer equipo y con ello aspira a subir a Segunda

12/06/2020 - 

MURCIA. El Real Murcia mantiene de cara a la campaña 2020/2021 el presupuesto que ha manejado esta temporada para competir en Segunda División B -son 700.000 euros destinados a la primera plantilla- y con ello aspira a lograr el ascenso a Segunda, categoría de la que lleva alejado ya seis años seguidos.

El hecho de que se espere una sensible contención en el mercado de fichajes y en los salarios por los efectos de la crisis del coronavirus seguramente hará que con lo mismo se pueda abarcar más y a eso se agarran en la centenaria institución para elevar las pretensiones de un equipo que esta campaña ha sido octavo en el grupo IV, aunque es cierto que iba a más cuando la competición se paralizó y luego quedó suspendida por la expansión de la covid-19.

El consejo de administración del club grana, que preside Francisco Tornel, ha aprobado dicho presupuesto, el cual será trasladado a la junta de accionistas. "Contamos con una cuantía similar a la de este último año y con ella la pretensión es estar con los mejores de la categoría", señala Francisco Cobacho, uno de los consejeros granas.

Por otra parte, tal y como se ha tratado en la última reunión del grupo comandado por Tornel, el club estudia un plan para poner en valor las instalaciones de Cobatillas, que incluye su remodelación para el uso de la cantera. La apuesta por las bases es una de las piedras angulares del Real Murcia actual y la idea es la de seguir contando con jóvenes formados en ellas.

"Vamos a contactar con patrocinadores para poder desarrollar este plan en Cobatillas, el cual todavía está en un estado originario, y por otra parte proyectamos explotar este equipamiento, una vez hechas las obras, con el alquiler de los campos de césped artificial a terceros cuando los mismos no sean utilizados por los equipos de nuestra cantera", indica Cobacho. "Es una buena fórmula de autofinanciarnos", añade. Lo de vender los terrenos se descarta por estar embargados por la Agencia Tributaria, con la que el club mantiene una deuda elevadísima que, junto a la de la Seguridad Social, suma 17,4 millones de euros.

El consejo murcianista ha acordado, igualmente, organizar un evento de fin de temporada en el estadio Enrique Roca dedicado al tejido empresarial de la Región para el cual todavía no se ha determinado fecha.

Noticias relacionadas

next