Hoy es 16 de julio

presenta su autobiografía

El doctor Joaquín Gómez repasa toda su vida en sus memorias, 'Estampas de una historia'

Fotos: JUANCHI LÓPEZ

19/10/2023 - 

MURCIA. "Es toda mi vida y me hacía mucha ilusión contarla en un libro". Así resume el doctor Joaquín Gómez Gómez su autobiografía, Estampas de una historia (editado por la Universidad de Murcia), que fue presentada este jueves en el centro cultural Las Claras de la Fundación Cajamurcia, arropado por un centenar de amigos y compañeros de profesión. "Tenía la ilusión de escribir mis memorias cuando me jubilé", confesó el doctor Gómez, que tomó la palabra en la presentación acompañado por el decano de la Facultad de Medicina HM Hospitales de Ciencias de la Salud de la Universidad Camilo José Cela, José Barberán López, quien además elaboró el prólogo de la autobiografía. También le secundaron el rector de la Universidad de Murcia, José Luján, y el presidente de la Fundación Cajamurcia, Carlos Egea Karuel. Tampoco se lo quiso perder otro colega de carrera y hoy alcalde de Murcia, José Ballesta, presente entre el público.

La obra, que no tiene coste para el lector -"Es un libro para regalárselo a los amigos, para quien quiera"- narra toda una vida de éxitos profesionales y también plagada de anécdotas personales. Desde su infancia en Abarán -su tierra natal donde soñaba con ser futbolista en El Chinarrillo-, aunque marcada por la muerte de su madre por cáncer de mama con tan sólo 44 años que le dejó huérfano con 10 años, hasta su prolija carrera en la Medicina, que le ha llevado tanto a ser el jefe del servicio de Infecciosas en el Hospital Virgen de la Arrixaca como catedrático de Infecciosas de Medina Interna de la UMU.

Escrito a mano y con pluma 

Siempre fiel a su pluma estilográfica, el autor, que todavía pasa consulta en el hospital, se lanzó a escribir Estampas de una historia en los primeros días de la pandemia, el periodo más duro, en marzo de 2020, cuando toda la población quedó confinada y sumida en la incertidumbre ante un virus desconocido y por desgracia letal. Él mismo padeció los efectos de la covid-19, cuyo relato descarnado contó en primera persona en Murcia Plaza, el periódico con el que colabora con artículos diseccionando las raíces y las consecuencias del coronavirus, así como la importancia de las vacunas. No en vano, otra de las constantes en la trayectoria del galeno ha sido su vocación por la investigación y la divulgación. Su firma aparece en numerosos textos científicos y muchos de ellos son una referencia para la infectología española.

El doctor Gómez debe su amor por la Medicina a la influencia de su padrino, el doctor Joaquín Martínez, y a su profesor don Julián Garro. De Abarán -tierra que con el tiempo le nombraría Hijo Predilecto- pasó a Granada, donde se formó como médico. En los setenta recaló en Barcelona, en el Hospital de la Santa Cruz y San Pablo. Allí dio un gran salto profesional y logró hacerse con dos especialidades que nadie había conseguido: Medicina Interna y Gastroenterología. Aunque en la ciudad condal si algo descubrió fue su pasión por la ópera, afición que aún cultiva hoy día.

Un adelantado a su tiempo

Foto: J. LÓPEZ

"El profesor Gómez siempre ha sido un adelantado a su tiempo", subraya en el prólogo José Barberán, que detalla cómo a partir de 1976 crea y dirige el Servicio de Enfermedades Infecciosas de La Arrixaca desarrollando "una enorme labor asistencial" y "practicando su conocida política de antibióticos, el common sense". Uno de los hitos como catedrático fue su célebre Curso de Avances en Antibioticoterapia, que ha formado a los médicos de la Región de Murcia durante muchos años y por el que han pasado los mejores infectólogos y microbiólogos del panorama nacional, como así elogia Barberán. "Y su libro Enfoque Clínico de los Grandes Síndromes Infecciosos, junto a la Guía Terapéutica Antmicrobiana del Dr. Mensa, constituye uno de los dos textos de referencia de la infectología española".

Pero más allá del catedrático, médico e investigador hay una persona "singular y elocuente", herencia de su padre. Un hombre de fe, con una "gran sensibilidad, bondadosa, generosa, fiable, luchadora, divertida y aventurera". Como él mismo asevera, "su madre lo trajo al mundo para estar al servicio de los demás a nivel médico y humano". Y eso que la salud a él precisamente no le ha sonreído, pues tras el mazazo de su progenitora soportó también la muerte de su primera esposa, Rebeca, la madre de sus dos hijos, Rebeca y Jorge Luis. Ahora, relata Barbarán, "ya abuelo, está felizmente casado de nuevo con María Dolores y se dedica a la ópera, viajar y a hacer divulgación lírica y médica en la prensa murciana". Su vida, hoy plasmada en un libro de memorias, cuenta con el colofón del "reconocimiento unánime de pacientes, alumnos, colegas de su hospital y de la infectología española".

Noticias relacionadas

next