Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

El Cine Central se enfrenta a una restauración cargada de minas

25/01/2021 - 

CARTAGENA. El Cine Central de Cartagena se ha convertido en uno de los proyectos estrella para la revitalización artística y cultural no solo de la ciudad, sino para el impulso de una zona aún degradada. La que han venido a denominar Plaza de la Cultura es una idea de ciudad, que no solo contempla la recuperación del Cine Central y la ampliación a otros usos artísticos sino también la recuperación de la plaza del Lago con edificios de la importancia del MURAM y el Palacio de Aguirre.

Es, por tanto el Central uno de los iconos de ese nuevo futuro que imaginan los gobernantes de Cartagena. Pero no es un camino de rosas el que ha tenido este proyecto, anclado en el olvido durante más de veinte años y que ahora, cuando se vislumbra el camino, se topa con un proceso de rehabilitación complejo por el fondo y por la forma. 

A finales del pasado año se anunciaba por fin el anteproyecto ganador del concurso de ideas para la restauración del Cine Central. El arquitecto Pedro García Pitarch, propone recursos tales como la instalación de una gran cubierta horizontal en el edificio que facilita el acceso público, junto con la incorporación de antiguos espacios, que se modifican y se transforman para diferentes actividades, tanto individuales como colectivas, de tal modo que permite ofrecer un marco común para el cine, el teatro, la reunión social, el intercambio cultural y el diálogo.

Otra propuesta de su proyecto es el vaciado de elementos estructurales del edificio anexo de viviendas, para mantener así la fachada y generar un vacío que, una vez construido, tomará la forma de un espacio abierto y diáfano en planta baja.

Pero su propuesta se ha encontrado con aspectos que contravienen el Plan Especial de Ordenación y Protección del Centro Histórico de Cartagena, tal y como denunciaba en el último Pleno del Ayuntamiento la concejala María Dolores Ruiz, de MC Cartagena

La edil advertía en diciembre que el anteproyecto ganador "es irrealizable" porque destruye la tercera planta del anfiteatro del Cine Central, siendo eliminada y desapareciendo por completo. También parte del techo protegido de la sala para introducir una caja escénica y la totalidad de las estancias que la ficha de catálogo obliga a proteger y conservar en la planta baja en el edificio de la calle San Roque.

La vicealcaldesa de Cartagena, Noelia Arroyo, respondía en aquel momento que los encargados de velar y hacer cumplir las normas son precisamente los que han elegido este anteproyecto ganador.

Además, subrayó que el proyecto se va a realizar en diálogo directo con los colectivos culturales y con las instituciones que establecen las normas y las hacen cumplir. Y eso es lo que hizo con premura el Gobierno municipal, una vez advertido de las posibles irregularidades de la idea ganadora: se puso en contacto con dichos colectivos para pedirles que presenten sus propuestas, ya que hay elementos protegidos que el ganador había eliminado y, por tanto, toca recapitular y retocar.

"En la propuesta se mantienen los anfiteatros, se mantiene el volumen de todo el espacio escénico, se rehabilitan aquellos elementos que están catalogados y se protege y conserva todos los elementos protegidos del edificio Anexo. En todo caso, esto es solo el resultado de un concurso de ideas. El proyecto tiene aún que elaborarse y deberá pasar por todo el procedimiento de autorizaciones para conseguir la licencia municipal para un edificio de estas características", explican fuentes municipales a Murcia Plaza

¿Supondrá, por tanto, este error de cálculo, un nuevo parón para la puesta en marcha del Cine Central, que cerró sus puertas hace ya 21 años? y, por otro lado, ¿incumple el anteproyecto ganador los principios de igualdad de trato, no discriminación, transparencia, proporcionalidad e integridad establecidos en la Ley 9/2017de 8 de noviembre de Contratos del Sector Público, con respecto a aquellos anteproyectos presentados que sí respetaban el grado de protección de ambos edificios, como denunció María Dolores Ruiz?

Noticias relacionadas

next