Hoy es 16 de julio

ganadora del premio al emprendedor del mes

Circúbica, la startup murciana que revoluciona la educación con materiales rescatados para fomentar la creatividad

Fotos: CIRCÚBICA.

7/10/2023 - 

MURCIA. Ante los juguetes convencionales, los niños se amoldan a las funciones para las que está diseñado. Una vez que descubren su funcionamiento, son conscientes de que el coche está pensado para rodar y después de un tiempo no ofrece muchas más posibilidades. Por tanto, con el objetivo de trabajar en la creatividad desde los primeros años la Escuela Murciana de Primera Infancia (EMPI) lleva 14 años empleando residuos de empresas en lugar de juguetes al uso, una experiencia que ahora les ha llevado a crear una empresa para exportar este modelo.

"En las aulas no tenemos juguetes que le dicen al niño lo que tiene que hacer y cómo tiene que jugar. Estos materiales no tienen una forma correcta de ser empleados entonces el niño piensa y se fomenta el pensamiento divergente porque desarrolla la imaginación", explica Rosa María Manzano, una de las socias del proyecto, en conversaciones con Murcia Plaza.

En concreto, Circúbica acude a las empresas de la Región en busca de residuos que la empresa vaya a desechar, como son excedentes de producción, mermas o productos descatalogados, artículos que no se pueden reciclar pero que sí están en perfecto estado para obtener una segunda vida.

Este es el caso de los tubos de cartón que contienen textiles o de los carretes que contenían hilos de pescar, unos elementos que quedan completamente descontextualizados en manos de un niño: "El secreto es tener mucho de lo mismo. Con dos tornillos no puedo hacer mucho, pero con 100 tornillos puedo hacer mil cosas", incide Manzano.

Esta idea ha sido importada de Italia, donde los socios de EMPI viajaron antes de montar la escuela en Murcia y comprobaron que ya habían implementado este proyecto con éxito. Por tanto, ahora que ya acumulan 14 años de experiencia trabajando con residuos de empresas, han decidido que es el momento de trasladar este modelo más allá de su centro y montaron Circúbica en forma de cooperativa.

Para rentabilizar el negocio, la startup ofrecerá una suscripción para que los clientes saquen prestado el material que quieran emplear en las aulas -así como en las residencias de mayores o en las actividades para personas con discapacidad, entre otros-, aunque también ofrecerán formación para aprender a aprovechar el potencial de estos materiales. Asimismo, también ofrecen un servicio de transformación de espacios para eventos.

Aunque de momento está teniendo una repercusión regional, Circúbica espera llegar a Latinoamérica y a los países de habla hispana e ir escalando el modelo con centros logísticos allá donde sea necesario. Por el momento, la compañía está funcionando con los fondos de los propios socios, aunque no descarta entrar en una ronda de financiación más adelante.

Circúbica ha sido reconocida con el Premio al Emprendedor del Mes que organiza el Instituto de Fomento, un galardón que le fue entregado en el marco del evento emprendedor WIP celebrado el pasado jueves y donde ellos también participaron en la decoración: "Estamos muy agradecidos porque es un modelo muy innovador y muy puntero en todos los objetivos de desarrollo sostenible", celebra Rosa María Manzano.

Noticias relacionadas

next