tribuna libre / OPINIÓN

Carta a las autoridades políticas de España

27/04/2021 - 

MURCIA. A su persona:

Quiero dirigirme a los líderes de España, a todos, siendo yo muy chiquitina, una mujer que ni siquiera alza su voz, sino que solo quiere expresar con libertad lo que creo falta a día de hoy, sentido común.

Hoy querría dirigirme a quienes han sido presidente de Estado en España, mis apreciados Felipe González, José María Aznar, J.L. Rodríguez Zapatero, M. Rajoy, e incluso a nuestro actual Pedro, pero también a los presidentes de CCAA., como el Feijóo, Ayuso, Lamban, Torres Pérez, el famoso Revilla, Juan Manuel Moreno, Alfonso FF., Pere Aragonés, Chivite, Fernando López Miras, Joaquín Puig, Fernández Vara, Lluc, Andreu, Urkullu y Barbón, por ejemplo.

Aunque también a las grandes compañías españolas y sus empresarios, dejadme citar algunas al menos las 10 primeras, con sus CEO tan conocidos como Juan Roig, Josu Jon Imaz, Amancio Ortega, José D. Bogas Gálvez, Xavier Ros, José María Álvarez-Pallete, José Ignacio Sánchez Galán, Juan Antonio Muñoz Codina, Maurici Lucena, José Luis Sanz Otero, y a la cabeza al pte. de la CEOE, Antonio Garamendi.

Pero también a cada uno de los vecinos de mis barrios, de mis ciudades, a cada español que formamos esta España profunda y rica.

Esta carta abierta va de poder & responsabilidad. Sin duda el binomio por antonomasia, de por qué tenemos una España rota, de unos gobiernos rotos, de estructuras sociales con tantas diferencias, y contrapuntos tan radicales.

Quisiera dirigirme a ustedes en tono cercano, abierto, y con todo mi respeto y admiración por el cargo, o carga que ocupan, para pedirles responsabilidad, unión, fuerza, lealtad para sus conciudadanos, para sus amigos, sus empleados, sus equipos, sus inversores, sus partners, sus colegas, porque este Estado que ha sido España, y será, es hoy muy mediocre.

Y los responsables, creo sin duda, somos todos nosotros, lamento ser tan directa, pero para renacer de nuevo necesitamos esta cruda verdad. Para poder tener un futuro, en el que el esfuerzo, la unión, y el trabajo sean nuestros valores, y no solo, permítanme la expresión, “vivir del cuento”, es decir, aprovecharse de una situación y obtener beneficios y ventajas sin dar nada a cambio, desde la posición que ocupamos cada uno.

Yo desde mi pequeña posición, quiero llamar su atención, a todos, de todos los colores, de todos los equipos, partidos, religiones, sexos, condición, sociedad, para poder decir alto y claro, poder y responsabilidad, señoras y señores. Pues de lo contrario, solo tengo una visión la quiebra, y miren que no soy economista… pero es poco menos que nada saber que la situación es insostenible, tal y como hoy la conocemos.

Pero, ¿queda tiempo para la esperanza? Ese es mi nombre, Macarena, déjenme que por una vez, crea que los hombres y mujeres que son, y que alguna vez han sido, pueden ser aún mejores, pueden hacer de nosotros, un lugar sensacional, para convencer al mundo de que nuestro país, es el mejor país del mundo, y que nuestra gente sabe de entendimiento como nuestros padres de la constitución fueron capaces de hacerlo, y miren que soy hija demócrata, nací en vigencia de nuestra actual Constitución. Quizá por eso, desde mi pequeña responsabilidad, desde mi pequeña senda, desde mi pequeña posición de poder quiero pedirles hoy poder y responsabilidad.

Quiero tan solo, decirles, gracias por dejarme confiar en usted, para volver a decir orgullosa que soy española, mujer, empresaria, abogada y ciudadana de un país demócrata en el que la libertad nos permite dialogar y alcanzar nuestras metas, y establecer un mejor futuro para nuestros hijos.

Gracias al menos por terminar de leer mi carta, espero quizás haberle convencido (junto al resto de los aquí nombrados) de que es posible el cambio que todos ansiamos llegue, déjeme que me ponga a su disposición, para con estas (mis dos manos) ayude desde mi lugar. Para que juntos, consigamos el reto de esta era, cambiar el mundo.

Macarena Perona

Una española sin más. 

 

Noticias relacionadas

la nave de los locos

La derechina patina

Son incorregibles, como dijo Borges de los peronistas. Las derechas españolas andan de nuevo a la gresca. La culpa del último desencuentro la tiene la derechina de Casado, crecida con las últimas encuestas. Pero aún queda mucho partido. El PP, le guste o no, necesita a Vox para gobernar los restos de España

XEITO I ESPENTA

Entre Waterloo y Salamanca

No es una ruta vacacional como la que muchos de ustedes empiezan ahora. La cumbre autonómica puede ser una foto o el inicio de algo. La mayoría de los comparecientes no se fían. No va Cataluña y el País Vasco acude tras haber conseguido unas cuantas bagatelas. Mientras Sánchez celebra su gestión de la pandemia y la recuperación económica.

next