Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

carta del director / OPINIÓN

Avanzamos

"Seguiremos contando la vida con sus luces y sus sombras"

20/09/2020 - 

MURCIA. Si los periodistas somos gente que cuenta a la gente lo que hace la gente, la Región de Murcia se presenta como un volcán en constante ebullición para quienes nos dedicamos a este noble oficio. Hay toda una región para contársela a todos los murcianos. Una sociedad que se revuelve en tiempos inciertos y duros, que no se frena pese a los obstáculos y las injusticias. Qué es la vida sino una batalla diaria. Desde el autónomo que levanta la persiana hasta los responsables de amplias plantillas pasando por el humilde jornalero que se deja la piel cada día. Toda una vida sucede, y hay que relatarla con sus luces y sus sombras. No estamos para enjuiciarlas -un objeto que compete a los lectores- sino para mostrarlas, para sacarlas a la luz sin más fin que enriquecer el debate. No habrá más misión que describir hechos relevantes e interesantes. Y exponerlos, en nuestro caso, con un enfoque distinto.

No es ninguna sorpresa que el ojo de Murcia Plaza pone especial atención al tejido empresarial. En las miles de iniciativas que enriquecen la Región, en las firmas que estimulan la economía, en los emprendedores que buscan convertir sus sueños en modos de vida. Todo ello son historias que merecen ser contadas. Hay además un rico panorama cultural que se despierta vivo, lúcido y estimulante. La cultura, gran olvidada de políticos armados de promesas vacías, siempre ha encontrado su refugio en la prensa. No será menos en Murcia Plaza. También se mimará el deporte: cómo ignorar la fuerza de una pasión que mueve a miles de personas, cómo olvidar que el deporte es lo más importante de las cosas menos importantes.

En ese relato de las cosas que pasan -y que los periodistas denominamos actualidad- cabe la política, tan importante como denostada a menudo por sus protagonistas. Pero no obviemos la mayor: la política mueve el mundo, decisiva e implacable. Y el periodismo no tiene otra exigencia que vigilarla de cerca con ojos escépticos, como no puede ser de otra manera ante el poder. No existe la receta perfecta para desnudar la política, pero sí hay un gran contrapeso: la pluralidad de medios es un potente antídoto ante los abusos del poderoso.

Apostar por todas esas historias. Ese es el compromiso que adquirió este medio desde su nacimiento y que su Redacción piensa mantener. Y con una vocación de ser influyentes, como no puede ser de otra manera teniendo como diarios hermanos a Valencia Plaza, Alicante Plaza y Castellón Plaza. Para ello un servidor, que afronta entusiasmado el mayor reto de su vida, cuenta con un equipazo de periodistas. No ahorraremos esfuerzos. Y no habrá más técnica que el viejo periodismo de siempre -el que se patea la calle, descuelga el teléfono y hace preguntas pertinentes-, lo que implica, por su naturaleza inherente, el rigor y la veracidad, y que se expresa impulsado por las nuevas tecnologías, cotidianas desde tiempo, para plasmar un contenido de calidad.

Noticias relacionadas

next