actuación sobre 3.000 metros cuadrados

Accesibilidad a Cala Cortina: los peatones se libran de obstáculos al pavimentarse el camino junto a las baterías  

28/11/2021 - 

CARTAGENA. Los accesos a Cala Cortina para los peatones y ciclistas tendrán en breve un nuevo punto de vista, gracias a la intervención que pavimentará el recorrido existente del espacio público existente en el entorno de las Baterías de San Isidoro y Santa Florentina, la Batería de Santa Ana Acasamatada y la Batería de Santa Ana Complementaria, además de servir de alternativa al acceso peatonal existente a Cala Cortina, donde el tramo final está formado por escaleras.

A pesar de haber sido anunciadas meses atrás, es ahora cuando se ha puesto en marcha el documento técnico que marque las directrices de la obra, por lo que los plazos se ampliarán probablemente para mediados del año que viene.

Se trata, principalmente, de un proyecto de pavimentación del recorrido existente, siendo el acceso a la batería el situado más al norte, desde la carretera de Escombreras, hasta el aparcamiento de la playa de Cala Cortina. Se deberá establecer una sección tipo en todo su recorrido en la que se distingan claramente dos usos distintos: el peatonal y el ciclista.

Las escaleras constituyen un enorme hándicap para los peatones con movilidad reducida, debido a que no hay otra forma de acceder a pie a Cala Cortina, una vez que el túnel previo es de uso exclusivamente para los vehículos.

La superficie aproximada de la actuación es de unos 3.050 metros cuadrados, en los que se deberán proyectar soluciones óptimas en cuanto a pavimentación, obras de drenaje, alumbrado público y vídeo-vigilancia, tratamiento del paisaje y elementos de defensa y protección a los usuarios.

El presupuesto base de licitación para la construcción de este acceso peatonal se moverá en una horquilla de presupuesto de ejecución por contrata entre 350.000 y 600.000 € (IVA excluido).

 El pavimento del itinerario peatonal accesible será duro, estable, antideslizante en seco y en mojado, sin piezas ni elementos sueltos, con independencia del sistema constructivo que, en todo caso, impedirá el movimiento de las mismas. Su colocación y mantenimiento asegurará su continuidad y la inexistencia de resaltes. Los árboles, arbustos, plantas ornamentales o elementos vegetales nunca invadirán el itinerario peatonal accesible.

Descuido y abandono en las baterías de costa

El pasado mes de abril, la asociación Daphne Cartagena enviaba a la CARM un escrito, en el que ponía de manifiesto el mal estado de la batería Santa Florentina, en la que se podía observar  basura, plásticos y residuos que llegaban a amontonarse en diferentes puntos del inmueble.

"Existen dos agujeros en la valla metálica que rodea al monumento por el cual se introducen ciudadanos con distintos objetivos. Unos deseosos de conocer el patrimonio de la ciudad de Cartagena al que, a pesar de la declaración como Bien de Interés Cultural (BIC) se prohíbe la entrada incumpliendo lo establecido como una obligación por la legislación de patrimonio, otros con el simple ánimo de destruirlo aún más y unos pocos para instalarse de ocupas en el mismo como vemos por las fotografías de tendederos y colchones en el suelo», indicaba el escrito remitido a la Dirección General. 

Un mes mas tarde, la Demarcación de Costas del Estado anunciaba que iba a llevar a cabo obras para impedir el acceso de intrusos a la antigua batería de costa de San Isidoro y Santa Florentina y acabar así con el vandalismo y la presencia de okupas.

Recordemos que hace cuatro años se iniciaron las obras de rehabilitación de las baterías, cuando Demarcación de Costas actuó con una intervención de así 680.000 euros. Aforca (Asociación de Castillos y Fortalezas de Cartagena) destacaba en aquel momento los trabajos de restauración acometidas, a la vez que fueron destinadas para devolver la fisonomía original de las mismas.

Noticias relacionadas

next