Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

MOTOCICLISMO

A Ana Carrasco, quien ya habría iniciado el Mundial de Supersport 300, se le hace "muy raro" no dar gas

5/04/2020 - 

MURCIA. La joven piloto de motos murciana Ana Carrasco, quien el pasado día 29 de marzo debía haber comenzado el Mundial de Supersport 300 de la que fue campeona en 2018, admite que se le hace "muy raro" no dar gas y trabaja en casa para estar "preparada y lo más fuerte que pueda para cuando llegue el momento".

Ana Carrasco Gabarrón, nacida en Cehegín el 10 de marzo de 1997 -tiene 23 años-, quien fue tercera en el Mundial de 2019 ganando dos carreras en Italia y en Francia, lo que le hace liderar la clasificación de victorias en su categoría, tenía ilusión y ganas de arrancar un nuevo año. Hubiese sido el último fin de semana de marzo en el circuito de Jerez Ángel Nieto, escenario de la primera de las 10 citas programadas en un certamen que hubiera finalizado el 27 de septiembre en Francia, en concreto en el circuito de Nevers Magny Cours.

A ese punto se llegaría tras haber pasado antes por España -tres veces, la segunda el 24 de mayo en el MotorLand Aragón en la localidad turolense de Alcañiz; y la tercera el 20 de septiembre en el circuito de Barcelona-, Holanda, Italia -dos veces-, Reino Unido, Alemania y Portugal.

Carrasco, quien debutó en el Mundial de motociclismo en la categoría Moto3 en 2013 y se convirtió en la mujer más joven en esa competición, fue además la primera fémina en ganar una prueba mundialista -en la ciudad portuguesa de Portimao el 17 de septiembre de 2017 cuando tenía 20 años- y el 30 de septiembre de 2018 inscribió su nombre y sus apellidos como los de la primera mujer en ganar un campeonato del mundo de motociclismo.

En este 2020 tenía previsto seguir creciendo como piloto, pero tendrá que esperar al paralizarse la competición por la expansión del coronavirus COVID19, una pandemia que le hace estar confinada en casa.

"Se hace muy raro estar aquí siempre en casa y no salir a entrenar con la moto, algo que trato de llevar lo mejor posible. Por suerte tengo algo de material de gimnasio, pesas y una bici estática y con todo ello trabajo para intentar no perder la forma", ha comentado en un vídeo que ha colgado en su cuenta de Twitter.

"Hablé con mi preparador físico y me hizo llegar un plan de entrenamiento que sigo con sesiones de mañana y tarde, haciendo ejercicios de cardio pedaleando una hora y media o dos horas cada día y saltando a la comba. Eso lo combino con ejercicios de fuerza porque para manejar la moto debe tener fuerte el tren superior", ha seguido diciendo.

A Carrasco no se le olvida que ya tendría que estar compitiendo y que, tras haber pilotado en Jerez, a mediados de este mes lo haría en la catedral del motociclismo mundial, como es conocido el circuito holandés de Assen.

Sin saber cuándo, la ceheginera espera estar a tope para volver a conducir su moto, la Kawasaki Ninja 400

"Cuando entramos en esta situación estábamos apurando la preparación y el 29 de marzo comenzaba un nuevo campeonato. Tengo que estar bien físicamente y preparada para, cuando llegue el momento, comenzar la nueva campaña lo más fuerte que se pueda", ha apuntado.

La integrante del equipo Kawasaki Provec World SSP300 se ha despedido dirigiéndose a sus seguidores y a la sociedad en su conjunto: "Os deseo lo mejor y nos vemos pronto".

Noticias relacionadas

next