Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

FÚTBOL

Sin un club murciano en la élite desde hace 4.432 días... La travesía por el desierto no parece tener fin


Desde que el Real Murcia, único club autonómico que ha estado en Primera División, estuvo en la máxima categoría por última vez, en 2008, han pasado por ella equipos como Granada, Éibar, Leganés, Huesca, Girona, Almería, Córdoba y Xerez y otros con los que hay rivalidad histórica como el Elche y el Hércules

5/07/2020 - 

MURCIA. En España si de deporte hablamos lo que más vende y de lo que más se puede presumir es de tener a un equipo en Primera División. En Murcia lo sabemos bien, aunque de eso hace tanto tiempo que ya que casi ni se recuerda. Los años de vino y rosas para el Real Murcia, único representante del fútbol autonómico que ha competido en la máxima categoría, pasaron y ahora hay más vinagre y espinas que otra cosa. 

Como si de una condena se tratase, la afición grana cuenta ya 4.432 días sin un partido de los suyos entre los mejores y eso es duro para una hinchada que anima a un conjunto que ha estado 18 temporadas ahí y que es el que más veces ha sido campeón de Segunda -ocho-.

En términos globales el Murcia ocupa el puesto vigésimo quinto en la clasificación histórica de Primera y el primero en la de Segunda.

Son números, datos que se han ido acumulando con el paso de los años, pero lo cierto es que el bagaje deportivo de los murcianistas durante la última década y algo más deja en mal lugar a quienes han pasado por el club.

Doce años y un mes y medio han transcurrido desde el último partido de un equipo murciano en la Primera División del fútbol español. Aquello ocurrió el sábado 17 de mayo de 2008 y aquella tarde noche el Real Murcia se despidió de la Liga 2007/2008 perdiendo por 3-5 ante el Fútbol Club Barcelona en el estadio Nueva Condomina. Los entonces dirigidos por Javier Clemente bajaron con 30 puntos sumados en 38 jornadas y siendo el penúltimo clasificado, sólo por delante del Levante.

Desde ese choque el Murcia ni ningún otro equipo de la Comunidad ha pisado la élite del fútbol español y se puede hablar sin duda de una travesía por el desierto, agudizada en el caso del club grana desde el verano de 2014 cuando, tras rozar el ascenso a Primera, fue descendido a Segunda B por deudas.

A un paso de Primera han estado varios clubes de la Región desde 2008, pero la realidad es que la Segunda División fue su tope.

En la categoría de plata militaron durante una temporada el Lorca Fútbol Club (2017/2018) y el UCAM Murcia (2016/2017).

Por su parte, el propio Real Murcia pasó cinco campañas en Segunda en un intervalo de seis años, de 2008 a 2014 con la excepción del curso 2010/2011 que estuvo en Segunda B; y el Fútbol Club Cartagena compitió en el segundo escalón durante tres años consecutivos entre 2009 y 2012.

Duele más, si cabe, ver que en estas 12 temporadas han desfilado por la conocida en su día como Liga de las Estrellas clubes de un potencial que históricamente ha sido claramente inferior al del Murcia como el Granada, el Éibar y el Leganés, actualmente en la élite; el Huesca, el Girona y el Almería, ahora en Segunda; el Córdoba, también en Segunda B, o el Xerez, que en la actualidad pelea por salir de Tercera, entre otros.

Igualmente han visto el fútbol desde la azotea equipos con los que hay rivalidad histórica como el Elche y el Hércules y hoy nadie discute la condición de conjuntos como el Villarreal o el Getafe, que han aparecido durante casi toda su historia por detrás del Murcia y que hoy están en la zona noble de la Liga y disputando competiciones europeas. Un ejemplo que bien se podría seguir.

Noticias relacionadas

next