Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

"nos garantiza los siguientes 40 años de vida", según su CEO

Merlin Properties frena su marcha ascendente en bolsa pero confía en la 'Operación Chamartín'

5/02/2020 - 

VALÈNCIA. Merlin Properties (MRL cerró ayer con una subida del 0,16% para despedir la sesión bursátil en los 12,90 euros, es decir, un 0,86% más respecto a los 12,79 euros del último día de 2019. Un año donde la socimi dirigida por Ismael Clemente se revalorizó un 24,62%. La inmobiliaria madrileña capitaliza actualmente por valor de 6.060 millones de euros, que la sitúa entre Colonial (6.219 millones) y Acciona (5.584 millones).

MRL, que presentará los resultados de 2019 el próximo 28 de febrero, debutó en la bolsa portuguesa (Euronext Lisboa) el pasado 15 de enero; mientras cinco días antes uno de sus consejeros, Juan María Aguirre, compró 3.000 títulos a 12,52 euros por acción. Se trata de la primera adquisición del año de un miembro del consejo de administración, aprovechando las 'ventanas temporales' que disponen como el resto de sus colegas de las cotizadas españolas.

Mientras tanto, Ismael Clemente afirma ayer en una entrevista concedida a Efe Dow Jones que MRL entró hace cuatro meses en Distrito Castellana Norte (DCN), la sociedad promotora de la 'Operación Chamartín', con el objetivo de sostener su crecimiento hasta 2060. "Cuando se nos termine nuestra propia gasolina interna de crecimiento, nos entrará la 'Operación Chamartín', que nos garantiza los siguientes cuarenta años de vida de la compañía, señaló el CEO, que no esconde sus interés por "tomar un mayor grado de liderazgo" en la DCN, aunque ha asegurado que en la actualidad no hay negociaciones en marcha con sus otros dos socios: BBVA y Grupo San José.

Viabilidad económica futura

Clemente explicó que si Merlin Properties consigue ser socio mayoritario de DCN, "aprovechará para hacer las cosas como entiende que deben hacerse, sobre todo para darle viabilidad económica futura desde un punto de vista comercial, en vez urbanístico, cuando se termine, porque al final, nuestro interés, a nadie se lo hemos escondido, es quedarnos para siempre". 

MRL, que se constituyó como sociedad anónima cotizada de inversión inmobiliaria (socimi) en 2014, habrá completado a finales de esta década la reforma de todos sus inmuebles con el objetivo de aumentar su rentabilidad, por lo que a partir de entonces se cortará la vía para seguir creciendo mediante esta gestión de la cartera. Ante ese escenario, desembarcó el pasado octubre en el mayor desarrollo urbanísticos de España, cuando anunció que había comprado al minoritario San José un 14,46% de la sociedad después de que fracasaran las negociaciones con el socio mayoritario BBVA, cuya participación alcanza el 75,5 %.


La socimi vislumbra que su participación en la que también será la mayor operación de regeneración urbana de Europa no será un camino de rosas, sino que le llevará, sobre todo en el corto plazo, "muchísimos quebraderos de cabeza", admite, y avisa de que aún podrían surgir obstáculos, tanto en la fase final de la tramitación, como en la propia ejecución, ante las enormes dimensiones del plan, con una superficie de más de tres millones de metros cuadrados. La operación, bloqueada durante dos décadas, fue aprobada el año pasado por el Ayuntamiento de Madrid de forma unánime, pero aún tiene pendiente recibir la luz verde definitiva de la Comunidad de Madrid, que se espera que llegue el próximo marzo.

Clemente también explicó que su entrada en DCN ha costado a Merlin Properties un retraso en su objetivo de mejorar la calificación crediticia para conseguir emitir deuda a veinte años, tras haber colocado el pasado noviembre por primera vez bonos a 15 años por un importe de 500 millones de euros. Una operación que se la llevó a la bolsa luxemburguesa como contó Valencia Plaza entonces.

Atentos a posibles cambios en el régimen de las socimis

En cuanto al resto del negocio de la compañía, aseguró que no tiene previsto hacer adquisiciones relevantes en ninguno de los segmentos en los que está presente -oficinas, logística y centros comerciales- y que continuará centrada en 2020 en la gestión activa de su actual cartera para mejorar el crecimiento de la rentabilidad de sus edificios. Entre sus previsiones tampoco entra que la compañía sufra un impacto negativo si finalmente el nuevo Gobierno del PSOE y Unidas Podemos aprueba cambios en el régimen de las socimis.

No obstante, pidió al Ejecutivo que sus medidas cuanto antes y le ha instado a que la reforma se limite a los vehículos dedicados al segmento residencial, si lo que pretende es combatir la falta de acceso a la vivienda. Si lo que preocupa al Gobierno es la utilización del régimen de las socimis para obtener beneficios fiscales, "habría que ir directamente a donde está la fuente del problema, que es en aquellos vehículos que no tienen liquidez, un 'free float real', en el Mercado Alternativo Bursátil (MAB)", manifestó.

Noticias relacionadas

next