Urdecon limpia y demuele los edificios en ruina de Peñarroya y Typsa estudia cómo descontaminar su suelo

20/11/2020 - 

CARTAGENA. La empresa murciana Urdecon ha iniciado hace unos días los trabajos de limpieza y demolición de los edificios ubicados en la antigua Peñarroya, en una parcela que ocupa  65.200 metros cuadrados y que, recordemos, pasó a ser propiedad de la Autoridad Portuaria de Cartagena el pasado mes de junio y que supuso la finalización del proceso de expropiación  iniciado hace más de una década a la empresa Invercón, propiedad del alicantino y expresidente del FC Cartagena Paco Gómez.

Los terrenos de la antigua fundición de Peñarroya pasaban el pasado mes de mayo a ser propiedad de la Autoridad Portuaria de Cartagena por importe de 1,4 millones de euros tras la firma del acta de justiprecio de mutuo acuerdo que puso punto final al proceso de expropiación iniciado hace más de una década.  

Las actuaciones cuentan con un presupuesto de más de un millón de euros en su primera fase y un plazo de 6 meses. Así, pues, además de la demolición de los edificios que se encuentra en el interior del recinto, se retirarán los neumáticos, bidones rellenos, talado de árboles, limpieza y desbroce del terreno, retirada de escombros previa identificación y análisis de los materiales que estén catalogados como peligros y refuerzo del vallado perimetral. Los residuos peligrosos por presencia de metales pesados serán los primeros en retirarse y, tanto estos como los no peligrosos serán entregados a empresas de residuos autorizadas y vertederos específicos.

Paralelamente se realizará un estudio de caracterización del suelo, que ha sido adjudicado a la empresa Typsa por un importe de 459.000 euros y conlleva el estudio de los suelos potencialmente contaminados, la tramitación de los mismos ante la administración y la redacción del proyecto de descontaminación para uso industrial. 

Además, cuentan con el apoyo de la Cátedra Mare Nostrum de Medio Ambiente en los trabajos a realizar en la parcela.

En la segunda fase se procederá a la adecuación de la parcela para que pueda tener un uso productivo. Como paso previo a esta segunda fase, se realizarán nuevos estudios del terreno y una caracterización de los suelos contaminados a fin de determinar el tipo de actuaciones a realizar, siempre con la intención de darle utilidad como suelo industrial y logístico básico cercano a los muelles de Santa Lucía, a corto plazo y motivado por la demanda de empresas portuarias de suelo para almacenamiento y depósito de mercancías de tránsito desde la Región de Murcia a otros destinos nacionales e internacionales.

next