Hoy es 16 de julio

psoe y pp afirman que las competencias son el otro para parar las máquinas

Un grupo de vecinos trata de impedir el inicio de las obras de una vivienda junto a la Cala del Pino

29/03/2023 - 

CARTAGENA. Un grupo de vecinos ha tratado de impedir el inicio de las obras de una vivienda junto a la Cala del Pino. Han conseguido en un primer momento paralizar el movimiento de tierras que un operario estaba llevando a cabo con una máquina tal y como se puede ver en las imágenes.

La construcción de dicha vivienda ha levantado mucho revuelo por la legalidad o no de dicha construcción y los partidos políticos han ido pasándose la culpa unos a otros respecto a qué administración es la que está capacitada para impedir la construcción de dicho inmueble.

Noelia Arroyo, alcaldesa de Cartagena, manifestaba este mismo miércoles que el Ayuntamiento no puede paralizar las obras de un chalé en el único espacio que queda libre de construcciones en este paraje natural porque no tiene competencias. "No tengo aval jurídico para pararlo y quien sí lo tiene es el Ministerio. No es suelo público y no tengo norma para poder pararlo", decía.

Es más, hace unos días la alcaldesa mandaba una carta a la Ministra de Transición Ecológica, Teresa Ribera,en la que pedía que el Ministerio estudie la adquisición, por compra o cualquier otro procedimiento, de los terrenos urbanos consolidados en el entorno del Mar Menor para evitar nuevas construcciones y proceder a su renaturalización. De esta manera, se evitarían casos como los que hemos conocido hace poco en la Cala del Pino, donde se inician las obras para levantar un chalet en la única ladera que hasta ahora se encontraba libre de construcciones y que ha levantado un auténtico revuelo social.

El Ministerio de Transición Ecológica critica que el Ayuntamiento de Cartagena "intente desviar sus responsabilidades en materia urbanística"

El Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico (MITECO) ha mostrado su preocupación y considera desafortunado que el Ayuntamiento de Cartagena intente desviar sus responsabilidades en materia urbanística hacia la Administración del Estado, ya que son las administraciones autonómica y local las que tienen las competencias exclusivas y, por tanto, podrían actuar para evitar la transformación urbanística del poco espacio que queda libre en la parte de La Manga y el litoral sur del Mar Menor.  

Recuerdan desde el MITECO que mientras estas administraciones tienen herramientas más que suficientes para mejorar la ordenación del territorio en suelos urbanos y urbanizables y evitar así que se siga construyendo en áreas altamente presionadas, el Gobierno central ha declarado de  interés general del Estado la creación de un cinturón verde de casi un millar de hectáreas para, precisamente, quitar presiones a la laguna, donde prevé invertir 67,6 millones de euros.

Construcciones como la que ha comenzado este miércoles en la Cala del Pino o nuevas edificaciones en otras partes de La Manga del Mar Menor "evidencian la falta de voluntad del Gobierno regional y de los  ayuntamientos de Cartagena y San Javier por revertir la depredación  del urbanismo en el entorno de la laguna. De hecho, la exclusión temporal introducida en la Ley 3/2020 de recuperación del Mar Menor, que solo se plantea para nuevos desarrollos urbanísticos, en  la práctica se está evidenciando totalmente ineficaz".  

El Plan de Ordenación Territorial de la Cuenca vertiente del Mar  Menor, que tiene que aprobar la Administración regional antes de  agosto de 2023, debe introducir los mecanismos para liberar el territorio de una mayor ocupación, introduciendo los mecanismos  de compensación y, en su caso, las indemnizaciones que fueran necesarias. Sin embargo, después de tres años no se ha llegado ni tan siquiera a una aprobación inicial.  

El consistorio de Cartagena, no obstante, tiene también plenas  facultades jurídicas y administrativas para evitar esta situación,  como es, en primer lugar, comprar el terreno y no emplazar al  MITECO a que lo adquiera, o bien haber formulado soluciones a  través de su planificación urbanística para redistribuir  aprovechamientos en otras zonas del municipio.

En cambio, la dilación en la intervención provoca que el posible coste de estas operaciones aumente. También podía haber acudido a la comunidad autónoma para que  expropiara este terreno, tal y como se ha hecho en otros donde no existían este tipo de amenazas. Es el caso del Carmolí, un espacio  protegido no susceptible de ser urbanizado. Hay otros ejemplos de adquisiciones hechas por la Administración  regional fuera del ámbito del Mar Menor, como Cabo Cope, que no  tenía ningún tipo de amenaza pero que ejerció el tanteo y retracto  para impedir que fuera comprado por una asociación naturalista.  

El MITECO no entiende que el Ayuntamiento no esté resolviendo y  poniendo en valor el ejercicio de sus competencias urbanísticas para solucionar el daño ambiental que se está provocando con su actitud  pasiva, tanto en el caso de la Cala del Pino, como en el Vivero o como  en el aún más flagrante de Bahía Bella.  

El Marco de Actuaciones Prioritarias para Recuperar el Mar Menor  (MAPMM) contempla una inversión del Gobierno central de 67,6  millones para crear el cinturón verde, para contribuir a la reducción  de las entradas de nutrientes y escorrentía a la laguna con tres tipos  de infraestructuras: humedales seminaturales, filtros verdes y áreas  de renaturalización. 

La selección de las parcelas donde se va a actuar, que cubrirá una superficie de casi 1.000 hectáreas, responde exclusivamente a criterios técnicos para garantizar su funcionalidad amortiguando impactos que llegan a la laguna procedente de su  cuenca vertiente. Las zonas que el Ayuntamiento pretende que  adquiera el ministerio no cumple las características técnicas  necesarias. Las actuaciones que se están diseñando han supuesto un trabajo  técnico muy intenso de localización de emplazamientos que estén  en zonas hidrológicas activas o que puedan abarcar grandes  superficies que generen conectividad ambiental con espacios libres  protegidos, cuyo coste por unidad tenga la menor incidencia posible  en el coste total de las actuaciones.  

Además del cinturón verde, son muchas las actuaciones previstas para eliminar impactos como la Sierra Minera, para lo que está  prevista una inversión inicial de 40 M€, o los 22,4 millones de euros  para retirar las instalaciones inacabadas de Puerto Mayor y  recuperar la caleta del Estacio, en La Manga, lo que generará un  beneficio ambiental y social sobre esa parte del litoral de la Región  de Murcia.  

El MITECO vuelve a lamentar que, en un contexto electoral, el Ayuntamiento de Cartagena "quiera eludir sus competencias  desviándolas a una administración que ha mostrado su implicación  y su colaboración con el consistorio, siendo el municipio donde más se está invirtiendo de todos los que conforman la cuenca vertiente  del Mar Menor, con 15,8 millones de euros contratados y 10,5 millones de euros ejecutados, entre los que se encuentran los 4 millones de euros transferidos a las arcas  municipales para reforzar la red municipal de saneamiento y para  mejorar la gestión ante inundaciones".

El PSOE exige a Noelia Arroyo que utilice "todos los recursos que tiene" para parar la obra

Hoy, el candidato a la Alcaldía de Cartagena por el PSOE, Manuel Torres García, ha exigido a Noelia Arroyo que utilice de inmediato "todos los recursos que tiene a su alcance para paralizar las obras en la Cala del Pino".

"El Ayuntamiento de Cartagena debe actuar de inmediato en el entorno de la Cala del Pino para evitar que se lleven a cabo más construcciones en esa zona", explicaba Torres, para añadir que "es absolutamente falso que Arroyo no tenga competencias para paralizar esas obras. El Ayuntamiento es quien tiene las competencias urbanísticas".

Torres añadía que "el Ayuntamiento debe usar todos los recursos e instrumentos que tenga a su alcance para evitar una pérdida que será irreparable para nuestro patrimonio natural", a lo que ha añadido que "existen instrumentos como la expropiación o acordar una permuta con los promotores, pero no entendemos por qué Arroyo no actúa de inmediato".

El candidato socialista ha afirmado que "el Gobierno Municipal de Arroyo está demostrando una absoluta incompetencia a la hora de gestionar problemas reales de nuestro municipio. Es incomprensible que no estén tratando por todos los medios de paralizar esta destrucción de nuestro patrimonio natural".

Torres ha explicado que "no es cierto que sea el Gobierno de España quien tiene las competencias para paralizar estas obras. Ya está bien de que la alcaldesa culpe a otros de su incapacidad para gestionar este municipio".

El dirigente socialista añade, "me pregunto si la Alcaldesa ha sido tan valiente para culpar al Gobierno de España como para pedir explicaciones a López Miras".

"El Gobierno de España ya está asumiendo todas sus competencias para tratar de resolver el problema del Mar Menor", ha recordado Torres, que ha añadido que “es hora de que Arroyo haga algo por el nuestro litoral. Estamos perdiendo espacios naturales costeros a pasos de gigante”

Manuel Torres concluye, "si finalmente el único espacio que queda libre en la Cala del Pino es urbanizado, la única responsable de este atentado contra nuestros recursos naturales será Noelia Arroyo".

Noticias relacionadas

next