Hoy es 14 de julio

la cartera recomendada...

¿Qué comprar en bolsa a día de hoy?

12/06/2023 - 

MADRID. Cierre del mes de mayo con luces y sombras en los mercados financieros. Mientras que los principales sectores tecnológicos han terminado al alza gracias a los espectaculares resultados de Nvidia, el resto ha terminado con un signo mixto que incluso podríamos definir como ligeramente negativo. De cara a las próximas semanas el protagonismo del mercado recaerá sobre los bancos centrales, que deberían de continuar en esta próxima reunión de junio con su programa de subidas de tasas, pero que podría ser la última antes de estabilizarse durante algún tiempo y valorar la situación económica. 

De hecho, los últimos datos conocidos sobre el PIB de la zona euro en general, y de la principal economía de la región como es Alemania en particular, han puesto en alerta al organismo dirigido por Christine Lagarde sobre el efecto actual de su política monetaria, que ha llevado a una recesión técnica no sólo al país teutón sino a otros como Grecia o Países Bajos

Sin embargo, España es una de las regiones con mayor crecimiento. Si a esto le sumamos el posible cambio político a finales de julio, creemos que hay algunas empresas que podrían hacerlo mejor que el comportamiento general del mercado.

A continuación los valores recomendados para esta ocasión como son CaixaBank, Berkeley Energía, Aena, Grifols e Iberdrola, que los analizamos individualmente:

CAIXABANK

Mientras otras entidades diversificaron durante muchos años su actividad en diferentes países en búsqueda de tipos de interés más altos que en Europa, las históricas subidas de tasas por parte del BCE han favorecido a aquellas empresas del sector que tienen mayor dependencia de la evolución de la zona común. Este es precisamente el caso de Caixabank, entidad de todo el sector con mayor volumen de clientes y activos bajo gestión de toda España, que incluso en los momentos actuales de riesgo de fuga, ha aumentado esos recursos de los clientes con un crecimiento del 0,5% en el trimestre. 

La entidad ha obtenido un beneficio neto de 855 millones de euros en el primer trimestre del año, con una subida del 21,1% respecto al mismo periodo del año anterior, a pesar de haber registrado en sus cuentas, el impuesto extraordinario del gobierno a la banca, por un importe de 373 millones de euros, lo que ha supuesto restar el 30% de los beneficios del Grupo. Este gravamen, sin embargo, podría desaparecer en los próximos meses dado al entorno político actual, y el posible cambio de gobierno. Otro de los grandes atractivos de la compañía es su rentabilidad por dividendo, cercano al 8,3% lo cual sería el más alto de todo el sector en España.


BERKELEY ENERGÍA

La compañía de origen australiano del sector de la minería de uranio cuenta con los vientos de cola de un posible cambio de Gobierno en las elecciones generales anticipadas para el próximo 23 de julio. El marco jurídico al que ha estado sometido por el veto del actual gobierno a la explotación de la mina de Salamanca, de la cual Berkeley Energía es propietaria, ha sido uno de los principales alicientes para no entrar en la cotizada.

La acción llegó a incrementar su valor en un 25% en una sola sesión y, aunque ahora predominan las caídas por la recogida de beneficios, el marco de cambio sigue estando presente. Por lo que supone una oportunidad de entrada en un valor que cayó en una sola jornada hasta un 65% cuando el gobierno vetó la explotación de la mina de Salamanca.

AENA

Magníficas noticias conocidas en la última presentación de resultados trimestrales de Aena. El número del tráfico de pasajeros en los aeropuertos del grupo ha sido por primera vez superior a los datos previos a la covid-19 siendo nuevamente Alemania y Reino Unido los principales mercados del grupo, excluyendo España, aunque Portugal e Italia han sido los países que porcentualmente más han crecido. Si a estos datos le sumamos el incremento de los precios a nivel general, vemos como los ingresos ordinarios crecen de manera sostenida, principalmente destacando el apartado por ingresos comerciales. A pesar de la subida de la inflación, la partida de gastos queda en línea con los últimos trimestres, gracias a la caída de los precios de la energía.

La deuda financiera neta sube aunque mantienen la misma proporción en la parte fija y variable, siendo la mayor parte de la misma en vencimientos de más de cinco años. En ese momento esperamos que las tasas de interés y, por tanto, los intereses de la deuda bajen para que refinanciar sea más barato que en la actualidad. Si a todas estas noticias, le sumamos la caída del petróleo, lo cual podría hacer que los billetes de avión se mantengan estables en su precio, creemos que la compañía tiene todo de cara en los próximos meses.


GRIFOLS

Evolución imparable del valor tras acelerar su plan estratégico. El nuevo CEO, Thomas Glanzmann, apunta a una gestión más eficiente de la empresa, experimentado un crecimiento importante en sus ingresos totales, con un ahorro general de costes, impulsado por los buenos resultados de su unidad de negocio Biopharma. Además, las donaciones de plasma han aumentado un 11% y el coste por litro ha disminuido más de un 15%, favorecido por la compensación a los donantes, que se ha reducido más de un 25%. En cuanto a los resultados financieros, Grifols ha registrado un aumento del 23,2% en los ingresos totales, que se situaron en 1.561 millones de euros. El margen Ebitda ajustado mejoró hasta el 21,0% y el Ebitda ajustado aumentó un 19% hasta 299 millones de euros gracias al apalancamiento operativo y la disciplina de costes.

El principal mercado de la compañía EE UU sigue mostrando signos de fortaleza principalmente del mercado laboral, lo cual sumado a el potencial de recuperación del dólar, nos invita a pensar que debería seguir evolucionando bien. Otro factor a resaltar es el carácter defensivo del sector en sí, y que en momentos de incertidumbre históricamente hemos visto un mejor comportamiento que otros sectores.

IBERDROLA

Entorno muy favorable para las compañías energéticas de cara a los próximos meses. Por un lado, el posible cambio de gobierno podría favorecer los resultados de la industria principalmente suprimiendo el actual impuesto, que ha supuesto 1.562 millones de euros hasta ahora a las eléctricas. El precio del gas está recuperando terreno en los últimos días, por el posible aumento de la demanda en Asia, mientras que la cantidad de plataformas de gas en los EE. UU. se ha reducido drásticamente en las últimas semanas, lo que, a pesar de los altos niveles de inventario, generando dudas sobre la capacidad de satisfacer una demanda posiblemente mayor, lo cual impulsaría enormemente su precio.

Otro de los catalizadores que encontramos favorables es la evolución en la rentabilidad de los bonos, que como describimos anteriormente ante el parón de la subidas de tasas por parte de los bancos centrales debería de evolucionar a la baja, influenciando positivamente a aquellas empresas con niveles altos de endeudamiento, y con altos dividendos como es el caso. En lo particular, Iberdrola mantiene una tendencia al alza importante en sus resultados, derivado principalmente del crecimiento de Estados Unidos y Brasil. Con perspectiva de crecimiento sostenible, con fuertes inversiones destinadas a renovables y redes inteligentes para acelerar la electrificación y fomentar la autonomía energética.

Manuel Pinto es analista de XTB

Noticias relacionadas

next