vecinos y asociaciones de movilidad dicen que queda muy lejos de la ciudad "amable" por la que apuesta la adminstración municipal  

Peroniño, la otra cara de la accesibilidad

23/01/2022 - 

CARTAGENA. Vecinos y paseantes del barrio de la Concepción de Cartagena pueden observar, con solo un rato caminando o en bicicleta por la zona, cómo los problemas de accesibilidad salpican las aceras especialmente en la calle Peroniño, que transcurre desde la raíz del barrio hasta el mismo Palacio de los Deportes. El problema no es nuevo, ni mucho menos. 

Los habitantes se han acostumbrado a aceras minúsculas, en algunos casos que se han adaptado a la orografía de las viviendas, bordeándolas como si fuera una ruta por el monte o mobiliario público encima de las aceras. Además, los escalones en los bordillos provocan más dificultades añadidas para las personas que caminan con una silleta de bebé, un carro de la compra o una silla de ruedas. A eso hay que sumar, la invasión de vehículos en zonas de tránsito, convirtiendo esta vía en una apología a la inaccesibilidad.

Las asociaciones cartageneras de movilidad sostenible han puesto el acento en esta grave deficiencia y los vecinos apuntan en la misma dirección

Desde el colectivo MoviliCT, colectivo ciudadano de Cartagena que fomenta y promueve la movilidad sostenible afirma que lo que pasa en la calle Peroniño se debe enmarcar dentro de "la falta de criterio y de seguimiento a la hora de aplicar los principios de accesibilidad y el fomento de la movilidad sostenible activa".

Explica Susana Otón que al reducir el tamaño de las aceras y colocar obstáculos en ella, se dificulta el libre desplazamiento de todo tipo de personas. "¿Cómo vamos a alcanzar así los objetivos de desarrollo sostenible? Es esa la forma de aplicar la Agenda 2030?"

Loto Fernández, también de MoviliCT, lamenta "una vez más" la actuación por parte del Ayuntamiento "ante su dejadez para revisar la correcta y adecuada colocación de mobiliario urbano como son los contenedores en las aceras entorpeciendo la caminabilidad de peatones y de personas de movilidad reducida". 

Se preguntan si es que "¿no han paseado por allí? Esto no es crear un entorno de ciudad amable que apuesta por una accesibilidad para todos y que quiere avanzar hacia una movilidad sostenible activa como anuncian en su portal de transparencia -Ciudad Sostenible . En el mismo portal hablan sobre cómo se gestiona el urbanismo de la ciudad, los residuos urbanos y las infraestructuras".

Victoria Hernández, miembro de la Asociación de Vecinos del Barrio de la Concepción, añade que es inexplicable como, recién terminada una obra de más de tres meses y medio en esta calle -instalacion de nuevos colectores para evitar las inundaciones- "no han aprovechado ese momento en el que la calle estaba patas arriba para acometer las obras también necesarias para hacer espacios más amables con el peatón. Está todo igual, con los mismos problemas que meses atrás".  

Encarna Ruiz, también de la asociación vecinal, apostilla que lo de las aceras es un problema endémico en el barrio que nadie ha sido capaz de reparar hasta ahora. "En días de lluvia, cuando todo se encharca, si uno camina por la acera corre el riesgo, además, de mojarse completamente porque el agua se desborda cuando son torrenciales. Los accesos son o muy estrechos o mal construidos. Las obras tampoco han colaborado a mejorar los accesos. No entiendo cómo hay contenedores encima de las baldosas, que provocan tener que bajarte a la carretera para seguir tu camino".

"Ocurre en muchas zonas que son de trazado antiguo y complica la ejecución de aceras más grandes por la convivencia con carreteras", dice la concejala de Infraestructuras

La concejala de Infraestructuras, María Casajús, explicaba a Murcia Plaza que la comunicación con la asociación de vecinos "es continua e intentamos solventar sus peticiones de la manera más rápida posible". Añadía que las obras del colector del barrio "no tienen nada que ver con la ejecución de las aceras" y respecto a las imágenes que se pueden ver en la información apostilló que es algo que "ocurre en muchas zonas que son de trazado antiguo y que complican mucho la ejecución de aceras de mayor amplitud por la convivencia con carreteras".
 
Por último, añadía que por parte del Ayuntamiento "existe un servicio 24 horas en el que se atienden las peticiones de los vecinos".

Noticias relacionadas

next