Hoy es 22 de julio

tras modificarlo por problemas en el subsuelo

Orihuela retoma el proyecto para frenar las inundaciones en La Zenia por 1,5 millones

22/05/2024 - 

ORIHUELA. La segunda fase del proyecto de drenaje urbano sostenible de La Zenia va tomando forma de nuevo después de tener que haber sido modificado debido a problemas con la composición del subsuelo de la zona, además del nivel freático, que ha provocado su paralización desde hace un año para redactarse una solución que salve estas problemáticas. La Generalitat Valenciana ha sacado a exposición pública la autorización de vertido al mar de aguas pluviales del proyecto de drenaje urbano sostenible en La Zenia. El proyecto inicial se adjudicó a mediados de 2022 por 1,5 millones de euros.

El ámbito de actuación que incluye el proyecto tiene una superficie de unos 6.300 metros cuadrados y abarca casi la totalidad de la avenida de las Palmeras que se localiza entre el cruce con la carretera N-332 y la cala Bosque. La actuación se inicia unos 150m aguas abajo del citado cruce, cuenta con una longitud de unos 570m y una pendiente longitudinal suave que varía entre el 1 y 2%. Además, el proyecto incluye en su ámbito la calle del Carmen, en el tramo comprendido entre la calle Colón y avenida de la Playa y un tramo del Paseo del Mar.

Durante las catas para realizar el proyecto surgieron varios problemas que han obligado a modificar el proyecto inicial. En el primer sondeo, se detectó un terreno arcilloso-fangoso con presencia de algas hasta 6 metros de profundidad en la zona más próxima a la playa que afectaría a un tramo de colector de la Avenida de las Palmeras. Se trata de un terreno inestable bajo el nivel freático (a 1,15m de profundidad) y que se mantiene presente hasta los 6m de profundidad del sondeo.

En el segundo sondeo, se detectó costra calcárea muy fracturado desde 1,40m de profundidad hasta 6 m de profundidad a la que llega el sondeo que previsiblemente va a afectar a un tramo de colector de la Avenida de las Palmeras. Se trata de un terreno rocoso muy fracturado bajo el nivel freático (a 2,1m de profundidad) y que se mantiene presente hasta los 6m de profundidad del sondeo. La permeabilidad de este terreno es muy alta y el agotamiento del freático muy complicado.

En el tercero, se encontró un terreno rocoso muy fracturado desde 2,5m de profundidad hasta 5 m de profundidad a la que llega el sondeo que previsiblemente va a afectar a un tramo de colector de la Avenida de las Palmeras en el tramo más alejado de la playa. Se trata de un terreno rocoso bajo el nivel freático (a 3,2m de profundidad) y que se mantiene presente hasta los 5m de profundidad, apareciendo entre los 5 y 6m nuevamente los limos arcillosos con nodulos. La permeabilidad de este terreno es muy alta y el agotamiento del freático muy complicado.

La obra proyectada, contempla en el tramo Pk 0+352.98 y pk 0+554.44, la excavación en zanja adecuada para albergar dos cajones de dimensiones 2x2 interior, colocados a testa, con una anchura de excavación en zanja de 5,20 m en su base. Este ancho de zanja, no permite el desarrollar los trabajos de ensamblaje y compactación de los hastiales del marco y sellado de juntas, y sobre todo colocación de paneles de entibación para la seguridad de los trabajos en zanja, haciéndose necesaria una anchura al menos de un metro a cada lado de las paredes de los módulos prefabricados., con lo que la base mínima para desarrollar los trabajos sería de 1+4,8+1= 6,80 m.

Este sobreancho necesario para la buena ejecución de la obra, viene a afectar a los servicios de saneamiento y agua potable de fundición dúctil, situado en calzada junto al bordillo en el margen derecho del vial, recientemente renovada, instalados en calzada, y sobre todo provocaría el descalce de la cimentación de las columnas de alumbrado, como nuevo servicio afectado, con el consiguiente peligro de desplome.

Además, en las catas y sondeo realizados en el terreno a pie de obra, se observa gran cantidad de agua que emana desde el terreno a cota -0.80 m, debido al nivel freático de la zona. En el proyecto constructivo los cajones prefabricados están proyectados en cotas por debajo del nivel del mar, (-4,5 m), en terreno arenoso con cantidad de fangos, los que dificulta notablemente los trabajos, e implica una evacuación permanente del agua., además de ello, la cota de evacuación siempre se encuentra por debajo de este nivel freático, con lo que los cajones permanecerían constantemente en carga. Este problema puede ocasionar humedades en el entorno y ser foco de insectos.

Por tanto, se ha modificado el proyecto para encajar los cajones y disminuir el agua acumulada en las canalizaciones.

Así, desde el Ayuntamiento e Hidraqua esperan poder seguir adelante con unas obras muy demandadas por los residentes de la zona, debido al problema de inundaciones con cada episodio de lluvias que arrastran durante años.

Noticias relacionadas

next