Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

reportaje

La batalla contra los retrasos del AVE: "Al soterramiento aún le queda mucha vida"

La zona soterrada que incluye desde el paso a nivel de Santiago el Mayor hasta Los Dolores está ya finalizada a falta de instalar las vías

26/07/2020 - 

MURCIA. Casi 30 años y cuatro presidentes regionales después, el AVE se encuentra cada vez más cerca de alcanzar terreno murciano. No obstante, la llegada de la alta velocidad siempre ha venido acompañada de conflicto en esta ciudad y las obras del soterramiento todavía dan mucho de que hablar entre los vecinos de toda Murcia y, en especial, de los residentes en los barrios más afectados.

Las obras, según Adif- Alta Velocidad, están avanzando a buen ritmo y sin retrasos. La ejecución de los accesos a Murcia y del soterramiento de la Estación del Carmen ha seguido su curso durante el confinamiento y no se ha visto afectada por la crisis sanitaria, pues las obras solo se detuvieron durante los quince días de primavera en las que se suspendió toda la actividad no esencial. En total, la Sociedad Murcia Alta Velocidad ha invertido 90 millones de euros en las obras para integrar el AVE en Murcia.

el proyecto se modificó por la detección de terrenos contaminados

Pero la realidad es que sí se han producido imprevistos que han generado un retraso en la construcción. El más destacable de todos ellos fue la necesidad de trasladar unos terrenos contaminados que se encontraban en la zona de la obra del soterramiento hasta un lugar adecuado para poder depositarlos con seguridad. Este incidente se produjo a pesar de que la empresa constructora era consciente de la existencia de terrenos contaminados en el suelo, pero subestimaron su envergadura y cuando se encontraron con una cantidad superior a la prevista tuvieron que modificar el proyecto.

Un nuevo inconveniente

En la actualidad, surge otro inconveniente que amenaza con causar más retrasos y pone en jaque el cumplimiento de los plazos. Esto se debe a que debajo de las vías antiguas transcurren canales de riego, acequias, que transportan agua hasta la huerta murciana, por lo que no se pueden eliminar. El túnel se situará a unos ocho metros de profundidad, así que corta completamente las acequias y es preciso encontrar una solución al problema. La Junta de Hacendados de la Huerta de Murcia se muestra especialmente preocupada por esta cuestión y está vigilando esta contrariedad muy de cerca para que la obra no perjudique a la agricultura murciana.

Foto: JUANCHI LÓPEZ

La zona del soterramiento que incluye desde el paso a nivel de Santiago el Mayor hasta Los Dolores está ya finalizada a falta de instalar las vías. Este túnel no se puede habilitar aún porque para hacerlo es necesario retirar todas las vías que se encuentran en funcionamiento en superficie y los trenes tienen que poder seguir circulando.

Con el fin de poder habilitar el funcionamiento del túnel y retirar definitivamente las antiguas vías se está construyendo un andén provisional en superficie situado en la zona sur de la estación por el que podrán circular los trenes una vez que el túnel esté en funcionamiento. En un primer momento, este túnel será utilizado para el tránsito de los trenes de la línea ordinaria, es decir, los que se encuentran ahora mismo en superficie (mercancías, larga distancia, cercanías, Talgo, etc.). Esto significa que el AVE aún tardará un poco más en llegar a Murcia.

Habilitar esta primera fase es una de las prioridades de la obra, ya que una vez esté completada se podrá retirar la pasarela del paso a nivel. "Con una visión optimista creemos que esto ocurrirá a finales del 2021, pero siendo más realistas es probable que se vaya a principios de 2022", explicaba a Murcia Plaza Joaquín Contreras, el presidente de la Plataforma Pro-Soterramiento.

"Hemos conseguido que la pasarela sea lo más asumible posible"

La pasarela, que lleva en funcionamiento desde el 19 de marzo de 2019, consta de cuatro ascensores con espacio para bicicletas y vigilancia 24 horas. "Hemos conseguido que se haga lo más asumible posible", comenta Contreras. A causa de la situación sanitaria actual, y para evitar contagios en un espacio tan estrecho y transitado, la pasarela se desinfecta durante dos horas todas las mañanas y una hora al mediodía, los siete días de la semana.

Otra preocupación de los vecinos del barrio era que un lugar de paso aislado como la pasarela podría convertirse en el sitio ideal para atracos y asaltos sexuales, en especial a chicas jóvenes que vuelven a casa de fiesta en fin de semana. Gracias a la vigilancia 24 horas, esta situación ha podido evitarse.

Contreras expresa su entusiasmo con el "nivel de cordura y sensatez que está demostrando la gente". Para él es un éxito de los vecinos: "Son el contrapunto de los políticos. Nosotros sabíamos que esto iba a producir inconvenientes porque un proyecto de esta envergadura produce molestias: contaminación acústica, polvo, ruidos...". No obstante admite que "hay gente que se queja y razones no le faltan, pero las obras van a buen ritmo".

Muchos de los vecinos de Santiago el Mayor que utilizan la pasarela de manera habitual confiesan estar cansados de los inconvenientes que supone cruzar el paso a nivel, pero se muestran dispuestos a aceptar las consecuencias negativas que tiene el soterramiento porque "es lo mejor para el barrio".

Mai es una de las vecinas que sube y baja las escaleras a diario: "Mis padres viven en Ronda Sur y paso mucho por aquí. Estoy preocupada por el coronavirus. Sobre todo, las bajadas de las escaleras, que te cruzas con la gente y da un poco de cosa. Si puedo evitar el ascensor lo evito para no tocar botones", comenta Mai. "Tengo ganas de que lo abran ya", aunque afirma que el soterramiento "lo ve estupendo" y está deseando poder verlo "todo bien bonito".

Andrea, de 29 años, asevera que está harta de la pasarela porque tiene que pasar todos los días dos o tres veces, pero considera que el soterramiento es "necesario, algo que debería estar hecho desde hace treinta años" para poder pasar con comodidad una vez que estén acabadas las obras, además de evitar todos los ruidos del paso del tren. En cambio, Jorge, de 40 años, se muestra más dispuesto y lo tolera "con paciencia y porque no hay más remedio".

A sus 75 años, Francisco también apoya la llegada del AVE soterrado y se emociona al pensar en que "pasar para el otro lado, sin tren y sin nada, puede darle vida a esto, a este pueblo". Tras toda una vida junto a las vías, Francisco denuncia la cantidad de personas que se ha llevado el tren: "Llevo viviendo aquí 75 años; fíjate si he visto aquí gente que se ha matado y otra que se ha tirado. Muchas muertes he visto, muchas. Motos que han pasado y se las ha llevado el tren, o una mujer recogiendo carbón antiguamente. Era yo un crío y ella estaba cogiendo carbón debajo de la máquina, que la dejó partida en dos. Eso hay que verlo".

"Al soterramiento aún le queda mucha vida"

JoaquÍn Contreras, presidente de la Plataforma Pro-Soterramiento, charla con un vecino.Foto: Juanchi López

Como vecino, Joaquín Contreras tampoco olvida lo duro que ha significado defender el soterramiento, con "violencia institucional" y despliegues de la Policía: "Multas llevamos todos, yo también. Yo tengo una sola, hay quien lleva varias. Y además las hemos pagado, yo la recurrí y el abogado del Estado no tuvo inconveniente en ponerme de terrorista para arriba. A Paco, el carnicero, lo denunciaron por comer pipas con actitud agresiva, pero esa denuncia se la quitaron".

Joaquín Contreras, que ha dedicado gran parte de su vida a esta batalla, se emociona cuando echa la vista atrás y recuerda todo lo que han tenido que luchar. "Por fin hemos llegado, aunque algunos de mis compañeros no pueden contarlo. Compañeros como Antonio Fernández, del Barrio del Progreso o Pepe Tornel, el cura, que ya han pasado a otra vida", rememora. Sin embargo, el presidente de la plataforma recuerda que todavía quedan varios años para acabar la construcción y advierte de que "al soterramiento aún le queda mucha vida".

Preguntado por las expectativas de finalización de la obra y la llegada del AVE a Murcia, Contreras acusa al Partido Popular de utilizar el soterramiento como excusa para "enfrentar, confundir y manipular" a la sociedad murciana: “Concejales y consejeros de fomento de Murcia han dicho que el AVE podría estar en Murcia. Eso es absolutamente falso porque el AVE que habría tenido que venir a Murcia todavía está en pruebas entre Monforte del Cid, Elche y Orihuela. El AVE aún no ha llegado a Orihuela".

En cambio, desde las filas populares mantienen que "las obras son las que licitó, adjudicó e inició el  PP", como así manifestaba recientemente el senador murciano y exdelegado del Gobierno, Francisco Bernabé. "Aún quedan años de trabajo por delante y nada impide que el AVE pueda llegar ya provisionalmente en superficie. Traería muchos empleos", apostillaba Bernabé.

El fin a esta demanda histórica se encuentra próximo, aunque Murcia todavía tendrá que esperar hasta el primer trimestre de 2022 para que el AVE se encuentre en funcionamiento en la capital del Segura.

Noticias relacionadas

next