Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

hablan los principales representantes empresariales 

Menos actividad y más paro: el nuevo confinamiento, un mazazo para la maltrecha economía regional

30/10/2020 - 

MURCIA. El cierre perimetral de la Región y el confinamiento de sus 45 municipios decretado por el Gobierno regional son actuaciones necesarias por el negativo devenir de la pandemia pero un mazazo para la maltrecha economía regional. Así lo señalan los principales responsables empresariales de la Región, que esperan que estas restricciones den sus frutos y permitan, después, volver a una relativa normalidad y que puedan reactivarse los diferentes sectores económicos. De otra forma, su pronóstico es claro: menos actividad económica y más paro.

 "Croem respalda todas las medidas que se han tomado desde el punto de vista sanitario y lo volvemos hacer con esta decisión", señala José María Albarracín, presidente de la patronal regional. "Ahora bien, estamos pidiendo permanentemente que la actividad económica no puede parar y no se pueden dar más vueltas de tuerca a ningún sector, en especial los más perjudicados. Nos estamos jugando el futuro del empleo".

"Obviamente va a afectar al sector, sin duda. Ya lo ha hecho. El turismo rural se ha vaciado entero", explica Jesús Jiménez, presidente de Hostemur, patronal del turismo regional. "Todas las reservas previstas para este puente se han anulado. El confinamiento impide incluso desplazarse a una segunda residencia".

Así, los hoteles van a estar vacíos en unas fechas en la que debían recuperar parte de su actividad gracias al puente en varios municipios. "Pero nadie va a ir a un hotel de su propia ciudad. Y los hoteleros están planteándose cerrar los fines de semana. Cualquier actividad turística desaparece", lamenta.

El sector del turismo, la hostelería y el comercio, que han sido azotados sin piedad por la pandemia y no logran ver la luz al final del túnel, necesitan con urgencia más medidas de apoyo, subrayan. Medidas que "hemos pedido de forma reiterada", recalca Albarracín, para ayudar a los sectores más dañados, como la exención de todos los tributos municipales durante seis meses, incluido el IBI, "porque tenemos un porcentaje de inactividad altísimo", la moratoria de los créditos ICO prorrogando su amortización un año más y extender los ERTE hasta finales de 2020.

"Hacen falta medidas drásticas y contundentes a favor de la actividad económica, con el fin de que los negocios puedan sobrevivir hasta el final de esta situación", apunta el presidente de Croem. "Necesitamos una respuesta conjunta de todos los municipios de la Región para todos los negocios de estos sectores afectados".

Pone como ejemplo a Alemania, que ha realizado un cierre total del sector de la hostelería pero haciéndose cargo el Estado del 75% de los gastos de los negocios. "Hay que imitar a estos países que lo están haciendo bien y que nos están enseñando el camino para salvar a las empresas, a los autónomos y a las pymes", indica Albarracín.

En la misma línea se expresa Jiménez, que no ve ninguna medida de apoyo directo al sector al contrario que en otros países, lo que provocará el cierre de empresas y más paro. "Es una realidad. El paro se va a disparar. Y habrá un efecto en cadena. No se va a quedar solo en la hostelería. Ningún sector se va a salvar".

El presidente de la asociación profesional de hosteleros de Lorca, Jesús Abellaneda, considera "desproporcionado" el nuevo confinamiento decretado por el Gobierno regional y solicita que se atrase a medianoche el toque de queda impuesto por el Ejecutivo para evitar la ruina de bares y restaurantes. Desde Croem también abogan por ampliar el toque de queda hasta las 12 de la noche en cuanto sea posible para no asfixiar más al sector de la hostelería.

La construcción y el metal, menos afectados

Tal como informan desde la patronal del metal Fremm, de los cuatros subsectores que integran el sector el más afectado es el de automoción, los talleres de reparación y los concesionarios, cuyos clientes de otros municipios verán reducida su movilidad, salvo que en ese municipio no hubiese taller y podría estar dentro de uno de los supuestos de fuerza mayor.

Otro de los sectores que se verá afectados son los establecimientos de comercio del metal que venda a particulares, ya que en el caso de empresas los desplazamientos laborales están, a tenor de lo establecido en el Real Decreto, permitidos.

No obstante, en este momento existe una gran incertidumbre en el sector "a la hora de poder justificar esos desplazamientos", indican, ya que dotarse de medios de prueba para acreditarlo ante las fuerzas de seguridad no siempre es fácil. 

En cuanto al sector de la construcción, José Hernández, presidente de Frecom, señala que ha demostrado que es "un sector seguro" y que las nuevas restricciones prácticamente no va a afectar en el desarrollo de nuestra actividad".

Así, el sector va a seguir funcionando con normalidad y solo considera que el subsector que se puede ver afectado es el de la rehabilitación, ya que el trabajo se desarrolla en interior y "es posible que haya una restricción de las comunidades de propietarios".

La contratación se puede ver un poco resentida "por la confianza que tengan las familias en acometer obras de reforma", que está teniendo un gran dinamismo hasta el momento debido a las deficiencias que había en algunas viviendas y que los propietarios han decidido resolver a raíz del confinamiento.

Noticias relacionadas

next