Hoy es 16 de julio

una región en marcha / OPINIÓN

Más agricultura

22/10/2022 - 

MURCIA. Naciones Unidas prevé que a mitad del próximo mes de noviembre la población mundial alcance los 8.000 millones, con India como el país más poblado por delante de China. El número de habitantes del planeta podría alcanzar los 8.500 millones en 2030 y 9.700 millones en 2050, llegando hasta los 10.000 millones de personas en 2080. Más de la mitad del aumento de la población mundial previsto hasta 2050 se concentrará en África.

Este continuo crecimiento demográfico está provocando un intenso debate sobre la capacidad de la tierra para producir alimentos para todos. La sobrepoblación implica un mayor consumo de recursos naturales y una mayor degradación del medio ambiente; sin embargo, la mejora de la eficiencia de la actividad humana y los avances tecnológicos están permitiendo producir más con menos recursos. 

Hacer frente a la cada vez mayor demanda de alimentos requiere incrementar la productividad y eficiencia del sector agropecuario con el mínimo consumo de los recursos naturales, especialmente del agua. Para conseguirlo, además de aumentar la superficie agrícola cultivable y su rendimiento, es imprescindible una buena gestión hídrica para obtener la máxima producción por cada gota de agua. Así lo recogen los Objetivos de desarrollo Sostenible para el año 2030, en particular los ODS 2,6,12,13 y 15.

Hay que garantizar la alimentación a los 795 millones de personas que actualmente pasan hambre y a los 2.000 millones de personas más que se calcula estarán en esa situación en 2050, por lo que la producción mundial de alimentos debe incrementarse al menos el doble para lograr que cualquier persona, viva donde viva, lo haga en condiciones dignas.

"Los problemas causados por la agricultura intensiva pueden mitigarse con tecnología"

La agricultura intensiva es fundamental para facilitar alimentos para todos. Su práctica implica un mayor uso de la tierra cultivada para obtener el máximo rendimiento posible con el fin de satisfacer las necesidades alimentarias del ser humano. Expertos internacionales consideran que la agricultura intensiva es más apropiada para solucionar el abastecimiento de alimentos que la ecológica, ya que tiene menor impacto climático y pueden generar una cantidad de emisiones mucho menor al obtener rendimientos por hectárea mayores.

Los problemas ambientales causados por la agricultura intensiva pueden mitigarse considerablemente con tecnología. La monitorización con drones y satélites, los sistemas de gestión inteligente del riego basados en sensores y el análisis de la información registrada en tiempo real mediante algoritmos de inteligencia artificial permiten determinar cuándo, cuánto y cómo regar y fertilizar.

No se trata de contraponer la agricultura intensiva frente a la extensiva o ecológica o viceversa. Los dos modelos pueden y deben coexistir y no es mejor o peor uno u otro como se ha constatado científicamente. Lo importante es garantizar una producción agrícola suficiente para luchar contra el hambre y la despoblación, generar empleo, incrementar la calidad de vida de las personas y contribuir a que la humanidad siga progresando.

La agricultura intensiva de la Región de Murcia contribuye a cumplir los objetivos planteados por FAO y ONU. Es respetuosa con el medioambiente gracias a su alto grado de tecnificación y suministra alimentos a una buena parte de Europa consumiendo cada vez menos recursos naturales. El Levante español, gracias al trasvase Tajo-Segura, se ha convertido en uno de los mayores productores de alimentos de Europa y modelo de eficacia en la lucha contra la despoblación rural.

La agricultura inteligente que se realiza en el Campo de Cartagena es un claro ejemplo de que es posible incrementar el rendimiento de los cultivos utilizando cada vez menos agua y fertilizantes a la vez que se lucha contra la desertificación y los impactos ambientales sobre el planeta.

Garantizar a la humanidad el acceso a los alimentos solo es posible con tecnología y más agricultura.

Miguel Ángel Cámara Botía

Catedrático de Química Agrícola

Director Cátedra de Ecoeficiencia Hídrica

Universidad de Murcia

Noticias relacionadas

next