Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

Hoy es 11 de julio y se habla de covid-19 medicina Barco turístico david bisbal

Los vendedores ambulantes de Murcia estallan: se echarán a la calle el 3 de junio "para poder trabajar todos"

20/05/2020 - 

MURCIA. Tras casi 70 días de parón total de la actividad y con la vuelta al trabajo hace una semana de sólo unos pocos comerciantes y todos de puestos de alimentación, la situación se he hacho insostenible para los propietarios de puestos de los mercadillos. 

La situación ha llegado a tal punto que la asociación de vendedores ambulantes de Murcia ha convocado para la tarde del 3 de junio una manifestación por las calles del centro de la capital para denunciar la situación en la que se encuentran desde hace dos meses y medio a consecuencia del coronavirus, y pedir a los ayuntamientos que les dejen reanudar su actividad en condiciones competitivas.

El portavoz de este colectivo, Juan Vinagre, ha denunciado en declaraciones a Efe que en ciudades "como Murcia resulta imposible instalar los puestos, pese a que la venta ambulante está autorizada en la fase 1 de desescalada, por las medidas de seguridad impuestas por el consistorio, más restrictivas que en otras actividades de venta de alimentación, como las plazas de abastos".

Además, ha advertido de que "la falta de personal para el control de accesos que alegan muchos ayuntamientos ha hecho que no puedan abrirse mercadillos ambulantes que sí tenían autorización, al tiempo que ha criticado que los permisos municipales solo afecten a la venta de fruta y verdura, lo que deja suspendida la actividad de los puestos de ropa, zapatos, ferretería o artesanía, entre otros, que componen normalmente la oferta de los mercados".

"Los pequeños comercios de ropa pueden abrir pero nosotros no podemos instalar nuestros puestos", ha dicho Vinagre como ejemplo de los problemas a los que se tienen que enfrentar desde la declaración de alarma los cerca del millar de profesionales que componen este colectivo.

El portavoz de los vendedores ambulantes ha insistido en la necesidad de consensuar fórmulas que permitan hacer compatible el trabajo de los mercados con la salvaguarda de las normas sanitarias impuestas por la Covid 19, y ha cuestionado que sea rentable para ellos instalar los puestos en recintos a las afueras de las ciudades, como se ha propuesto en algunas poblaciones, porque "los mayores o cuidadores de personas dependientes no se podrán desplazar".

Además, ha pedido sensibilidad a los ayuntamientos para el cobro de las tasas municipales, ahora suspendidas, pero que "volverán a cobrarse y no podremos pagar".

En la ciudad de Murcia han abierto los mercadillos más pequeños, con un aforo reducido y estrictas medidas de seguridad. Los más grandes, como los de La Fama, El Palmar o Santa María de Gracia aún tendrán que esperar.


Noticias relacionadas

next