Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

Los bomberos de la Región de Murcia podrán hacer sus maniobras en San Ginés antes del verano

Las obras se han reactivado tras una inundación del terreno por la última Dana y el Ayuntamiento espera que concluyan en abril

15/01/2020 - 

MURCIA.  El tan esperado campo de maniobras para los bomberos de toda la Región que se está construyendo en el polígono industrial de San Ginés de Murcia estará listo para ser utilizado antes del verano. Desde el equipo de Gobierno del Ayuntamiento confían en que las obras estén finalizadas para el mes de abril y pueda ponerse en uso antes del verano. Los trabajos se han retomado tras un mes de parón a petición de la empresa constructora al quedar el terreno inundado por la última Dana de diciembre. Finales de mayo sería la fecha prevista para que pueda empezar a acoger actividades, según explicaron a Murcia Plaza fuentes municipales. 

El proyecto, que lleva en marcha seis años, ya que lo presentó en 2014 la entonces edil de Seguridad Nuria Fuentes, cuando Miguel Ángel Cámara aún era alcalde de Murcia se abrirá a los bomberos de toda la Región. Los retrasos y parones en la construcción de la instalaciones han sido constantes desde que comenzaron las obras en 2015. El último, que la empresa constructora pidió un mes de prórroga al Ayuntamiento, ya que tuvo que parar los trabajos porque la Dana del mes pasado inundó el solar, explican fuentes municipales. Actualmente hay varios operarios trabajando cada día para concluir el parque. 


la instalación contará con una zona que simulará edificaciones derrumbadas por siniestros y una piscina para rescates acuáticos

La instalación, situada en un solar paralelo al antiguo parque de Bomberos del polígono, cerrado en 2010 y que hoy en día se usa para algunas prácticas o ejercicios esporádicos de los bomberos, tendrá 10.250 metros cuadrados y contará con un edificio de prácticas para rescates en incendios con dos sótanos, cuatro plantas y una torre de 20 metros. Un aula para sesiones teóricas, además despachos y vestuarios servirán para completar las instalaciones.

Entre las principales secciones con que contará la instalación destaca una zona que simulará edificaciones derrumbadas por siniestros y habrá otra para que los efectivos de bomberos perfeccionen su pericia en excarcelaciones por accidentes de tráfico. Aunque la parte más espectacular será una piscina para simular rescates acuáticos. Si se cumplen los plazos, en cinco meses la instalación será por fin una realidad.


Noticias relacionadas

next