Hoy es 13 de julio

Carlos Zafra, responsable de apicultura de coag-IR

Los apicultores de la Región alzan la voz: "Nuestra actividad es esencial pero la administración nos ha olvidado" 

Fotos: MP.

6/02/2023 - 

MURCIA. La apicultura se siente abandonada y abocada a la desaparición si no se remedia. Así lo ha señalado Carlos Zafra, responsable de esta actividad de COAG-IR en la Región de Murcia:  “Asistimos a la peor crisis de los últimos tiempos para el sector de la miel. A los serios problemas sanitarios a los que tiene que hacer frente el productor, se unen los efectos del cambio climático a los que las abejas son muy sensibles, la entrada de productos de terceros países que nos hacen una competencia atroz y los altos precios de producción incrementados por la subida del combustible”. 

Zafra ha recordado que los apicultores deben hacer muchos kilómetros para trasladar sus colmenas e inexplicablemente el sector se ha quedado fuera de las ayudas que sí se han concedido a otros sectores como la agricultura o la ganadería. “La administración ha olvidado a este sector”. Por eso, la pasada semana se manifestaba a las puertas de la Delegación del Gobierno. “Esperábamos hablar con el delegado y trasladarle nuestras inquietudes pero no fue posible”. Dice Zafra que el Ministerio ha hecho hasta ahora oídos sordos de la situación que está llevando al cierre de numerosas explotaciones. 

“Es importante que la administración tome conciencia del grave problema. Las abejas hoy en día, a consecuencia de la plaga de la varroa, entre otras,  no pueden sobrevivir sin los cuidados del apicultor, y la administración aún no ha tomado conciencia de la gravedad del asunto. Además, la apicultura tiene una repercusión directa en la productividad de las cosechas. Debemos concienciar al consumidor sobre la importancia de comprar miel española. Un kilo de miel que no se consume de un productor nacional es una colonia menos de abejas que no poliniza nuestros cultivos”, argumenta. Algo extrapolable a todos los productos, mantiene.

Entre las principales reivindicaciones, el sector pide precios justos para la miel. “El pasado año España batió récord de importación de producto calificado como miel, aunque tenemos serias dudas de que lo sea. Mientras, la miel española ha pasado a un segundo plano. No puede competir en precio, lo que ha provocado que la demanda haya caído de forma muy  importante. La industria se abastece de miel de baja calidad de terceros países como China, ésto hunde los precios por debajo de los costes de producción y aboca al cierre de la industria de la que viven muchas familias en la Región de Murcia. Pedimos por ello mayores controles, un etiquetado claro que informe sobre el origen, y unos análisis pormenorizados del producto que viene de fuera para evitar cualquier fraude”.  Los apicultores también piden ayudas para sobrevivir a la “tormenta perfecta”, en palabras de Zafra. “No queremos ser una industria subsidiada. Pero sí que se contemplen ayudas para el momento que vivimos, porque tenemos serios problemas para comercializar nuestra miel”, ha indicado.

Sobre la línea de ayudas del Plan de Desarrollo Rural establecidas por la consejería de Agricultura para el sector de la apicultura y que se podrá solicitar a partir del 1 de marzo, Zafra ha dicho que por primera vez el Gobierno Regional contempla una línea para la apicultura pero que, a diferencia de otra comunidades que ya las aplican, la de Murcia es insuficiente y ha pedido redotar la subvención.

Según datos de la consejería de Agricultura, en la Región de Murcia hay censadas 106.825 colmenas, lo que supone el 3,6% del total nacional. Por comunidades autónomas, Murcia es la novena con mayor censo de colmenas, y por provincia, la tercera. La producción de miel en 2021, último ejercicio del que se dispone de datos completos, fue de 804,5 toneladas, y de 99,78 toneladas la de cera. La comarca del Noroeste acumula el mayor número de productores de miel. 

Noticias relacionadas

next