Hoy es 23 de julio

la coalición pp y vox echa a andar con la investidura del presidente

López Miras y Antelo abren una nueva era en la Región con una alianza sin complejos

8/09/2023 - 

CARTAGENA. El bloqueo se acaba 102 días después. La Región de Murcia ya tiene presidente. Pasada la una del mediodía, Fernando López Miras era reelegido en la Asamblea Regional en el último día del plazo legal, espantando sobre el mismísimo precipicio la repetición electoral. El lorquino vuelve a ocupar la Presidencia de la Comunidad, pero con una novedad: debe su investidura a Vox. Es el inicio de una nueva era política. La segunda coalición de la historia. El PP continúa gobernando la Región, como lleva regentando desde 1995, pero ahora estrena un nuevo socio, que pisa la moqueta del poder autonómico por primera vez. La flamante alianza echa a andar dispuesta a no perder ni un minuto más, escondiendo los roces y las heridas de los últimos tres meses en el cajón del olvido. Y, sobre todo, nace sin complejos, sin atender a ninguna de las feroces críticas que le propinó la izquierda, a la que ignora. Mayoría le sobra: el reinado de PP y Vox se asienta sobre 30 de los 45 diputados de la Cámara.

"Es un día grande", arranca un exultante José Ángel Antelo, el inminente vicepresidente del Gobierno, que ofrece lealtad y buen talante para desarrollar un "acuerdo sensato" fruto "del sentido común". Si bien no niega que son dos partidos con "diferencias evidentes", promete centrar las discrepancias en el Consejo de Gobierno -cuyas deliberaciones son secretas- para consensuar una "única voz": "No habrá Consejerías de PP y Vox", recalca desde la tribuna del Parlamento. Con todo, las desavenencias existen a poco que se pregunte por la Ley de Protección y Recuperación del Mar Menor, 'el pin parental' y las ayudas a los agentes sociales. Antelo, de hecho, declara con rotundidad que eliminarán las subvenciones directas a patronales y sindicatos. Todo un obús hacia la Croem, UGT y CCCO, que no estuvieron presentes en Cartagena. López Miras, por su parte, sigue hablando de violencia de género, un concepto que genera urticaria en Vox. Y no se olvida de una de sus coletillas favoritas -junto con "la mejor tierra del mundo": "Trabajaré para todos: piensen lo que piensen, amen a quien amen y recen a quien recen".

A las doce del mediodía aparece Cuca Gamarra, flanqueada por el número dos del PP regional, José Miguel Luengo, y los senadores murcianos, con Francisco Bernabé a la cabeza. La investidura de López Miras completa el mapa territorial con la undécima autonomía en manos del PP, más las dos ciudades autónomas. La secretaria general, heredera del cargo que ostentó el ciezano Teodoro García Egea, expresa su orgullo por López Miras, a quien califica de "solvente" porque "antepone el interés de su Comunidad" y reivindica que el PP es un partido de "principios". No hace ni un mes le daba el respaldo de la dirección nacional para que buscara el Gobierno en solitario.

El clima político cambió en septiembre. Incluso las a menudo discrepantes cúpulas nacionales de PP y Vox se dieron una tregua, en pos de la difícil investidura de Núñez Feijóo, con todo lo que eso supone para la Región. López Miras, que este miércoles insistía en que piensa que lo mejor "es un Gobierno en solitario", vuelve a exponer sus argumentos: pacta con Vox por "responsabilidad", porque una repetición electoral "dejaría a la Región sin tiempo para los Presupuestos, como pide Europa" y porque, en su opinión, "los ciudadanos no quieren volver a las urnas". Antelo secunda sus razones: "Estamos respaldados por más del 60% de los ciudadanos". 

Los dos líderes de la coalición evidencian su sincronía. Tanto López Miras, además de su portavoz parlamentario, Joaquín Segado, como Antelo responden con dureza a las intervenciones de Pepe Vélez y María Marín, que cuestionan las contradicciones del PP y el acuerdo programático con Vox. Frente al "el PP se arrodilla ante Vox" del socialista y el "es un nuevo Gobierno, pero el mismo régimen" de la morada, López Miras despeja "los discursos apocalípticos" esgrimiendo que "no son mejores por ser de izquierdas" y aduce que no caben las lecciones de pactos con quienes visitan al "prófugo" Puigdemont. El popular cita dos veces a Felipe González. También menciona a Nicolás Redondo. Más contundente se muestra Antelo: "El tiempo de agachar la cabeza contra la izquierda se ha acabado. Somos mejores que ellos en todo. No les pedimos permiso ni perdón". Otro dardo en común es que el Gobierno de la Región "será un frente absoluto contra las políticas de la izquierda". Un augurio de lo que se avecina entre Madrid y Murcia.

¿Complejos entre PP y Vox por pactar? Ninguno. 

Después de un verano sumidos en el letargo, ambos socios quieren acelerar "sin descanso" la configuración del Gobierno: "No habrá cien días de rodaje, porque ya los hemos tenido desde las elecciones", sostiene Miras. El Palacio de San Esteban acogerá el lunes la toma de posesión del presidente. PP y Vox esperan dejar listo el Gobierno antes de que acabe la próxima semana. El nuevo Gabinete contará con un tope de diez consejeros, además del presidente. Dos de ellos serán de Vox -Vicepresidencia incluida-, que manejará las carteras de Fomento así como las de Seguridad, Interior y Emergencias. El propio Antelo se encargará de este último departamento.

Una y diez minutos. La presidenta de la Asamblea proclama a López Miras y el lorquino suspira, más feliz que aliviado, sabedor de que el guion de la investidura estaba escrito. Objetivo conseguido. Una avalancha de asistentes se echa encima, entre ellos los padres de López Miras. El primero que se acerca a felicitarle, no obstante, es Pepe Vélez: el primero en criticarlo, pero también el primero en reconocer al césar lo que es del césar. Las televisiones nacionales conectan en directo con Cartagena mientras llueven los besos y los parabienes sobre López Miras. Es el tercer mandato de un hombre que en 2017 se convirtió en el presidente más joven de España. Tenía entonces 33 años y un futuro incierto por delante; ahora aspira a completar esta legislatura con 43. Gritan "presidente, presidente" entre aplausos. Más abrazos y fotos, esta vez con Cuca Gamarra. "Se acabó. Ahora, que se pongan en marcha ya", examina uno de los invitados asistentes. Una nueva era política empieza en la Región de Murcia.

Noticias relacionadas

next