ALEGACIÓN A LA CELEBRACIÓN DEL FESTIVAL por superar los decibelios

¿Lleva La Mar de Músicas 25 años dañando el "protegido" casco histórico de Cartagena?

La Asociación Sin Ruido asegura que incumple la normativa al estar declarado el centro como Conjunto Histórico-Artístico desde 1980

15/07/2021 - 

CARTAGENA. Que el festival de La Mar de Músicas es el gran acontecimiento cultural de Cartagena es una realidad desde 1995. Y este verano repite como el revulsivo para el turismo en la ciudad en época estival. Pero no todo el mundo lo vive de la misma manera. Y es que para algunos vecinos del casco histórico supone un foco de molestias acústicas, que aseguran que les quita el sueño y les afecta en su día a día.

Desde la Asociación Sin Ruido en Cartagena creen además que su celebración incumple la normativa y daña al patrimonio cultural de la ciudad. Y según destacan en una alegación presentada al Ayuntamiento, lo vendría haciendo desde su puesta en marcha, hace ya 26 años (este viernes se inicia la nueva edición).

Los motivos serían, según el escrito remitido al Consistorio, que "pese a las inminentes suspensiones de los objetivos de calidad acústica durante los meses de julio a septiembre, el origen de los ruidos y vibraciones que vamos a sufrir los vecinos, proviene del Auditorio del Parque Torres". Y, según explican desde la asociación, "todo el casco histórico de Cartagena está declarado Conjunto Histórico-Artístico desde 1980 (RD 3046/1980), por lo que debe estar sujeto a protección acústica durante todo el año y a la Ley 16/1985 de 25 de junio de Patrimonio Histórico", según la cual "se entiende por expoliación toda acción que ponga en peligro de pérdida o destrucción de alguno de los valores que integran el patrimonio histórico, lo que ocurrió en el Auditorio cuando se eliminó la Escalera Real Modernista de Víctor Beltrí para su ampliación".

Asimismo remarcan que "el Teatro Romano recibe cada año ruidos y vibraciones  que pueden acelerar su deterioro  debido a que el  Parque Torres está colindante, y los conjuntos musicales con sus aparatos de megafonía  han llegado a alcanzar unos volúmenes de 140 dB como reconocía en un artículo su director y promotor  ya fallecido".

El Teatro Romano, añaden, es "un museo al aire libre y la Ley de ruido lo califica como una zona de especial protección acústica y no puede recibir más de 50dB de día y 40 dB por la noche, ello es debido  a que tiene en cuenta que los materiales  con que están construidos están envejecidos, lo llaman fatiga de los materiales, y las vibraciones aumentan la longitud de las grietas por eso lo consideran un receptor sensible".

Para refrendar su exposición de que el festival se debe suspender alegan que "el Real Decreto 3046/1980, de 12 de diciembre, blinda a Cartagena casco-histórico como zona de especial protección acústica, con lo que se debe evitar la degradación que supone la celebración de eventos en el Auditorio Parque Torres para monumentos como el Teatro Romano o la antigua Catedral de Santa María la Mayor".

SOBRE la Semana Santa, desde Cartagena Sin Ruido quieren desvincularla de la protección del casco, ya que aseguran "se puede seguir celebrando, al tratarse de unos actos itinerantes por la ciudad"

Pero, no se quedan ahí las irregularidades, como denuncia la asociación. Y es que, según aseguran "el Plan Especial de Ordenación del Casco Histórico (PEOPCH) de 2005, no recoge descrito ni especificado el Auditorio del Parque Torres". Otra norma que se contravendría tras la ampliación del auditorio sería la 42.2 de la Ley 4/2007 de 16 de marzo de la CARM, ya que "insiste en que las intervenciones en el entorno de los monumentos no pueden alterar el carácter arquitectónico y paisajístico de la zona ni perturbar la contemplación del mismo".

Como solución, desde Sin Ruido Cartagena, proponen que "el Ayuntamiento construya fuera de los límites que pone el R.D. de 1980,  un recinto con las condiciones acústicas adecuadas para celebrar cuantos festivales o actos requieran megafonía, y si no que utilice el Auditorio del  Batel que es propiedad municipal y está insonorizado".

Mapa de la zona de protección del casco histórico 

En lo que respecta a los desfiles de la Semana Santa, desde Cartagena Sin Ruido quieren desvincularlos de la protección del casco, ya que aseguran "se pueden seguir celebrando, al tratarse de unos actos itinerantes por la ciudad y que no están en un punto fijo, como son las actuaciones de La Mar de Músicas y otros eventos del Parque Torres".

Un festival "irrenunciable para Cartagena"

Fuentes del equipo de Gobierno del Ayuntamiento de Cartagena aseguran, tras ser consultadas por Murcia Plaza, que "si lo que pide esta asociación es que se vaya del conjunto histórico el festival La Mar de Músicas habría que sacarlo de la ciudad, y La Mar de Músicas es un festival de ciudad, pensado para dar vida y llenar de cultura el centro, con acciones de pequeño formato que se tienen que hacer en el centro". Asimismo añaden que "las actuaciones de mayor formato se llevan al Auditorio Paco Martín del Parque Torres, y es difícil  pensar que una guitarra  que suene sobre este escenario vaya a perjudicar al Teatro Romano".

Y es que "el festival La Mar de Músicas es irrenunciable para Cartagena, es marca Cartagena, que cumple con la ordenanza de ruidos. Es difícil establecer un equilibrio entre el descanso de los vecinos y la actividad, pero es necesario que la ciudad mantenga su actividad cultural en plena temporada de verano con su buque insignia de la cultura", añaden.

Noticias relacionadas

next