seis meses de forma gratuita

Las empresarias, ante una segunda oportunidad para reflotar sus negocios en el Vivero de Empresas de Cartagena

12/06/2020 - 

CARTAGENA. La disminución en el volumen de trabajo de las empresas es fácilmente medible en España por la crisis sanitaria y el Estado de Alarma decretado en marzo.

A mediados del mes de abril casi el 80% de empresas informaba de la reducción de actividad por la pandemia. Casi un 40% de las mismas presentaba caídas superiores al 60%, mientras que algo más del 9% de las empresas españolas habría registrado un aumento.

Con la mejoría de la situación sanitaria y la posibilidad de apertura, algunos se han visto abocados al cierre, pero otros negocios han tratado de agarrarse con uñas y dientes a su trabajo, a pesar de que afrontan una dura cuesta hacia la supervivencia. La Asociación de Mujeres Empresarias de Cartagena (Amep) ha propuesto la posibilidad de que muchas de estas pequeñas empresarias, que ahora hacen cuentas y todos son pérdidas, tengan una segunda oportunidad y puedan trabajar estos próximos meses en el Vivero de Empresas ubicado junto al Centro Comercial Mandarache de Cartagena. 

"Tenemos demanda de ubicación entre nuestras asociadas. La pandemia ha sido bastante dura para el sector de la mujer empresaria, dado que ha tenido que estar confinada, y muchas de ellas con cargas familiares a sus espaldas. Las mujeres hemos dado un paso atrás a nivel empresarial y profesional por esa conciliación tan difícil de llevar", explicaba Nuria Castillo, presidenta de Amep, quien quiso destacar el interés demostrado desde el Ayuntamiento desde el primer día del Estado de Alarma. "Nos preguntaron nuestras necesidades y los problemas. Les expusimos que íbamos a tener alguna sociedad que no podría seguir pagando el alquiler de su negocio y que necesitábamos que siguiera ejerciendo la actividad. Siempre les hemos manifestado que la empresa genera riqueza y es muy necesaria".

"Les facilitamos el acceso de forma gratuita a partir del 15 de junio al Vivero de Empresas", indicaba la alcaldesa Ana Belén Castejón. Aquellas mujeres que soliciten el uso de estas instalaciones, pasarán por una comisión que evaluará los requisitos y  valorará la realidad de esas mujeres afectadas por esta crisis que no pueden pagar el alquiler de sus negocios. "Podrán difrutar durante seis meses de este espacio. Se irá revisando semestralmente y una vez que estén aquí, las ayudas y herramientas de la ADLE estarán a sus disposición", añadía la alcaldesa, quien insistía en que "esta es su casa y les queremos ayudar a que tengan una segunda oportunidad. Les mandamos un mensaje de aliento para que sepan que aquí pueden tener su casas", añadía Castejón.

Añadía Castillo que las medidas que se solicitan para instalarse en el Vivero de Empresas son sencillas. "No hay burocracia y se puede ejecutar de forma rápida y se solventará de forma efectiva". Se solicitará el contrato de arrendamiento del local donde estaban y la acreditación de no poder pagarlo. Deberán presentar, además, la declaración de impuestos a efectos fiscales para demostrar esas pérdidas.

Subrayó que la crisis no deja de ser dura, porque se vuelva a la normalidad "pero hemos tenido al Ayuntamiento de Cartagena de nuestro lado y creo que, con superación y esfuerzo, lo podemos superar. Creo que es una oportunidad para seguir ejerciendo la actividad", destacaba la presidenta de Amep.

El perfil de la demandante puede ser tanto empresarial como profesional; actividades de formación y enseñanza se pueden ubicar en el Vivero de Empresas perfectamente, además de otras como abogados, logopedas, comercio online, etc... Las instalaciones dan posibilidad en un entorno accesible y cómodo. Una docena de empresarias ha pedido ya información para usar estas instalaciones.

Noticias relacionadas

next