Hoy es 25 de julio

jp morgan acaba de hacerse con más del 10% del capital de indra

La presión compradora foránea sobre las cotizadas españolas estratégicas reaviva la 'acción de oro'

Foto: Jesús Hellín / Europa Press
1/12/2023 - 

VALÈNCIA. Los paquetes accionariales que vienen adquiriendo de un tiempo a esta parte los grandes inversores internacionales de cotizadas estratégicas españolas están reavivando la llamada 'acción de oro' o 'golden share'. La misma que ya planteó -de forma provisional- recuperarla Pedro Sánchez en marzo de 2020, cuando el estallido de la pandemia provocó un auténtico desplome en las bolsas. Y, en el caso español, dejando a la vista precios de saldo en el parqué de las empresas nacionales, tal y como publicó entonces este diario.

"Hemos reformado la normativa sobre inversiones exteriores para impedir que empresas de países de fuera de la Unión Europea (UE) puedan hacerse con el control de entidades españolas en sectores estratégicos", anunciaba entonces el presidente del Ejecutivo ante el descalabro en bolsa por el coronavirus, que contemplaba no poder adquirir más de un 10% del capital social de las compañías españolas.

Hace casi tres meses, y tras la entrada de los saudíes de STC en el capital de Telefónica con casi el 10%, Sumar sugería limitar a un tope del 5% las inversiones extranjeras en empresas estratégicas del país. Ernest Urtasun, portavoz de la plataforma liderada por Yolanda Díaz, recordaba que de manera provisional está activado el escudo 'antiopas', con el que el Ejecutivo tiene que dar permiso a los inversores extracomunitarios que pretendan adquirir más del 10% de una empresa estratégica cotizada.

Pero antes de ayer, JP Morgan superó dicho porcentaje al tomar una participación del 10,58% en el capital de Indra. Toda una cotizada estratégica para los intereses del país donde el porcentaje solo lo supera la Sociedad Estatal de Participaciones Industriales (SEPI) con el 25,15%. Como también lo es Telefónica, que el pasado 5 de septiembre veía como los saudíes de STC se hacían con el 9,90% de la operadora española. Por su parte, el gigante mundial de la inversión BlackRock controla el 4,983% desde marzo de 2020, tal y como lo ha constatado este diario de la base de datos pública de la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

Las utilities, en el punto de mira extranjero

Pero la cosa no queda ahí porque hay está el caso de otra cotizada estratégica española como es Naturgy. Una empresa que bien conocen los australianos de IFM, que hace poco más de dos años fracasaron con su OPA parcial sobre la gasística. Lograron el 10,8% frente al 22,7% planteado, mientras a día de hoy controlan el 14%. De este modo son el tercer máximo accionista por detrás de CriteriaCaixa (26,708%) y CVC Capital Partners (20,410%), que por cierto sigue buscando comprador para dicho paquete. Por no hablar también de IAG, el holding aeronáutico que engloba a Iberia, British Airways (BA), Vueling, Aer Lingus y la marca Level, donde Qatar Airways Group controla el 25,14% desde febrero de 2020.

El capital catarí -pero en este caso a través del fondo soberano Qatar Investment Authority (QIA)- también está presente en otra cotizada española estratégica como es Iberdrola. Concretamente con el 8,694% desde enero de 2020 tras llegar a rozar el 10% en febrero de 2016; mientras también está presente en el capital de la eléctrica vasca la 'roca negra' con el 5,395% en su última comunicación a la CNMV fechada en julio de 2022. Otro accionista de referencia de la eléctrica es Norges Bank, con el 3,116% del capital desde julio de 2021.

Foto: Eduardo Parra - Europa Press

También BlackRock es accionista de referencia en Repsol -y el primero- con el 5,475% desde mayo de 2022, que supera al 4,981% de otro de los grandes como es Norges Bank. O lo que es lo mismo: el gestor del mayor fondo soberano del planeta como es el Fondo de Pensiones Global del Estado noruego o GPF como se le conoce por sus siglas.

Por último recordar el caso de Endesa, cuyo 70,10% está en manos de la italiana Enel -casi una cuarta parte de ella es del Estado transalpino- tras tomar la mayoría accionarial en 2009. La misma que en julio pasado declaró públicamente no tener intención alguna de vender Endesa "ni ahora, ni en el futuro".

¿Qué es la 'golden share'?

Pero, ¿por qué lo de la 'golden share' o 'acción de oro'? Se trata de mecanismo que concede ciertos derechos para poder controlar algunas decisiones de la sociedad vendida. Un dispositivo utilizado por los Estados para evitar que empresas estratégicas de un país pierdan la soberanía a manos de otras foráneas; y que estuvo muy de moda durante la primera época de José María Aznar al frente del Gobierno donde se privatizaron un buen número de empresas públicas. 

Un derecho de voto que nunca estuvo bien visto por la Comisión Europea y de hecho fue derogada por exigencia de Bruselas, amparándose en el principio de reciprocidad. Pero el Estado español utilizó la 'acción de oro' en cotizadas como Endesa, Iberia, Repsol, Tabacalera y Telefónica, por citar algunas... mientras cada vez está más cerca desempolvarla de verdad a la vista de los movimientos compradores de los grandes inversores institucionales del globo.

Noticias relacionadas

next