Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

La restricciones dan la puntilla a la movilidad en autobús en La Manga

18/11/2020 - 

CARTAGENA. Las restricciones a la movilidad han supuesto la puntilla a la posibilidad de desplazarse en autobús desde La Manga hacia los habituales destinos de Cartagena y Murcia. Si bien es cierto que ahora está prohibido el desplazamiento a la capital de la Región si no es por motivos justificados -traslado al centro de trabajo, traslado por motivos educativos, cuestiones sanitarias, cuidado de personas dependientes-, aquellas personas que tuvieran intención de desplazarse en autobús desde La Manga a Murcia lo tienen a día de hoy más complicado que nunca. El servicio que ofrecía hasta hace unas semanas Interbús se ha suspendido de forma temporal hasta que cese el actual estado de alarma.

"Vamos a peor con el transporte público", dice Pedro Sánchez, presidente de la Asociación de Vecinos Veneziola-La Manga norte, que desde el pasado mes de septiembre ha emprendido una batalla para tratar de que la comunicación -vía transporte público- con esta zona costera no se vea restringida tal y como viene sucediendo después del verano.

El colmo ha llegado con este nuevo varapalo que, si bien será temporal, no deja de mermar más si cabe a una población que se siente dejada por las administraciones. Lejos de poner soluciones, esgrimen los vecinos, utilizan la pandemia para justificar algunas de las decisiones adoptadas. Han reclamado en varios escritos al Ayuntamiento de San Javier para que intermedie con la empresa Alsa y restituyan el servicio de autobús La Manga-Cartagena. Sus reclamaciones, desde el pasado mes de septiembre, siguen sin encontrar una solución. Recordemos que la frecuencia es de 90 minutos cada autobús; se interrumpe el servicio de tres y media a seis, y finaliza a las siete y media. Los vecinos han vuelto a solicitar una reunión con el alcalde pedáneo para tratar problema del transporte. "A ver qué nos dice", se lamenta Sánchez.

La empresa concesionaria del servicio de autocar y el ayuntamiento costero han negociado nuevos servicios y el presupuesto que ésto supone, pero desde Alsa aún no han concretado ni parece que lo vayan a hacer por ahora, que los desplazamientos son menores y, por tanto, las pérdidas mayores para la firma.

next