Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

EMPLEO

La Comunidad lanza una línea de ayudas de hasta 9.000 euros para la contratación de parados

19/07/2020 - 

MURCIA. La consejería de Empleo, Investigación y Universidades, a través del Servicio de Empleo y Formación (SEF), ha lanzado un nuevo paquete de ayudas de entre 3.000 y 9.000 euros para las pymes y autónomos de la región de Murcia que firmen un contrato indefinido a desempleados de diversos colectivos.

Estas subvenciones, cuya dotación asciende a 1.568.000 euros en total, tienen el doble objetivo de facilitar una oportunidad laboral estable a grupos de parados con dificultades de acceso al empleo, y hacer atractivas a la vez las incorporaciones de personal para las empresas.

El plazo para solicitar estos apoyos económicos está abierto hasta el 30 de septiembre, y debe formalizarse a través de la sede electrónica de la Comunidad (sede.carm.es).

Como requisito, dichas solicitudes deben presentarse dentro del periodo de 15 días a contar desde de la fecha de alta en Seguridad Social del trabajador contratado, es decir, desde la fecha de inicio de la relación laboral.

Los colectivos de desempleados cuya contratación fija está primada por el SEF son los jóvenes menores de 30 años, parados de larga duración, madres de niños menores de cuatro años, personas en situación o riesgo de exclusión social, víctimas del terrorismo y mujeres víctimas de violencia de género.

Las ayudas alcanzan su mayor cuantía en el caso de que se trate de un contrato fijo a tiempo completo, mientras que si la modalidad es a tiempo parcial (al menos el 50% de la jornada), el apoyo económico se reduce a la mitad. Así, por ejemplo, el SEF ofrece 3.000 euros a la empresa que haga un contrato fijo a tiempo parcial a un joven menor de 30 años que se encuentre sin empleo, pero la suma asciende hasta los 6.000 euros si el contrato es a tiempo completo.

En el caso de personas en situación o riesgo de exclusión social, víctimas del terrorismo y mujeres víctimas de violencia de género, la máxima ayuda en caso de contrato a tiempo completo es de 7.500 euros, y por incorporar a una mujer que sea madre de un menor de cuatro años, la cifra llega hasta los 8.500 euros.

Igualmente, la contratación de un joven menor de 30 años que esté desempleado e inscrito en Garantía Juvenil cuenta con un apoyo económico de hasta 6.000 euros, que se elevan hasta los 7.500 euros si el joven es titulado universitario y el contrato se realiza para tareas relacionadas con esa titulación.

Por lo que respecta a parados de larga duración, las ayudas a las empresas están graduadas en función del periodo acumulado en desempleo, y también de la edad y características del contratado. La mayor ayuda dentro de este programa se concede por la contratación de parados de larga duración mayores de 45 años que tengan cargas familiares (9.000 euros si es a tiempo completo).

El consejero de Empleo, Investigación y Universidades, Miguel Motas, ha destacado que "esta medida va a beneficiar a personas que lo tienen especialmente difícil para acceder a un puesto de trabajo estable". 

"El escenario es complicado, pero con estos incentivos económicos queremos facilitar que las empresas tomen la decisión de apostar por ellos", ha añadido.

Esta iniciativa se suma a la ayuda de hasta 6.000 euros que el SEF concede también hasta el 30 de septiembre a empresas y autónomos que conviertan en indefinido un contrato formativo de uno de sus trabajadores. Si el nuevo contrato fijo es a tiempo parcial (al menos el 50 por ciento de la jornada laboral), la subvención es de 3.000 euros, pero alcanza los 6.000 euros cuando la nueva relación laboral es a tiempo completo.

Con esta medida, que cuenta con una dotación de casi 1,1 millones de euros, se busca la estabilización del empleo de titulares tanto de contratos de formación y aprendizaje como de contratos en prácticas, ambos temporales. Son los jóvenes los que mayoritariamente firman este tipo de contratos con las empresas, y por tanto se trata del colectivo más beneficiado por este incentivo. 

Noticias relacionadas

next