Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

comité de seguimiento

La Comunidad endurece las restricciones ante el preocupante repunte de la curva

21/07/2020 - 

MURCIA. Más de 150 casos activos y la presencia de cuatro brotes llevan al Gobierno regional a tomar decisiones contundentes: los locales de ocio nocturno no podrán abrir salvo que dispongan de espacios abiertos al aire libre. Las visitas a las residencias de Murcia, Cieza y Totana -los tres municipios afectados por los rebrotes- quedan suspendidas por precaución y los familiares sólo podrán contactar con los residentes por teléfono o por videconferencia. Los centros de día de Cieza y Totana también se cerrarán de forma temporal. Y, por último, las reuniones, ya sean personales, sociales o profesionales, no podrán superar un tope de quince personas.

"La situación epidemiológica es preocupante", reconocía sin ambages el consejero de Salud, Manuel Villegas, después de la reunión del Comité de seguimiento de la covid-19. "Estamos en un momento crucial en la lucha contra la pandemia", subrayó Villegas. En juego está "deshacer lo andado hasta ahora", tras meses de incidencia controlada y bajo mínimos en la Comunidad. La situación ha cambiado en la Región: la curva, aplanada desde que alcanzara su pico en abril, ha vuelto a crecer en los últimos días. La transmisión del virus es comunitaria, ya no son sólo casos importados.

La incidencia del virus recupera niveles que no se veían desde hace dos meses. Los más de 150 casos activos se asemejan a las cifras del 31 de mayo, cuando se recontaban 161 murcianos afectados. Los positivos se han disparado en una semana: desde los 88 infectados contabilizados el pasado lunes, 13 de julio, a los 158 registrados este domingo, 19 de julio.

El Gobierno regional ya avisó de que tomaría las medidas en función de la velocidad de crecimiento de los brotes y en función del peligro para contagiar a la población. Todavía no ha ordenado un confinamiento de ningún núcleo poblacional, pero sí ha decretado hasta ahora el cierre de cinco discotecas -cuatro en Murcia y otra en Totana- así como la suspensión de una empresa hortofrutícola en la pedanía murciana de El Raal. El ocio nocturno, recalcó Villegas, es una de las actividades que más peligro entraña, tanto en España como en la Región. 

A ello se une el comportamiento incorrecto "de unos pocos", como así apuntó el consejero. "Debemos combatir la actitud inadmisible de algunas personas, pocas, que nos ponen en peligro a todos", reprendió. Villegas lamentó "la cierta laxitud de algunas personas a la hora de mantener las medidas de seguridad" y criticó "el lamentable ejemplo de algunos locales nocturnos".

Noticias relacionadas

next